Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El saber hacer de los artesanos

Nuestro trabajo solo puede consistir en preparar la convergencia en lo común, para una época en armonía.

Barquitos de Pionono. Foto de Ampliar foto
Barquitos de Pionono. Foto de
Bonares (Huelva) / Olivares (Sevilla)

Mayalen Piqueras (profesora): “Desde hace tres años formo parte de un colectivo docente (EnModoArte) de la especialidad de Dibujo en la provincia de Sevilla, unidos por la labor que desplegamos en la educación artística de nuestro alumnado.

El colectivo, y hoy ya asociación, lo formamos profesores y profesoras de diez centros, que trabajamos en proyectos anuales con un tema que funciona como hilo conductor. El propósito es dar visibilidad a lo que estudiantes y profesores hacemos en el día a día y en cada una de las materias plásticas; tanto en el aula como fuera de ella y del centro. A nuestro juicio, este esfuerzo ‘común’ por compartir un interés profesional y una concepción del valor educativo de las artes, es una forma de dignificar su enseñanza.”

La educación artística, por su configuración y propósito, permite hacernos conscientes de la posibilidad de trasformación del entorno; seguramente, por la oportunidad que ofrece de generar escenarios de aprendizaje reflexivos y propositivos, al modo de como lo hacen los artesanos.

Las artes y su aprendizaje permiten abordar proyectos colectivos ambiciosos con el impulso de muchos y el recurso a diversas competencias, habilidades, procedimientos, técnicas de expresión y comunicación, herramientas tecnológicas, disciplinas como el dibujo, la pintura, la escultura, el modelado... La culminación es una obra plena con sentido y finalidad comunicativa. Esta posibilidad orienta la contribución de todos y cada uno de los segmentos, pequeñas piezas... de creación individual y suscita en el aprendiz la reflexión, el diálogo y la acción trasformadora. Una enorme energía educadora.

La viabilidad de este tipo de pretensiones la encontramos, en muchas prácticas docentes y, en este caso, en la enseñanza de las artes plásticas desplegada por Mayalen Piqueras, profesora en el Departamento de Dibujo del Instituto Público de Educación Secundaria “Heliche” de Olivares (Sevilla).

En la entrada anterior pudimos conocer algunos de los proyectos de Mayalen, como: ‘Un nido para soñar’, ‘Tu derecho a la ventana, tu deber del árbol’, ‘El continental: Un restaurante multicultural’, ‘Sonidos del bosque’, ‘Distintos siglos, similares problemas’... que sirven como ilustración del comentado potencial educativo. En todos ellos se muestra cómo conseguir, con el lenguaje plástico, el enunciado ‘común’ de ideas y acciones necesarias para transformar el entorno.

Es precisamente esa posibilidad de convergencia en lo ‘común’, la que le otorga mucho sentido al aprendizaje de las artes plásticas y su inclusión decidida en los currículos escolares. En un ambiente de aprendizaje artístico es posible conseguir la colaboración de cada estudiante con el resto, confeccionando, montando... una obra final en diálogo crítico con los valores y comportamientos más asentados de una determinada realidad social y cultural.

"Cocinar con arte, el arte de cocinar, arte en la cocina, o… clase de arte en la cocina. Yo lo veo muy integrado en mi currículo ¿Y tú?...”

En esta entrada, queremos concretar más, desmenuzar el proceso de aprendizaje y creación plástica que promueve Mayalen en sus clases. Analizamos la descripción que hace de uno de sus proyectos, seleccionado por la singularidad de los materiales que emplea (ingredientes culinarios), la vinculación de las familias y la definición de sentimientos de pertenencia, de comunidad, en torno a determinadas ideas y producciones con valor comunicativo. Estudiantes, profesorado y familias se identifican con la tarea y el propósito de elaborar “Un libro de recetas con arte”.

La potencialidad de aprendizaje de las disciplinas artísticas se hace realidad con el diseño de escenarios alternativos de enseñanza que suponen cambios pedagógicos relevantes. En estos nuevos ambientes, lo que aprende cada estudiante es recogido en notas en su cuaderno de clase y se somete a valoración pública mediante la obra creada; ya no son ‘imprescindibles’ los exámenes. Quien guía la tarea ya no es, de manera irreemplazable, el libro de texto, sino el dialogo con la profesora, el Blog de aula de Mayalen, y el intercambio con el resto de los colegas de la clase. En estas condiciones, el conocimiento y dominio artesanal de las técnicas plásticas y de sus propósitos de transformación de la realidad cultural y social pasan a convertirse en el centro del aprendizaje.

Todo empezó en el curso 2014/15, en otro de los Institutos públicos donde Mayalen estuvo destinada como profesora de Dibujo, el IES ‘Catedrático Pulido Rubio’ de Bonares (Huelva). Mayalen, quería ser respetuosa con el currículo oficial de primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y trabajar contenidos propios de la asignatura de Educación Plástica, Visual y Audiovisual (la geometría plana y el color, entre otros). Era evidente, sin embargo, que podrían abordarse de distintas maneras y nuestra profesora se decidió por trabajarlos ‘en modo mestizaje’; es decir transversalmente, junto a otros conocimientos adquiridos, más contextuales, y no tanto de la materia. No quería olvidarse, tampoco, de componentes emocionales como la motivación, la diversión —el placer por aprender—, el trabajo en grupo, la participación de la comunidad escolar y de manera especial de las familias, la colaboración del resto de los profesores y estudiantes del instituto y de otros centros, e incluso de los vecinos y vecinas del pueblo de ‘Bonares’.

Mayalen: “Entre los contenidos de primero de ESO se recoge el trabajo con los trazados geométricos fundamentales de paralelas y perpendiculares, mediatriz, bisectriz y Teorema de Tales, círculos y circunferencias, con el uso del compás, rotular los trazados... También se contemplan otros contenidos, como las transformaciones geométricas de giro, simetría, traslación... Era muy consciente de que todos estos trazados son necesarios para abordar el trabajo de creación de imágenes ‘Op Art'.

Habitualmente, los citados contenidos se trabajan con las típicas láminas de dibujo técnico. Realizando únicamente los trazados de manera abstracta, sin pretender finalidad artístico-comunicativa; cuando sabemos que cualquier artista, y su aprendiz de la misma manera, utiliza estos trazados abstractos para crear su obra.

Otro de los contenidos que deben ser abordados es el color. Los estudiantes necesitan aprender a utilizar colores primarios para conseguir mezclas y otros secundarios. Saber qué son los colores complementarios y para qué se usan. Saber trabajar con el color (luces y sombras con un tono). Las obras de arte óptico juegan con el contraste de complementarios y crean sensaciones de cansancio al ojo humano, que producen la ilusión de movimiento, con contrastes fuertes de luces y sombras. Lo mismo sucede con los degradados de color, que con demasiada frecuencia se trabajan también sobre láminas.

"La honestidad con lo real es la virtud que define la fuerza material de un arte implicado en su tiempo." 

Marina Garcés, Un mundo común

El uso de los diferentes materiales es otro de los contenidos. Las técnicas al agua de los acrílicos, las mezclas de colores, el uso del pincel para realizar trazados, el perfilado con rotuladores calibrados… En los emplatados con arte se trabajan desde los bocetos; así como la composición. La distribución de los objetos para conseguir un resultado armónico, que se puede trabajar con una obra pictórica, una escultura, en el espacio real o, como nosotros, con la comida en el soporte del plato. La creatividad, la no copia, siempre como herramienta, en la búsqueda de nuevas combinaciones personales, impregnando todo el proceso.”

Después de años de trabajo en el IES ‘Catedrático Pulido Rubio’, en la misma localidad, no es difícil de entender la idea de publicar un libro de recetas artísticas, propias del condado de Huelva; en donde contemplar, además, recetas enviadas por chicos y chicas de institutos de toda España y del ‘Mundo’. La posibilidad que el proyecto ofrecía para comprender el entorno y actuar consecuentemente, suponía para Mayalen un componente educativo inexcusable.

Cartel de la exposición: ‘El arte desarrolla el sentido del gusto’ ampliar foto
Cartel de la exposición: ‘El arte desarrolla el sentido del gusto’
Publicar un libro de recetas con arte requiere todo tipo de aprendizajes: dibujar, pintar, redactar, escribir textos en inglés (al participar el instituto en un programa de educación bilingüe), trabajar con el ordenador, investigar en la red, utilizar cámaras de fotos, el móvil; además de aprender todos a cocinar los platos elegidos, realizar tutoriales, exponer el trabajo fuera del aula, publicarlo on-line y difundirlo en formato blog.

