Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albert Adrià endulza Londres con Cakes and Bubbles

El excocinero de elBulli abre su primer restaurante fuera de España, dedicado a los pasteles y al champán

La tarta Robuchon, uno de los postres estrellas de Cakes and Bubbles, el restaurante londinense de Albert Adrià.
La tarta Robuchon, uno de los postres estrellas de Cakes and Bubbles, el restaurante londinense de Albert Adrià.

Albert Adrià, quien con su hermano Ferran Adrià revolucionó desde elBulli la cocina nacional e internacional, abre en Londres su primer restaurante fuera de España: Cakes and Bubbles. Ubicado en el hotel de cinco estrellas Café Royal, en la céntrica Regent Street y junto a Piccadilly Circus, este local dedicado a la degustación de pasteles y champán está inspirado en la Dolça, el espacio de fantasía dulce (en la decoración y en los bocados que se prueban) en su exitoso restaurante de tapas de vanguardia Tickets.

Estrella de la carta de Cakes and Bubbles es el ya popular cheesecake (pastel de queso) de Tickets, un trampantojo con almendra y chocolate blanco que simula la corteza y con la forma de una torta de queso untable. Habrá también un ligerísimo y aéreo gofre con plátano caramelizado, flan de huevo con caramelo, tarta de piña con miel, buñuelos japoneses de chocolate (ningyo yaki), estrellas de coco y una tarta de remolacha y yuzu homenaje a Robuchon.

Cakes and Bubbles se inauguró el pasado jueves 8 de noviembre, con una gran cola de comensales expectantes en la calle frente a las cristaleras donde rebotaban globos blancos y dorados. Y los primeros clientes contaban además con un incentivo: la posibilidad de ganar un viaje a Barcelona y una comida en Tickets.

El 'cheesecake' de Albert Adrià.
El 'cheesecake' de Albert Adrià.

La atmósfera de Cakes and Bubbles es moderna y clásica a la vez, con mesas de manteles blancos y paredes doradas, donde se lucen botellas de grandes marcas de champán y también de pequeñas bodegas con producciones. Entre las referencias espumosas también habrá cavas y vinos internacionales con burbujas. En cuanto a los bocados dulces, aunque haya clásicos como la tarta de queso o el flan, la temporada y las frutas disponibles en el mercado marcarán las propuestas. "Queremos hacer como en Japón, que reflejan con sus dulces las distintas estaciones del año", explica el cocinero.

La elección de Londres para el primer espacio permanente de Albert Adrià en el extranjero es premeditada. "Es la gran capital del mundo", considera el chef. Y en esta urbe cosmopolita se puede comer a todas horas, algo que también sucederá en Cakes and Bubbles. La ubicación en el Hotel Café Royal también ha sido voluntaria, ya que en este establecimiento del SoHo londinense estuvo cocinando 50 días en un pop up o restaurante efímero en 2016.

Considerado el mejor pastelero del mundo en 2015 según The World’s 50 Best, Albert Adrià regresa de lleno a su trabajo de repostero con Cakes and Bubbles. Albert Adrià era responsable en elBulli de la pastelería. Su libro Natura muestra su extraordinaria capacidad de fabulación con los ingredientes del mundo dulce. Pero su universo culinario va más allá. Es muy revelador en este sentido el documental que le dedica la serie de Netflix Chef's Table.

Siempre con propuestas vanguardistas, el chef abarca lo dulce y lo salado, lo líquido y lo sólido. No hay fronteras para sus juegos de texturas, ingredientes, técnicas… Lo demuestra en los seis restaurantes que componen el complejo gastronómico elBarri dentro del barrio barcelonés del Paral.lel: Tickets (una estrella), el nikkei (peruano-japonés) Pakta (una estrella), el vanguardista con ecos bullinianos Enigma (una estrella), los mexicanos Hoja Santa (una estrella) y Niño Viejo y la vermutería Bodega 1900.

Albert Adrià, siempre con proyectos entre manos, presenta también estos días con su hermano un nuevo libro de la Bullipedia, dedicado a los cócteles. Y sigue investigando en el laboratorio de coctelería que ha creado con Bacardi.

El local londinense no va a ser su única aventura internacional. Si funciona bien lo extenderá a otras ciudades. Y asimismo, con su hermano Ferran y con el famoso cocinero y empresario asturiano-estadounidense José Andrés, Albert Adrià prepara para el año que viene el aterrizaje en Nueva York con con gran espacio de cocina española, Mercado Little Spain.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >