Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosalía conquista el mundo y Janet Jackson habla de mordazas: 7 momentazos de los MTV EMA

Los MTV Europe Music Awars celebrados en Bilbao confirmaron que Rosalía está lista para medirse con cualquier gran diva de la canción y que Janet Jackson ha perdonado pero no olvidado

Rosalía durante su espectacular interpretación de 'Malamente' en los MTV EMA celebrados en Bilbao. En vídeo, los mejores momentos de la gala. ATLAS

La expectación era enorme, especialmente en España: los MTV Europe Music Awards se celebraban, tras 24 años, por tercera vez en España. En 2002 tuvo lugar en Barcelona (presentada por Puff Daddy), en 2010 en Madrid (presentada por Eva Longoria) y esta noche le tocó a Bilbao, en una gala celebrada en el Bizkaia Arena y presentada por la actriz y cantante Hailee Steinfeld.

"Estoy obsesionada con ella", dice Dua Lipa sobre Rosalía al presentarla. "Rosalía ha sido impresionante", añade Camila Cabello cuando sale a recoger un premio a continuación

La gala, de dos horas de duración, consiguió hacerse larga a base de sumar una serie de actuaciones espectaculares sin mantener un hilo de unión. ¿Es esta la confirmación de que MTV quiere crear actuaciones cortas e intensas que su público potencial consuma en su canal de YouTube y la clásica gala televisiva es un formato obsoleto? La gala es confusa, pero deja unos cuantos momentos dignos de remarcar. Para todos aquellos que no han podido verla o quieren revivirla, los recordamos.

La musa imposible de un lado del charco y las cuatro chicas amables del otro

La gala se abre por todo lo alto (literalmente, pues la artista baja del techo) con una Nicki Minaj que ofrece el espectáculo de color y traseros que esperábamos de ella. A los dos minutos aparecen Little Mix, uno de los grupos surgidos del programa X Factor de Inglaterra. La gran rapera de los Estados Unidos y el grupo femenino pop de Reino Unido se funden el escenario. Eso sí, durante apenas un minuto: una carta en un escenario, las otras cantan en otro y se reúnen solo al final. La operación demuestra que la música llegada del gigante americano y del viejo continente pueden convivir… pero aún no han llegado a mezclarse del todo bien.

Janet Jackson durante su aparición los MTV Europe Music Awards.
Janet Jackson durante su aparición los MTV Europe Music Awards. Cordon Press

¿Y estos quienes son?

El espectador no millennial agradecería un cartelito o una voz en off que indique quién es cada uno de los que aparecen en pantalla (aprendan de Eurovisión). ¿Cuántos estarían preguntándose quién era ese joven que bajaba cantando colgado desde una cuerda por la fachada de la torre Iberdrola (Pink, gracias por la inspiración)? Era el cantante de Panic at the disco, por cierto. El espectador medio sí conocerá más fácilmente al siguiente presentador: Diego Luna, que al introducir el premio a mejor artista deja además una pulla (como buen mexicano) a Donald Trump: "Mientras la música intenta unir a la gente hay un tipo que quiere separarla construyendo un mudo, ¡y además quiere que lo paguemos nosotros!". A ese tipo del que habla sí lo conocemos bien.

"¡Estoy flipando, tío!"

Lo dice Camila Cabello al recoger su premio a mejor artista. "Como dirían los españoles, ¡estoy flipando, tío!". "Los amo, ¡gracias! ¡No mames!". Ese español y nuestro español casan bien, definitivamente.

Nuestra Rosalía, la Rosalía del mundo entero

"Estoy obsesionada con ella", dice Dua Lipa sobre Rosalía, nominada a cinco Grammy Latinos y, contra todo pronóstico cuando está rodeada de superestrellas, la actuación más esperada de la noche. El montaje está a su altura: Rosalía aparece en un camión sobre el escenario y, cuando se pone a cantar su éxito global Malamente, el público entero del Bizkaia Arena canta con ella. La coreografía, con unas veinte personas sobre el escenario, es un espectáculo digno de las artistas americanas que están nominadas esta noche. Y esto es una de las cosas que hacen que Rosalía destaque: despierta entusiasmo y rechazo, pero es la primera artista española que puede mirarse cara a cara con una Rihanna o una Pink en un espectáculo de este tipo. Cuando Camilla Cabello sale a continuación a recoger el premio a mejor canción por Havana, lo primero que dice es: "Rosalía ha sido impresionante".

La aparición inesperada: Lindsay Lohan

Lindsay Lohan reaparece para presentar el premio a mejor artista electrónico. No es del todo extraño: la exestrella de cine tuvo su propio club en Atenas. Hoy vive retirada en Dubai y prefiere ser una mujer de negocios. Como el premio va para el artista Marshmellow, que no enseña su cara (muy en el espíritu de Daft Punk), es la propia Lindsay la que debe dar las gracias en su nombre mientras el artista, con una máscara, se lleva el premio. Si Janet Jackson es la representante del brillo de los noventa en la gala, Lindsay nos recuerda lo divertidos que fueron los 2000 (y la huella que dejaron: la actriz, con una voz ronca y tocada y un físico muy alejado de su aspecto virginal en Chicas Malas, no se parece ya en nada a aquello que fue).

La confusión de Muse

Que Muse es una de las mejores bandas de rock del siglo XXI no lo duda nadie, ¿pero qué es lo que vimos en los MTV Europe Music Awards? ¿Una actuación enlatada del grupo de la noche anterior en San Mamés que se nos vendió con el letrero de "directo"? En Twitter la gente no dejaba de preguntárselo (tampoco dejaba de alabarlos).

Janet Jackson reivindica lo que es suyo, ¿pero hay alguien en 2018 para escucharlo?

Aparece descalza en el escenario en una introducción que promete, pero su último single, Made for now, se ahoga en comparación a rotundos sus éxitos del pasado (All for you y Rhythm Nation). La actuación, en conjunto, constata su legado y su influencia, pero esas coreografías que funcionaban para la generación del videoclip n no conquistan ya a otra que ha crecido con una capacidad de atención marcada por YouTube. La espectacular actuación justo a continuación de la neoyorquina Bebe Rexha (metida en una bañera) o la de Halsey (metida en una especie de pecera) no hacen más que confirmarlo.

La gala esperó hasta el final para dar a la cantante el premio Global Icon (no, nada que ver con nosotros). Cuando Janet Jackson salió al escenario lo primero que hizo, en un movimiento extraño, fue sujetar su premio con incomodidad y dárselo a alguien para que se lo llevase. A continuación se acercó sola al frente y sus primeras frases hicieron pensar en que algo muy llamativo va a ocurrir sobre el escenario: "Soy una de esas mujeres que han sido amordazadas, maltratadas y que han vivido con miedo. Estoy con vosotras, sois mis hermanas". Janet ha sido amordazada y maltratada, no de modo literal, por la MTV para empezar. La cadena, al igual que muchas otras emisoras de televisión y radio, dejó de apoyar su carrera y emitir sus vídeos tras el incidente de 2004 en la Super Bowl (que la MTV organizaba). No ocurrió lo mismo con su compañero masculino durante aquel incidente, Justin Timberlake. Da la sensación de que Janet perdió una gran oportunidad para lanzar una pulla a la MTV desde dentro, pero también da la sensación de que ya no le importa. El discurso de Janet fue casi new age: las religiones, la amistad, la unión de los pueblos, la caridad y Dios. Tal vez el mundo no ha superado aún lo que ocurrió en 2004, pero ella sí.

Un buen discurso que suscitó un enorme aplauso, pero no pudimos oírlo. Apenas dos segundos después de que Janet lo terminase y cuando se imponía un plano general del público en pie, la cámara había vuelto a la presentadora, Hailee Steinfeld, que gritó a la cámara: "¿Estáis listos para escuchar un poco de música?". Justo tras premiar a Janet, MTV volvió a amordazarla.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información