Como en el resto de proyectos, Mayalen publicó la ‘Hoja de ruta’ en una de las entradas de su blog. Hacía referencia a la secuencia de actividades para... ‘El diseño de portadas y fondo de páginas con estilo ‘Op Art’, ‘La confección del recetario’, ‘Las clases de cocina y degustación’, ‘La publicación del blog de cocina’, ‘La ampliación a las recetas del mundo’ y ‘La publicación del libro de recetas’.

De esta manera, se enfrentaban con bastante incertidumbre a un nuevo trabajo colectivo espectacular. No conocían el camino por el que transitar y ni el tiempo que les podía llevar. Sin embargo, era un proyecto bien organizado, sustentado en la aceptación del centro y de las familias, y conectado con el currículo oficial; les parecía plausible. Era difícil pero posible.

Los docentes de enseñanzas artísticas saben muy bien que para este tipo de proyectos no es funcional pensar en tareas de corto recorrido, estrechas miras y pequeños alcances... Lo valioso es construir un buen relato a base de proyectos a medio y largo plazo, que posibilitan la reflexión y el diálogo con los objetos, con los iguales y con los adultos. Proyectos con cierto recorrido que despiertan el deseo de aprender y dominar técnicas plásticas, que conciencian del valor comunicativo de la estética, en línea con los nuevos significados del arte contemporáneo.

¿Estas enfadado? Siéntate aquí y lo hablamos. Proyecto: ‘Espacio dispensador de felicidad’ ampliar foto
¿Estas enfadado? Siéntate aquí y lo hablamos. Proyecto: ‘Espacio dispensador de felicidad’

Exposición. Colectivo EnModoArte del que participa Mayalen Piqueras

Las actividades y producciones no tenían que seguir un orden lineal, podían trabajarse en distritos escenarios y en distintos momentos. Algunas se abordaron en la clase de educación plástica, otras en el aula de dibujo, otras en casa y muchas otras tuvieron que realizarlas en espacios y escenarios como la cafetería/bar del Instituto, el ‘Hall’ de entrada...

Comenzaron el proyecto con el estudio del estilo ‘Op Art, que les permitiría personalizar el diseño de recetas y del propio libro. En clases teóricas estudiaron las características de este movimiento cultural, y se enfrentaron a diferentes plantillas de arte óptico, tomando notas en el cuaderno sobre su elaboración. Continuaron realizando bocetos, diseñando obras de arte óptico originales, no copiadas, mezclando distintos elementos para tratar de componer un mensaje personal. El boceto que más gustara en clase se elaboraría en cartón, como obra definitiva, y se terminaría en pintura acrílica.

En este tipo de educación artística carece de sentido la copia de las creaciones de otros. Serán, sin embargo, magnificas fuentes de inspiración para crear nuevos proyectos impregnados de percepciones, sentimientos y aspiraciones propias y del entono. Desde esta posición, estaremos en mejores condiciones para abordar lo complejo de manera sencilla y viable, frente a la práctica más habitual de la mera simplificación de la complejidad.

Arte óptico. Producciones de estudiantes de 1º de ESO ampliar foto
Arte óptico. Producciones de estudiantes de 1º de ESO
Mayalen Piqueras: “La verdad es que no tengo palabras para expresar lo sorprendida, feliz, encantada, orgullosa, que me siento hoy de mis alumnos de primero de ESO.

Hoy ha sido el día de entrega de los trabajos de arte óptico (...) De repente me viene a la cabeza un comentario que hice, en el grupo que tenemos de profesores de dibujo en Facebook, cuando comencé este trabajo con los chicos. De alguna manera, me arrepentía de haberme metido en este "enbolao" con estudiantes que llegan del colegio con pocas nociones sobre técnicas al agua, composiciones abstractas matemáticas, trazados geométricos, etc. Al empezar el trabajo, me di cuenta de lo difícil que iba a ser crear con interés artístico.

Ha costado. Las más de las veces mis sufridos alumnos me miraban con carillas afligidas ante su incapacidad de comprender bien las instrucciones. Han sucedido anécdotas graciosas, que he contado en los cafés de profesores, haciendo referencia a las broncas que he tenido con mis sufridos adolescentes. Pero hoy, ante estos trabajos, me he quedado ‘patidifusa’. De verdad, son ¡Espectaculares!

Hay días que son mis compañeros profesores los que me animan a continuar en mi labor como docente, pero hoy tengo el honor de decir que sois vosotros (los estudiantes) los que me habéis dado la gasolina. Hoy estoy super feliz.” (Mayalen Piqueras, Arte óptico espectacular)

El siguiente paso consistía en elaborar el recetario. Tenían que elegir una receta. Cada uno aportaba la suya para el libro, ilustrada con su imagen de ‘Op Art. Tenían que preguntar en casa a sus padres, a las abuelas... y traer a clase el texto de la receta para maquetarla en un procesador de textos, utilizando una misma plantilla.

Algunas de esas recetas las cocinamos en el centro. Aprendimos a cocinar y grabar tutoriales para subir a nuestro blog del libro de recetas. Tenían que ser creativos y sus propuestas sustentadas en documentación sugerida por Mayalen en una de las entradas de su blog. También necesitaban indagar en las propuestas de artistas que trabajaran con ingredientes culinarios y de grandes chefs... Al final tenían que preparar un emplatado artístico.


Días glotones. Producciones de estudiantes de 1º de ESO ampliar foto
Días glotones. Producciones de estudiantes de 1º de ESO
Los estudiantes que no pudieron cocinar la receta en el instituto lo hicieron en casa, confeccionando el consiguiente emplatado y grabando para hacer el tutorial; contaban con las instrucciones y el ejemplo de lo realizado en clase.

Las sesiones de cocina y degustación en el centro fueron — según cuenta Mayalen— sorprendentes. La cafetería/bar del Instituto les servía de cocina, utilizaron el horario de dibujo para el cocinado... Antes y después de cada sesión atendían a las madres y abuelas que portaban ingredientes y herramientas de cocina. Al final de la mañana, se quedaban para hacer una cata de todo lo preparado. “Fue agotador pero maravilloso. El centro estaba revolucionado. Estudiantes y profesores se asomaban, entre horas. a la cafetería/bar, para saber qué pasaba”. (Mayalen)

Cocinando en el Instituto | MAYALEN PIQUERASCocinando en el Instituto | MAYALEN PIQUERAS

Participaron con la profesora de Dibujo Ángeles Saura en el proyecto Enredadas, recibiendo recetas de muchos lugares. Con todo el material organizaron una exposición, en un espacio facilitado por el Ayuntamiento que financió, además, la cartelería, las invitaciones... y les ayudó con el montaje. Se hizo una inauguración por todo lo alto, según cuenta Mayalen. Acudieron familias, profesores, estudiantes y vecinos. Proyectaron un vídeo con todo lo realizado y lo celebraron con ricos postres. Habían dispuesto una barra de degustación, donde alumnos voluntarios asumieron la tarea de camareros.

Invitación de la exposición: El arte desarrolla el sentido del gusto | MAYALEN PIQUERASInvitación de la exposición | MAYALEN PIQUERAS

Mayalen Piqueras
: “Siempre recordaré ese día, con todos los chicos y chicas felices y orgullosos de ver lo que habían conseguido. Creo que para las familias fue también una experiencia muy gratificante, como luego tuve ocasión de comprobar en mi labor docente.”

Publicaron el blog de las recetas con arte, aunque no llegaron a editar el libro digital. “Llegó el verano y había que descansar, pero creo que cumplimos con holgura los objetivos que nos habíamos propuesto”.

El docente, en este entorno, se comporta como un profesional con experiencia, con conocimiento técnico y pedagógico, portador de valores y con una actitud de colaboración y acompañamiento a los procesos de creación. Este profesorado procura que sus estudiantes sean conscientes de la obra que crean, suministra claves y técnicas y facilita el diálogo y el acuerdo. Un educador que propicia la autonomía del aprendiz y le forma en el dominio del lenguaje y las técnicas plásticas como herramientas de comprensión de su realidad para transformarla. Su objetivo no es la formalización académica de un conocimiento —por otra parte, fuertemente vivencial y profundamente expresivo y comunicativo— sino conseguir que el estudiante experimente el placer de crear, en colaboración, una obra plástica promotora de compromiso y desarrollo humano.

Mayalen Piqueras: “Cuando alguien entra en clase buscándome le es difícil encontrarme, ando en alguna mesa ayudando, por los suelos... o sobre algún mueble. Muchas veces entre col y col voy grabando lo que hacemos y registrando los procesos. Muchas veces se me ve en los tutoriales y vídeos que monto, porque dejo mi Tablet o la cámara a algún estudiante para colaborar en el trabajo.

"No soy objetivo, sólo pretendo ser honesto. Por eso entro en escena…"

Joe Sacco, en 'El País', 25/10/2009

Los alumnos siempre dicen de mí que soy exigente, yo digo también que soy pesada, y es que no me conformo con la primera solución. Siempre busco la manera de que el estudiante encuentre la mejor versión de sí mismo. Esto se comprueba leyendo sus respuestas a los cuestionarios que les paso todos los años. De la misma manera que dicen que soy exigente, valoran que sus trabajos han sido mejores, gracias a que no les dejé hacer lo primero que se les ocurrió.

Por eso trabajo siempre con bocetos. La mayor parte de las veces son simples papelotes llenos de textos o esquemas. En esos bocetos es donde les voy ayudando, buscando ideas, abriendo puertas, pidiendo que investiguen en un autor u otro que pueda adaptarse a lo que van buscando. Intento no darles una solución, sino que la encuentren. Les voy poniendo como... pistas. Muchas veces la idea principal es mía, lo reconozco, pero no sólo mía. Y este proceso creativo se trabaja en clase; sólo se terminan los trabajos en casa cuando ya están casi listos y las ideas se han hablado, cuando lo que necesitan es un poco de tranquilidad para abordar el trabajo, o un material que falta.”

Esta concepción supone un cambio fundamental para la enseñanza de las artes plásticas. Pasan de los objetos ‘bonitos’ a los proyectos reflexivos e ‘incómodos’, con pretensión de verdad y lleva consigo concienciar y encender el deseo de crear y definir entornos con ética y estética, acogedores de lo diferente, opuestos a la exaltación de lo idéntico, a lo presentado como único, igual a nosotros, lo homogéneo, lo mío y de los míos.

La referencia a lo colectivo integrado en el entorno y con un propósito de movilización es realmente importante en la enseñanza de Mayalen. El pasado mes de abril de 2018, diez centros de Educación Secundaria decidieron participar en la exposición NaturARTmente, organizada en el centro cívico ‘Las Sirenas’ de Sevilla. Estaba inspirada en la Naturaleza, y las obra presentadas mostraban su amor y cuidado por lo que nos aporta. Se instalaron nidos fantásticos colgantes que crearon una constelación asombrosa sobre sus cabezas. Surgieron propuestas imaginativas y sorprendentes, como una instalación-telaraña que conmemoraba los 20 años de existencia del edificio, como centro cívico; invitaban a los visitantes a dejar sus deseos y sueños en forma de mensajes en los capullos colocados para ello.

La imagen siguiente muestra a estudiantes de ESO del IES ‘Heliche’, posando delante de una de sus obras, presentada a la citada exposición NaturARTmente, como resultado del proyecto ’Sonidos en el bosque’.

Estudiantes del IES ‘Heliche’ en la exposición: NaturARTmente | MAYALEN PIQUERASEn la exposición: NaturARTmente | MAYALEN PIQUERAS

(*) Mayalen Piqueras Calero es Doctora en Bellas Artes, bloguera y profesora de educación secundaria en el departamento de dibujo del IES ‘Heliche’ de Olivares (Sevilla), donde imparte materias como: Educación Plástica, Visual y Audiovisual, Dibujo técnico, cerámica, o diseño por ordenador. Desde la creación de su blog en el 2008 se ha preocupado de ir recogiendo y agrupando por categorías todas las herramientas y utilidades que ha ido encontrando en la red, relacionadas con estas materias y con otros contenidos que considera útiles para la enseñanza de las artes. Continúa su actividad investigadora, comenzada en la universidad, participando activamente en grupos de trabajo, congresos, grupos de investigación o colaborando en distintos medios de divulgación y formación educativa.

(**) Queremos manifestar nuestro agradecimiento a la comunidad educativa de los IES ‘Heliche’ de Olivares (Sevilla) y ‘Catedrático Pulido’ en Bonares (Huelva) por la acogida y el apoyo a este tipo de iniciativas educativas innovadoras.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información