Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juzgado saca a subasta la casa de Toño Sanchís, exrepresentante de Belén Esteban

La Justicia ha ordenado la medida para que haga frente a la deuda de más de 465.000 euros que todavía tiene con la colaboradora de Telecinco por trabajos que no le pagó en su día

Casa Toño Sanchis
Belén Esteban y su exrepresentante Antonio Sanchís. Cordon Press

Toño Sanchís y Belén Esteban fueron inseparables durante años mientras se mantuvo su relación como representante y representada. Después saltó el escándalo: la colaboradora de Telecinco interpuso una demanda para reclamar a Sanchís trabajos que no le había pagado desde 2009. En abril del año pasado la Audiencia Provincial de Madrid ratificaba la sentencia emitida casi un año antes por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Torrejón de Ardoz y establecía que Antonio Sanchís debía pagar a Belén Esteban la cantidad de 600.000 euros.

Una deuda que pasados nueve meses el representante de artistas no ha hecho efectiva y que ha provocado que, por vía judicial con orden de apremio, la casa en la que vive Sanchís con su esposa e hijos salga a subasta, una medida publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) este 28 de enero. La medida tomada sobre el inmueble situado en la localidad madrileña de Villanueva del Pardillo, sucede después de intentar recabar la cantidad adeudada embargando las cuentas del representante y después de haber vendido también un vehículo de su propiedad.

Según detalló el periodista Antonio Rossi en El programa de Ana Rosa, la subasta tiene un plazo de duración de 20 días y entre sus condiciones consta que Belén Esteban tiene derecho preferencial de tanteo. La subasta comenzará en una cantidad inicial de 266.815 euros, que es la suma que Sanchís debe todavía al banco por la hipoteca que suscribió para pagarla, aunque el inmueble está tasado en 625.098 euros.

Según las declaraciones realizadas en este programa de televisión, que pertenece a la misma cadena en la que habitualmente colabora Belén Esteban, ella tendría intención de pujar por la casa ya que tiene prioridad para igualar la puja máxima de cualquier otro interesado en el inmueble. La propiedad es un chalé adosado de tres plantas de 310 metros cuadrados que tiene jardín privado y piscina y pistas de pádel comunitarias.

Belén Esteban rompió su relación laboral con Toño Sanchís tras encontrar supuestas irregularidades en sus cuentas en diciembre de 2015, y desde entonces las acusaciones mutuas en programas de televisión fueron constantes. Belén Esteban y su abogado defensor sostuvieron en todo momento que entre representante y representada había firmado un contrato en el que el primero se quedaba con el 20% de los emolumentos de la colaboradora televisiva, mientras Sanchís decía que sus emolumentos eran del 30%. Las cantidades adeudas reconocidas por los juzgados se refieren a las reclamaciones desde 2009, momento en el que existe un contrato firmado entre las partes y no hacen referencia alguna a irregularidades mencionadas por Esteban entre 2007 y 2009, cuando la relación que existía entre ambos no estaba avalada por ningún documento legal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >