Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Para los que peinamos canas, Chicho Ibáñez Serrador ha sido un referente de primera magnitud en nuestras vidas. La inolvidable serie Historias para no dormir o el que fuera durante varias temporadas el concurso por excelencia de televisión, Un dos tres, responda otra vez, congregaron ante la pantalla a varias generaciones. Su obra gozaba de una calidad incuestionable y fue premiada en números certámenes.

En la fiesta de los nominados a los Goya de este año se le hizo entrega del Goya de Honor, que el homenajeado recibió emocionado y declaró, entre otras cosas, que nunca fue muy consciente de lo que hacía, que siempre le ha gustado hacer algo diferente, y que, incluso hoy, piensa en cosas nuevas.

A lo que se le podría responder diciendo que muchos millones de españoles sí que éramos conscientes de la calidad y originalidad de sus programas, y de lo mucho que disfrutábamos con ellos toda la familia.

Enrique Stuyck Romá

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >