Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La congresista negra que abrió el camino a la cámara más diversa de EE UU

Nueva York dedicará una estatua a Shirley Chisholm, pionera en la política norteamericana que llegó incluso a presentarse a unas primarias a la presidencia del país

Shirley Chisholm en una manifestación de mujeres en Union Square, Nueva York, en mayo de 1972.
Shirley Chisholm en una manifestación de mujeres en Union Square, Nueva York, en mayo de 1972.

El primer secretario del Tesoro de Estados Unidos Alexander Hamilton, el líder de la independencia cubana José Martí, el abolicionista afroamericano Frederick Douglass, el escritor inglés William Shakespeare, el presidente Abraham Lincoln, el compositor Mozart… Todos tienen en común haber contribuido a la historia y por ello cuentan con monumentos en Nueva York. También comparten que todos son hombres.

Hay unas 150 estatuas en Nueva York y solo cinco representan a mujeres: Juana de Arco, Golda Meir, Gertrude Stein, Eleanor Roosevelt y Harriet Tubman. El cómputo no incluye los personajes ficticios femeninos que tienen monumentos como la escultura de Alicia en el país de las maravillas del español José de Creept en Central Park .

Con el objetivo de aumentar la representación de mujeres en espacios públicos, la ciudad ha emprendido la iniciativa She Built NYC —en español, Ella construyó la ciudad de Nueva York— y acaba de anunciar que la primera congresista negra de Estados Unidos, Shirley Chisholm, será la homenajeada inicial. La noticia se dio a conocer en el que hubiese sido su 94ª cumpleaños, coincidiendo con el 50º aniversario de su elección a la Cámara de Representantes.

Chirlane McCray, esposa del alcalde Bill de Blasio, en el anuncio del monumento a Shirley Chisholm.
Chirlane McCray, esposa del alcalde Bill de Blasio, en el anuncio del monumento a Shirley Chisholm.

“El legado de liderazgo y activismo de la congresista Shirley Chisholm ha allanado el camino a miles de féminas para que busquen cargos públicos”, aseguró Chirlane McCray, esposa del alcalde de Nueva York Bill de Blasio. “Ella es exactamente el tipo de mujer de Nueva York cuyas contribuciones deberían condecorarse con representaciones en espacios públicos”, añadió.

"Con agallas”

Shirley Chisholm (1924-2005) era hija de emigrantes de Barbados y Guyana que fueron a vivir a la gran manzana en la década de 1920. Pasó su infancia entre la granja de la abuela materna en el Caribe y un apartamento en el barrio de Bedford-Stuyvesant en Brooklyn, cuya población era, y sigue siendo, mayoritariamente negra.

En 1968 solo nueve de los 435 miembros de la Cámara de Representantes eran afroamericanos: ocho hombres y ella. Entonces, 11 escaños los ocupaban mujeres y, de ellas, solo Shirley Chisholm y la asiático-americana Patsy Mink, elegida en 1964, no eran blancas.

“¿Por qué es aceptable que las mujeres sean secretarias, bibliotecarias y profesoras, y no que sean directoras, gerentes, médicas, abogadas y miembros del Congreso?”, expuso Shirley Chisholm en 1969 para defender la Enmienda por la Igualdad de Derechos de las Mujeres, que todavía hoy no han ratificado los 38 estados necesarios. Ocupó su escaño 14 años y antes se había dedicado a la educación infantil.

Hay unas 150 estatuas en Nueva York y solo cinco representan a mujeres: Juana de Arco, Golda Meir, Gertrude Stein, Eleanor Roosevelt y Harriet Tubman

En 1971, junto con Gloria Steinem, Bella Abzug y Betty Freidan, Shirley Chisholm fundó el Caucus Político Nacional de Mujeres (NWPC, en inglés), una organización para incentivar la participación política de mujeres. "En la reunión inaugural en Washington se congregaron más de 300 mujeres y fue la primera vez a gran escala que se pedía a las féminas que fuesen candidatas”, apunta su presidenta, Donna Lent.

En 1972, Shirley Chisholm incluso se presentó a unas primarias presidenciales con el eslogan Unbought and Unbossed —en español, ni comprada ni mandada— sin grandes respaldos entre líderes negros y obtuvo más de 400.000 votos en 14 estados. No ganó, pero ella había pasado a la historia como primera persona no blanca en el proceso de nominación de uno de los dos grandes partidos y primera mujer del Demócrata. Los dos títulos los comparte con Patsy Mink, que también participó en esas primarias.

“Hay personas en nuestro país que no miran a la derecha o a la izquierda, sino de frente”, dijo Barack Obama de Shirley Chisholm en 2015, durante la entrega a modo póstumo de su Medalla Presidencial de la Libertad, la concesión civil más alta en Estados Unidos. “Cuando le preguntaron cómo quería ser recordada, ella contestó: 'Me gustaría que dijesen que tenía agallas”, concluyó el expresidente.

La actriz y activista negra Viola Davis, de películas como Fences y Criadas y Señoras, ha anunciado que prepara un biopic con Amazon Studios que se titulará The Fighting Shirley Chisholm.

Congresistas musulmanas, no blancas y lesbianas hacen historia

“Uno de los primeros eslóganes de NWPC fue Cuando las mujeres se presentan… las mujeres ganan. Y eso fue lo que pasó. En 2019 tendremos al Congreso más diverso de la historia, y a un número récord de mujeres, incluyendo a nueve gobernadoras”, recuerda Donna Lent.

La Cámara Baja tendrá más de 100 mujeres, en algunos casos, pioneras como portavoces de grupos etnorraciales y religiosos. La somalíamericana de 38 años Ilhan Omar, por Minnesota, y Rashida Tlaib, de origen palestino, por Michigan son las primeras mujeres congresistas musulmanas. También se ha elegido por primera vez a nativas: Deborah Halan, por Nuevo México, y Sharice Davids, por Kansas, que además es abiertamente lesbiana. Otras pioneras son Jahana Hayes de Connecticut y Ayanna Pressley de Massachusetts, afroamericanas elegidas por primera vez para representar estados de la región de Nueva Inglaterra.

“Su liderazgo allanó el camino a muchas”, declaró en sus redes sociales Ilhan Omar en la fecha del cumpleaños de Shirley Chisholm. “Me han dicho muchas veces que espere mi turno para liderar. Gracias a mujeres fuertes como Shirley Chisholm sabía que podía hacerlo”, afirmó. Ayanna Pressley se fotografió en el Congreso con una imagen de la pionera y publicó el mensaje “Gracias a ella”.

Nueva York homenajeará a Shirley Chisholm por su compromiso con la justicia social. La lista completa de candidatas que opta a estatuas incluye cientos de nombres de contribuidoras en campos como el activismo, el urbanismo, la música o la ciencia. La congresista y líder feminista Bella Abzug; la teórica del urbanismo Jane Jacobs; la fundadora del Manhattan School of Music Janet Schenck; o la mujer del ingeniero principal del Puente de Brooklyn, que se encargó de su construcción cuando él cayó enfermo, Emily Warren, son algunas de ellas.

El monumento se erigirá junto a una de las entradas del parque de Brooklyn Prospect Park, que constituye una insignia de este distrito de Nueva York. “Servirá de inspiración a todos los neoyorquinos”, afirmó la teniente alcalde de Vivienda y Desarrollo económico de Nueva York, Alicia Glen.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información