Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tommy Hilfiger y Lewis Hamilton salen juntos

El empresario de la moda y el campeón de Fórmula 1 presentan su primera colección ante una multitud en Shanghái. Estuvimos allí y el diseñador nos lo explicó todo

Tommy Hilfiger y Lewis Hamilton
Lewis Hamilton se remangó y se puso a diseñar con la gente de Tommy Hilfiger, asegura el mismísimo Tommy, al que se le ve encantado con su último fichaje. Juntos han lanzado la colección TommyxLewis.

Los desfiles son como las bodas. Muchas marcas dicen que quieren sustituir el suyo por “una fiesta con amigos”, pero pocos lo hacen al final. Excepto Tommy Hilfiger. Desde que, hace ya unos años, montó un parque de atracciones en un muelle de Manhattan con Gigi Hadid como protagonista, la firma ignora el calendario tradicional de ellas, pone a la venta inmediatamente lo que muestra en la pasarela (en vez de esperar seis meses como casi la mayoría de su competencia) y organiza saraos en distintos mercados para enseñar su ropa para ambos sexos.

Hilfiger con Hamilton, Hailey Baldwin, Winnie Harlow y algunos de los modelos del desfile. En el sector nadie le niega al empresario su habilidad para fichar los embajadores de marca adecuados en el momento preciso.
Hilfiger con Hamilton, Hailey Baldwin, Winnie Harlow y algunos de los modelos del desfile. En el sector nadie le niega al empresario su habilidad para fichar los embajadores de marca adecuados en el momento preciso.

“Es un atleta estelar y le apasiona la moda. Somos un matrimonio perfecto y estamos produciendo bebés fantásticos”, dice Hilfiger sobre Hamilton

La estrategia está funcionando, tanto en ventas como en presencia en las redes y en los medios. Este otoño tocó Shanghái y las cosas se hicieron a escala. A escala china. Hilfiger puso los colores de su marca en un rascacielos del Bund, el barrio futurista de la ciudad, e invitó a fans, antes también conocidos como clientes, personalidades e influencers de todo el mundo: ICON tiene el placer de comunicar que se sentó justo detrás de Diego Boneta, es decir, el Luis Miguel de Netflix, a contemplar un espectáculo con música de Cardi B y Childish Gambino. Al final, salieron el propio Tommy Hilfiger y su invitado estrella, Lewis Hamilton, con quien ha diseñado la primera colección TommyxLewis. Nada de un tímido saludo. Los dos recorrieron la pasarela arriba y abajo con grandes sonrisas, a la escala que merecía la ocasión.

Unas horas antes, el propio Hilfiger (Nueva York, 1951) nos contaba el porqué de ese cambio. “Siempre quise llevar el show de gira, ponerlo en la carretera. Y con el see now buy now, ahora tiene todo el sentido. Me gusta que la gente que ve el desfile tenga verdaderas ganas de estar ahí. Los editores de moda suelen estar aburridos, deseando largarse y ver las colecciones cómodamente en el showroom. Solo van porque están obligados, pero esta gente joven, los estudiantes… son geniales”, dice con entusiasmo.

¿Por qué llevarse la colección a Shanghái? “Los consumidores chinos aman las marcas. Quizá no los coches, las series o la casa, pero con la moda… son verdaderos adictos”, asegura el diseñador.
¿Por qué llevarse la colección a Shanghái? “Los consumidores chinos aman las marcas. Quizá no los coches, las series o la casa, pero con la moda… son verdaderos adictos”, asegura el diseñador.

Tras unos dosmiles erráticos, la marca ha vuelto a encontrar su lugar gracias a una generación de fanáticos de la moda urbana que entienden mejor que la anterior su legado y su actitud. El orgullo de logo, por ejemplo. “Es que nosotros inventamos el streetwear en los noventa y siempre hemos sido eso, una mezcla de deportivo, preppy e informal”, afirma Hilfiger. “Ahora que el ciclo ha cambiado y la gente se ha vuelto a fijar en todo aquello, es el momento para que nuestra marca viva su auge”.

Tommy Hilfiger y Lewis Hamilton salen juntos

En el momento de la entrevista, pocas horas antes del desfile, en un hotel de perfecto estilo colonial, el empresario va vestido con pantalón rojo, mocasines y pañuelo en el bolsillo de la camisa. Según él, hay que distinguir entre “el preppy a secas” y otro tipo de preppy, más contemporáneo. El primero “es muy aburrido. Como algunas marcas que las ves y te entran ganas de irte a dormir”. El segundo, en cambio, representa la esencia de su firma. “Son los clásicos que todos los hombres tenemos. Las camisas Oxford, los mocasines, las zapatillas, los blazers. Cogemos todo eso y le damos una vuelta. Lo hacemos en colores atrevidos o le añadimos un estampado de langostas. Podemos tomar el preppy y virarlo hacia el surf, el street, el rock, el hip hop, el lujo…, pero sin que pierda su ADN, que es ese sentimiento de familiaridad, lo americano”.

Lewis Hamilton saludó a todos los modelos después del ‘show’. Desde hace varias temporadas, la marca junta el desfile masculino y femenino. No solo eso: todo lo que se ve sobre la pasarela se puede comprar al instante.
Lewis Hamilton saludó a todos los modelos después del ‘show’. Desde hace varias temporadas, la marca junta el desfile masculino y femenino. No solo eso: todo lo que se ve sobre la pasarela se puede comprar al instante.

Aunque el logo de Hilfiger sea una abstracción de la bandera de las barras y estrellas en blanco, rojo y azul, el diseñador se desvincula de la política de su país. “No tiene nada que ver con la moda. La gente va a comprar lo que le gusta, sean chinos, holandeses, brasileños, mexicanos o americanos. Van a comprar ropa e ir a sitios chulos, pase lo que pase con nuestro gobierno”.

Los ‘hypebeasts’, esos jóvenes obsesionados con la moda urbana, viven atentos a cada lanzamiento de Hilfiger. La colección TommyxLewis incorpora tipografías góticas y guiños a los noventa, época gloriosa de la marca estadounidense.
Los ‘hypebeasts’, esos jóvenes obsesionados con la moda urbana, viven atentos a cada lanzamiento de Hilfiger. La colección TommyxLewis incorpora tipografías góticas y guiños a los noventa, época gloriosa de la marca estadounidense.

Al principio de la presidencia de Trump, cuando varios diseñadores anunciaron que no vestirían a Melania, Hilfiger dijo que él sí lo haría. “Es una mujer muy bella. Viste de Valentino y Chanel. No lleva muchas marcas americanas, pero si nos escogiera, diría: ‘Sí, ¿por qué no?’. Pero eso no quiere decir necesariamente que esté de acuerdo con su marido. Mire, yo ahora soy un ciudadano global nacido en Estados Unidos. Tenemos raíces americanas, pero miro al mundo en todo momento. ¿Qué está pasando en China? La juventud está abrazando las marcas, igual que los americanos y los europeos. Todos llevan las mismas zapatillas, ven las mismas películas de Hollywood y escuchan la misma música”.

Un vistazo a los asistentes a su desfile en Shanghái le da la razón. No faltan las groupies de Lewis Hamilton, con trabajadas diademas en honor al piloto. Hilfiger está encantado con este último fichaje. “Es un atleta estelar y le apasiona la moda. Somos un matrimonio perfecto y estamos produciendo bebés fantásticos”, dice, refiriéndose a su colección conjunta.

Y asegura que la función de Hamilton va mucho más allá de poner el nombre, recibir el cheque y salir a saludar. “Aportó muchas ideas. Los estampados de cuadros escoceses, las letras góticas…”. Siempre ha tenido bueno ojo a la hora de escoger embajadores de marca. Es casi leyenda en la industria que Tommy anunció su asociación con Britney Spears una semana antes de que esta lanzase su Baby one more time. También fichó a Beyoncé antes de que fuera Beyoncé-Beyoncé y vio venir el fenómeno Gigi Hadid. “Cuando empezó con nosotros ella tenía tres millones de seguidores. Ahora tiene 41. Creemos que pasará lo mismo con Hailey Baldwin, que está comprometida con Justin Bieber”. En esta casa siempre se ha entendido la moda como fenómeno pop.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información