Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo la reforma de una ‘boutique’ de lujo se convirtió en un ‘thriller’ de misterio en París

Muchas cosas aparecen cuando se hacen obras en un edificio antiguo, pero nadie estaba preparado para lo que los arquitectos contratados por la firma Óscar de la Renta encontraron cuando tiraron una pared

Panorámica de París, donde Oscar de la Renta abrirá una nueva tienda, con el Panteón y el Observatorio de la Sorbona al fondo.
Panorámica de París, donde Oscar de la Renta abrirá una nueva tienda, con el Panteón y el Observatorio de la Sorbona al fondo.

Si esta historia fuese contada como un thriller tendría que empezar con una de esas llamadas en plena noche en la que un personaje descuelga el teléfono con la mano a tientas desde la cama. Llamada desde París a Nueva York. Una voz en off (verídica): "Hemos descubierto algo". 

Antes del mural apareció un techo (situado encima de otro falso) formado por 29 paneles de madera tallada, ocho de ellos conteniendo diferentes sellos heráldicos, y con un diamante en el centro

El descubrimiento, contado en The New York Times por la periodista Vanessa Friedman, es histórico de forma literal: un mural de tres metros de alto y seis de ancho que podría pertenecer, por el estilo pictórico y por el vestuario de los retratados, al siglo XVII.

El tesoro artístico fue localizado detrás de un muro que se tiró en la segunda planta de la nueva tienda de la marca de lujo Oscar de la Renta (la marca del famoso diseñador de moda dominicano que falleció en 2014) que comenzó a construirse en 2017. La reforma, encargada a Jeang Kim y Will Kim de Oro Studio, pretendía dar a la tienda un aire clásico y elegante, alejado del minimalismo del que hacen gala otras grandes boutiques de marcas de alta costura.

Un tuit que recoge la imagen del enorme mural hallado en la que va a ser la nueva tienda de Oscar de la Renta en París.

Las sorpresas se fueron sucediendo cuando comenzaron los trabajos de restauración. La primera, antes del mural, fue la aparición de un techo (situado encima de otro falso) formado por 29 paneles de madera tallada, ocho de ellos conteniendo diferentes sellos heráldicos, y con un diamante en el centro. Se calculó que este techo oculto, muy bien conservado, podría datar del siglo XIX.

Pero los techos tallados ocultos sobre un techo falso son más habituales de lo que parece. La gran sorpresa llegó detrás de una de las paredes situadas bajo ese elegante techo: un enorme mural donde se representa a un marqués del siglo XVII, pulcramente vestido, acompañado de sus cortesanos, todos ellos llegando a la ciudad de Jerusalén. La arquitecta, Nathalie Ryan, declaró a The New York Times: “A veces, cuando trabajas en castillos, encuentras algo como esto, pero habitualmente es una chimenea oculta o, en Italia, tal vez unos frescos. ¿Pero en un apartamento? ¿En una tienda?”.

Este descubrimiento ha supuesto un retraso de meses en la apertura de la tienda y una cantidad importante de presupuesto añadido al proyecto. Pero tal vez todo eso merecerá la pena cuando la tienda abra, previsiblemente, esta próxima primavera

El misterio de aquel mural empezó a solucionarse cuando entró en escena un historiador del arte: Stephane Pinta. Esta profesional determinó que el cuadro había sido pintado en 1674 por Arnould de Vuez, un artista que trabajó mano a mano con el pintor de cámara de Louis XIV y fue diseñador de interiores en el palacio de Versalles. ¿Cómo terminó pintado en esa pared y, lo que es más extraño, oculto y tapiado? Stephane Pinta considera que pudo tener que ver con la Segunda Guerra Mundial: el mural pudo ocultarse allí para protegerlo de los bombardeos nazis. Hay que recordar que en Francia casi 600 obras de arte fueron dañados durante la Segunda Guerra Mundial.

Una vez descubierto, qué hacer con este tesoro. Moverlo no era una posibilidad: el lienzo está pegado a la pared. Despegarlo sería peligroso para la integridad de la obra artística y, además, enormemente costoso. Por eso Alex Bolen, CEO de Oscar de la Renta, negoció con los propietarios del edificio (al que le une un contrato de diez años) para que le permitieran conservarlo como parte de la decoración de su boutique y a cambio la marca correría con los gastos de restauración.

Este descubrimiento ha supuesto un retraso de meses en la apertura de la tienda y una cantidad importante de presupuesto añadido al proyecto. Pero tal vez todo eso merecerá la pena cuando la tienda abra, previsiblemente, esta próxima primavera. Si todas las boutiques de alta costura del mundo buscan ser un lugar único, la nueva de Oscar de la Renta lo será. Y esta vez de verdad.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información