Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sobre los subtítulos de ‘Roma’

Me adhiero a la carta a la directora del 13 de enero: no alarmarse, menos enfurecerse, por los subtítulos en castellano al filme Roma. El habla popular mexicano, que Cuarón intensifica en su protagonista Cleo, se hace a menudo ininteligible, lo que produce cansancio en un público ignorante de muchas expresiones. Caso de suprimir los subtítulos, al espectador ansioso de enterarse le cabría el recurso de seguir la versión para los Oscar con letreros en lengua inglesa.

Carlos María Bru Purón

San Sebastián de los Reyes (Madrid)


Le ruego sume mi nombre al de quienes se han sentido disgustados con los subtítulos de la película Roma ya que, como ha quedado probado, el español neutro es una falacia inalcanzable —y sobre todo indeseable— que va contra la gran diversidad de expresiones y hablas del español. Vaya con esta también nuestro agradecimiento a Netflix por retirar su decisión. Estuve dirigiendo el Instituto Oficial de RTVE durante 14 años (de 1981 a 1995), y entre mis mejores recuerdos está convivir con el contraste de expresiones y acentos usados por los periodistas iberoamericanos. Le añado que como canario también me encuentro en el área lingüística de los que dicen “ustedes” en vez de vosotros, “arveja” en vez de guisante o “higos picos” en vez de higos chumbos. Y en el plano del habla, seseamos. Esta es la riqueza de la que nos sentimos orgullosos.

Tomás Bethencourt Machado

Pozuelo de Alarcón (Madrid)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >