Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ona Carbonell, campeona en las piscinas y triunfadora entre fogones

La nadadora ha sorprendido en 'MasterChef Celebrity' y es la gran favorita para ganar el concurso

La nadadora Ona Carbonell.
La nadadora Ona Carbonell. GETTY

Una foto desató los rumores de que Ona Carbonell (Barcelona, 1990) es la ganadora de la tercera edición de MasterChef Celebrity. Fue una imagen que subió Samantha Vallejo-Nájera en el restaurante de Jordi Cruz en Barcelona, ABaC, junto a la nadadora, que ha sido sin duda una de las sensaciones del talent gastronómico. “Una gran cena homenaje a alguien muy especial”, tituló la imagen Samantha.

El programa se grabó hace meses, pero habrá que esperar hasta el domingo 25 de noviembre para conocer si las dos veces medallista olímpica y capitana del equipo español de natación sincronizada se impone a Paz Vega, Mario Vaquerizo y Antonia Dell’Atte y se hace con el triunfo que la acredite como la mejor en los fogones. Carbonell cogería el relevo de Saúl Craviotto, otro deportista de élite y campeón olímpico que resultó ganador del programa la temporada pasada. Como él, la barcelonesa aúna un fuerte carácter competitivo y aplica la disciplina del deporte a la hora de cocinar con una personalidad cercana y entrañable que revisten a esta sirena a sus 28 años de una gran proyección para la televisión o la publicidad.

Ona fue la primera en abrirse paso hacia la final, y se emocionó frente al jurado del programa. "Estoy pasando por un momento personal muy difícil. Un familiar mío está a punto de fallecer y con las emociones... La intensidad, la presión, la responsabilidad. La verdad que ha sido un día difícil”, confesó. La nadadora siempre ha sido discreta respecto a su vida personal, de la que solo has trascendido que lleva diez años de relación con el exgimnasta Pablo Ibáñez. Aunque el noviazgo dura ya una década, fue hace solo dos años cuando aparecieron juntos en un acto público de Carbonell. Fue en una gala del Día Mundial de la Infancia en favor de la Fundación Vicente Ferrer. Uno de los muchos eventos solidarios en los que participa la deportista. La pareja se conoció en un centro de alto rendimiento cuando él era aún gimnasta de la selección española, y aunque él dejó el deporte de élite comprende a la perfección la vida de Ona, que pasa ocho horas diarias dentro del agua. Él la acompaña a veces a competir, y también comparten en redes momentos de ocio junto a los dos perros que adoptaron de un centro de acogida, ya que los animales son otra de sus grandes pasiones. De momento no piensan en casarse ni en ser padres, ya que Ona aún tiene camino por recorrer en la natación sincronizada.

Lo que es de sobra conocido es su impresionante palmarés. Trece medallas en campeonatos del mundo, otras tantas en los europeos y dos medallas de plata en los Juegos de Londres en 2012. Pese al gran éxito cosechado en su carrera deportiva, Ona lleva tiempo diversificando su actividad, ya que como ella explica en su página web, “hay vida más allá del deporte”.

Gran aficionada a las redes sociales (suma casi 300.000 seguidores entre todos sus perfiles), agrupa sus stories de Instagram (con 155.000 followers) según las distintas facetas de su vida. Eventos, deporte, moda, medios de comunicación, solidaridad y ocio. Estudia Diseño de Moda y sueña con dedicarse a ello en un futuro, aunque ya tiene su propia línea de bañadores.

Entre sus aficiones también está el arte, y le encanta dibujar sobre todo retratos. También ha demostrado su potencial publicitario, y se convirtió en la primera deportista española en protagonizar una campaña mundial de la firma Nike. Fue una colección de ropa técnica que promocionaron junto a ella figuras como Rafa Nadal, Neymar o Kevin Durant. Quizás también contemple la posibilidad de hacerle un hueco a la alta cocina tras su notable actuación en MasterChef, aunque no se cumplan los pronósticos que la señalan como la campeona entre los famosos aspirantes del programa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >