Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bibiana Fernández, agobiada por Hacienda pese a haber vendido todas sus propiedades

La actriz, que fue icono de los años de la Movida madrileña. afirma: "Llevo 10 años, pagué de sanciones y multa más del 150% de la deuda. Este día de la marmota me va a enloquecer".

Bibiana Fernández, durante los premios ICON 2018.
Bibiana Fernández, durante los premios ICON 2018. CORDON PRESS

En septiembre de 2017 las noticias sobre los apuros económicos de Bibiana Fernández a causa de sus deudas con Hacienda, parecieron amainar y dar una tregua a la artista. Ella lejos de mostrar su pesar por tener que vender sus propiedades para liquidar su deuda con el fisco, parecía mirar al futuro con confianza y optimismo. En agosto de ese año se conoció que había vendido su casa en la localidad madrileña de Boadilla del Monte por unos 500.000 euros, y unos meses después que había conseguido alrededor de 170.000 euros más liquidando dos pisos que tenía en Málaga y Marbella.

La amiga y musa del director Pedro Almodóvar se trasladó a un piso de alquiler situado en el centro de Madrid y lo contó ella misma a través de sus redes sociales. Por el mismo medio se supo que la que había sido su casa la habían adquirido sus grandes amigos Alaska y Mario Vaquerizo. Frente a la opinión pública, el tema parecía cerrado y el habitual optimismo de la actriz y colaboradora televisiva despejó cualquier duda sobre su futuro. Los problemas económicos estaban cerrados.

Sin embargo, un texto publicado en su cuenta de Instagram este lunes volvió a activar las alarmas. Junto a una sonriente imagen de Bibiana Fernández junto a su desaparecido amigo, el diseñador David Delfín, la actriz recordaba la causa de sus apuros económicos: “Sí, hijo sí, entre las cajas también apareciste Tú. Hoy tengo desasosiego, Hacienda me lo quitó todo, y juro por dios que si era lo justo no hay lamento, pero ¿tiene el Estado derecho a quitarte la ilusión? No tengo respuesta, los bancos sí. Puede que sea inmoral, pero la ley les ampara. Pero lo del Estado no lo tengo claro. Pero lo del Estado no lo tengo claro. Ya ves, ni en medio del sosiego halló la calma #davidelfinforever🐬. Posdata: solo hay algo peor que Hacienda, los imbéciles”.

En ese escrito lanzado al viento para desahogarse con su amigo desaparecido hay recuerdos, trazos de una mudanza que parece no haber acabado año y medio después, y un atisbo de desazón. Porque Bibiana Fernández, que el próximo día 13 cumplirá 65 años, ha desvelado la verdadera situación económica en la que se encuentra respondiendo a los comentarios de sus seguidores en Instagram. Una de ellas le decía: “Hay que pagar lo justo y si encima hay voluntad por parte del contribuyente, hay que llegar a acuerdos”. La respuesta de Bibiana –acompañada de un emoticono de manos rezando– es reveladora: “Gracias, alguien que entiende, que se trata de eso, de encontrar la solución”. Otro le recordaban que su situación es el resultado de no pagar lo que se debe y ella responde: “Que no, que parte no entiendes de no poder hacer frente a una deuda y que las multas e intereses alcancen un montante mayor”.

En otra de sus respuestas la que fue musa de la movida madrileña de los años ochenta da más pistas sobre el tiempo que lleva batallando con Hacienda y su deuda: “Este tema me tiene quemada. Llevo 10 años, pagué de sanciones y multa más del 150% de la deuda y solo quiero llegar a un lugar, un acuerdo, lo que sea”. Y continúa en otra de sus respuestas: “No me quejo de pagar, me quejo de intereses del 20% cuando no puedes afrontar la deuda (…) y de pagar más de sanciones e intereses que de deuda, el resto es normal”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Bibiana Fernandez (@thedevilisawoman) el

En otro de sus comentarios resume su angustia: “No hablo de dinero, hablo de paz, hablo de si está bien llevado, hablo de que si tengo deuda se pagará, pero tendremos que encontrar una fórmula para no ahogarme ¿no?”. “Yo no quiero dinero”, explica a otro de sus seguidores, “quiero salud, quiero trabajo, ilusión, voy a cumplir 65 castañas este mes y me parece un desafío volver a empezar y buscar alicientes buenos, otros retos, pero por Dios, un final, el que sea, pero este día de la marmota me va a enloquecer”.

Una situación que vuelve a poner sobre la palestra los apuros económicos que pasa la actriz, que insiste una y otra vez que no debate que debe pagar pero que si no puede, “tendría que haber una pauta de forma que estés dentro de la ley y que esta no te ahogue”.

Todas las explicaciones que ha ido desgranando Bibiana Fernández han provocado cientos de muestras de apoyo de amigos y seguidores, pero también algunas respuestas contundentes referidas a que no se encontraría en esta situación si hubiese abonado los impuestos que le correspondía en su momento.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >