Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Cómo calentar la casa sin gastar mucho dinero en calefacción (con estos artículos)

Trucos para ahorrar junto a una selección de productos para optimizar el calor y reducir el gasto energético

De izquierda a derecha, una alfombra de tuft de lana, unas cortinas térmicas aislantes frío-calor y una cortina aislante con cierre magnético para puertas.
De izquierda a derecha, una alfombra de tuft de lana, unas cortinas térmicas aislantes frío-calor y una cortina aislante con cierre magnético para puertas.

* Este artículo de EL PAÍS Escaparate se publicó el 31/01/2019 y ha sido actualizado: hemos comprobado que la selección de productos continúa vigente y hemos revisado sus precios.

A pesar de la reciente bajada del 4,6% en el precio del gas en España, este descenso no ha conseguido revertir el incremento del 8,4% que sufrió la tarifa en octubre pasado —la mayor subida de 2018—. Ya entonces, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alertaba de que calentar la casa con gas durante este invierno sería un 15% más caro que el año anterior. Por este motivo, cualquier medida que se pueda implementar para reducir el gasto en calefacción en esta temporada de frío puede ser de gran ayuda.

No es un secreto que una casa con buen aislamiento térmico evita que el calor se escape rápidamente y, por lo tanto, haya que utilizar menos la calefacción. Pero también puede ser de mucha ayuda disponer de ropa de cama y otros textiles adecuados para utilizar dentro de casa, e incluso contar con muebles que guarden el calor por más tiempo. De esta manera, incluso se puede evitar encender los radiadores en los días menos gélidos.

Para poner en marcha esta estrategia, en EL PAÍS Escaparate hemos elaborado una selección de materiales aislantes, textiles, muebles y otros productos que ayudan a calentar la casa sin necesidad de utilizar la calefacción —o usarla mucho menos—. Con estas medidas, el beneficio no se verá reflejado únicamente en la factura del gas, sino también en la huella ambiental.

AISLAMIENTO

Ventanas

Película aislante de ventanas

Hoy en día existen muchas variedades de ventanas con cristal doble que posibilitan combatir el frío y el ruido, pero si no es el caso de nuestro hogar podemos recurrir a instalar esta película aislante que impide la dispersión de calor por el vidrio. Una gran ventaja es que, además de ser una solución económica, las estancias no pierden luminosidad. Es fácil de colocar y de quitar. Se instala en el marco de la venta y después se va fijando hasta cubrir por completo el cristal. Es posible adaptarla a ventanas de tamaño 1,7 x 1,5 metros.

Junta de caucho aislante

Las ventanas son uno de los principales elementos que debemos revisar cuando queremos mantener la casa bien aislada. Una fórmula muy sencilla para conseguir que no se cuele el frío por las juntas es aplicar unas juntas de caucho aislantes. Son extremadamente duraderas y tienen una gran amortiguación de aire para las columnas muy anchas. Se estima que pueden conservarse en buenas condiciones unos 8 años. En Amazon están disponibles en dos colores: blanco y marrón, y en varios grosores, desde los 3 a los 5,5 milímetros. Otra opción es esta para ventanas correderas, en formato cepillo, que además de aislar permite el buen deslizamiento de puertas y ventanas. Se puede comprar también en Amazon por 10,64 euros.

Puertas

Burlete

En ocasiones, el frío también puede colarse por los bajos de las puertas. En ese caso, los burletes serán de gran ayuda para mantener las distintas estancias calientes porque, colocados en el hueco entre el suelo y la puerta, minimizan el traspaso de aire. Este en concreto está fabricado con silicona impermeable de alta calidad resistente al calor y al frío. Dispone de un fuerte adhesivo para fijarlo al bajo de la puerta y es apto para puertas correderas, de cristal o madera. Se puede adquirir en dos colores, gris o blanco, y en dos tamaños.

Cortina aislante con cierre magnético

Esta opción permite mantener las estancias cálidas en invierno a través de una cortina transparente que se puede instalar fácilmente en los marcos de las cocinas, baños, entradas u oficinas. Para asegurar un cierre rápido y eficaz incluye imanes cosidos al dobladillo. Además, no se necesitan herramientas en su instalación ya que se fija con velcros al marco. El material utilizado en su elaboración es etilvinilacetato (EVA) no tóxico e inodoro. Sus medidas: 86,36 x 208,28 centímetros y un grosor de 0,15 milímetros.

Paredes y suelos

Panel reflectante para radiador

Este sencillo truco posibilita que el calor de los radiadores no se pierda por la pared en la que están instalados y se refleje hacia el interior de la estancia. Se pueden colocar de forma discreta tras los calefactores para que no sean visibles y ahorrar en la factura de la calefacción sin darse cuenta. Están compuestos de dos capas ligeras de aluminio y polietileno, y son totalmente seguros ya que, al ser ignífugos, no se dañan ni arden por efecto del calor. Se pueden utilizar con todo tipo de radiadores.

Aislante térmico de aluminio

Sirve tanto para instalar en paredes como en suelos y se trata de un producto rápido de instalar y de gran durabilidad. Con su uso, además de evitar el escape de calor en casa se consigue reducir el ruido del exterior. Este modelo es de lámina doble de insulación y las dimensiones del rollo son 1,2 x 40 metros. En cuanto al peso, son 200 gramos por metro cuadrado.

Paneles decorativos de poliestireno

Son fáciles de aplicar y, además de aportar una solución térmica, tienen un efecto decorativo para la estancia en la que los utilicemos. Otra ventaja es que previene la formación de moho en las paredes por condensación de la humedad. Este modelo imita el efecto piedra, en color negro, e incluye seis paneles. Quienes lo han probado indican lo siguiente en las reseñas: "Los compré para forrar una pared del salón y no puedo estar más satisfecho del resultado (...) Recomiendo utilizar cola específica para polietileno expandido para no estropear el material, ya que otro pegamento puede alterar el producto. Se fija muy fácil ya que el peso es prácticamente nulo".

TEXTILES

Cortinas y estores

Cortina de lino clásica con forro y ojales 

Una alternativa perfecta para las habitaciones que reciben directamente la luz del sol es abrir las cortinas durante el día para dejar entrar el calor. Luego, cuando el sol se ponga, hay que cerrarlas para que no se escapen esos grados de más ganados. Para ello, es recomendable tener una cortina de una tela gruesa, como este modelo de lino, que pueda aislar del frío de las ventanas, y preferiblemente de un color cálido para mejorar la sensación de abrigo.

Cortinas térmicas aislantes frío-calor

A diferencia del método anterior, para las habitaciones que no reciben la luz directa del sol en ningún momento del día y que, por lo tanto, no pueden calentarse naturalmente, estas cortinas térmicas pueden impedir que entre demasiado frío y conservan el calor interno. Además, son muy efectivas bloqueando la luz y el ruido de la calle, por lo que también otorgan un plus de privacidad. Están fabricadas en poliéster y se pueden lavar a máquina. Tienen unas medidas de 140 centímetros de ancho por 260 de alto.

Estor opaco para ventana

Una forma más práctica que las cortinas para impedir que el calor ganado durante el día se escape por las noches es un estor. Al igual que en los métodos anteriores, en este caso también es preferible un modelo grueso y opaco que conserve mejor la temperatura interna y sea de un color cálido. Este modelo, además, es de fácil instalación, ya que no requiere agujeros ni tornillos. Simplemente hay que colocar los soportes en el bastidor de la ventana, y el mecanismo puede colocarse del lado derecho o izquierdo, según requiera cada caso.

Alfombras

Alfombra de tuft de lana

Los suelos pueden llegar a ser el principal escape de calor de una casa, principalmente cuando se encuentran sobre rasante. Esto significa que es esencial prevenir esas fugas cuando la calefacción no esté funcionando. Una alfombra puede ayudar en esa labor, sobre todo cuando son de materiales gruesos y abrigados, como la lana. Es el caso de este modelo, que por su tamaño es perfecto para usarlo en el salón o el comedor, está disponible en dos versiones: 120 centímetros por 170 y en 200 centímetros por 290. Por otro lado, para quienes requieran una alfombra junto a la cama, el modelo Afaw de La Redoute con aspecto de lana tiene el grosor necesario para aislar el frío en el dormitorio.

Mantas

Manta de terciopelo

Desde luego, no hay nada más confortable en los días de frío que una buena manta con la que taparse mientras se disfruta de un libro, una película o las horas de sueño. Este modelo, confeccionado en felpa de terciopelo, no solamente genera una sensación de calidez agradable, sino que también es muy suave, lo que contribuye a no querer despegarse de ella. Está disponible en ocho colores y en cuatro tamaños distintos.

Ropa de cama

Edredón nórdico

Durante las horas de sueño no hay mejor aliado contra el frío que un buen nórdico. Pero si la idea es usarlo sin calefacción, lo mejor es escoger uno con el grosor suficiente para pasar una noche cálida. Este modelo de Pikolín, de 300 gramos por metro cuadrado, es uno de los más vendidos en Amazon. El relleno es a base de fibra hueca siliconada y en el exterior presenta un suave tejido de microfibra para garantizan el máximo confort y descanso. Otra de las ventajas de la fibra Ecolofil con la que está fabricado este edredón de Pikolin Home es su cualidad hipoalergénica. Está disponible en 18 tamaños diferentes.

Echa un vistazo a estos consejos y productos para sanear el ambiente de casa.

*Suscríbete a Amazon Prime para que tus pedidos lleguen antes a casa.

*Las recomendaciones para que las entregas de pedidos online se puedan realizar con total seguridad para repartidores y clientes señalan que se debe evitar el contacto directo entre ambos, mantener la distancia de seguridad y lavarse las manos después de abrir el paquete. Todos los repartidores están instruidos para extremar las precauciones.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 22 de octubre de 2020.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS