Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué sábanas son las mejores para dormir, según tu temperatura corporal

Un sueño reparador para muchos es eso, un sueño, pero que a veces se puede hacer realidad si se apende a elegir las sábanas adecuadas. El diseño de los tejidos tiene mucho que decir sobre el descanso

Elegir las sábanas perfectas para la cama no es solo una cuestión de diseño estético, sino también de fibras. De si eres de los que saca el pie en mitad de la noche o de los que se levantan en plena madrugada en busca de otra manta. La mejor ropa de cama del mercado puede no ser la mejor opción para ti. Sabemos que las fibras naturales transpiran mejor, pero no importa el dinero que te dejes en ellas: la gama es tan amplia que es fácil acabar con un mal compañero de noche.

Esto es lo que hemos aprendido de las recomendaciones de los fabricantes y que puede ayudarte a dormir de un tirón, ya seas de los que dan la vuelta a la almohada en busca del lado fresquito o si permaneces ovillado toda la noche bajo una pila de mantas.

Si eres un horno de inducción: sábanas de percal

Cuando te enfrentas al estante de sábanas de algodón, las dos opciones más frecuentes son percal y satén. El percal no es un material sino una técnica de tejido de alta calidad, que se puede encontrar en 100% algodón o mezclado con poliéster o con lino. Con ella, se consigue un patrón muy ajustado que hace además que el tejido dure más que otros. Concretamente, se teje alternando los puntos al derecho y al revés, de modo que permiten que corra el aire. Suelen ser las que usan en los hoteles: frescas y crujientes como una camisa Oxford recién planchada.

sabanas calor
Juego de cama Braisl Birds, de Claire Leina para Habitat, en algodón percal, con dibujos de acaballaderos, tucanes y papagayos. Desde 48,30 euros.

Si pasas la noche como una estatua para no pisar el lado frío: sábanas de satén

El satén, a diferencia del percal, se teje con cuatro puntos del derecho y uno del revés, lo que le aporta un tacto más afelpado, siguiendo con el símil de la ropa, como el de tu camiseta de algodón favorita.

sabanas frio
Sábanas de algodón satén, 100% de algodón egipcio de 300 hilos, de Lugano Bassols, en El Corte Inglés (127,20 euros). |

El brillo sedoso de las sábanas de satén puede hacernos creer que son la mejor opción para quenes pasan calor por la noche, pero es exactamnete al revés. El tejido es más apretado, lo que hace que guarde mejor el calor. Además, aporta una sensación agradable y se arruga menos que el percal.

Si tu frase es "Winter is coming": sábanas de franela

La franela es un tejido suave y con capacidad aislante, por lo que tradicionalmente se ha utilizado para hacer ropa de abrigo. De hecho, fue un tejido popular entre los agricultores y leñadores o las personas que trabajjaban al aire libre en los siglos XIX y XX, aunque originalmente se hacía de lana y ahora podemos encontrarla de algodón o de materiales sintéticos. Suena perfecto para dormir como si se el corderito de Norit se hubiera metido en tu cama.

sabanas frio
Juego de cama de Zara Home, en franela lisa de 170 gr/m2, 75% algodón. Desde 19,99 hasta 35,99 euros, según el tamaño. |

Las sábanas de franela tienen además algo más de gramaje (gramos por metro cuadrado) que las anteriores, perfecto si pasas de mantas ultrapesadas y prefieres en cambio una sábana más sólida. Eso sí, conviene invertir en unas de calidad pues en cuanto a este material hay de todo en la viña de la ropa de hogar, y en pocos lavados puede sacar pelotitas o hacer que te despiertes envuelto en sudores fríos si no ofrece la transpiración adecuada.

Si no te identificas con ninguno, hay otras opciones

Ni frío ni caliente es una opción posible. También, que tus preferencias cambien según la estación. En ese caso lo de invertir en distintas calidades de tejidosegún la temperatura exterior no tiene por qué ser la solución. Hay materiales que hacen de termorregulador huyendo de los extremos.

Lo primero que debes hacer es mirar el termostato. La mayoría de nosotros mantenemos la casa a una temperatura reglar de 21 grados a lo largo del año, aunque por la noche apaguemos la calefacción o el aire acondicionado.

elegir sabanas
Funda nórdica (Desde 97,30 euros, según tamaño), bajera (48,30) y almohadón (17,50) de lino color mostaza de Hábitat. |

Las sábanas de lino son una alternativa flexible. Aunque es un material que se asocia al verano, sus fibras huecas le dan una capacidad natural para absorber la humedad del aire y liberarla de nuevo a medida que los niveles de humedad cambian, así que te mantiene fresco en verano y conserva el calor en invierno. Además, puede resistir décadas sin perder calidad.

Ahora solo falta que hagan juegos de sábanas mitad y mitad para parejas intergraduales.

Más información