Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De esnifar sacarina a comprarse un castillo: las siete joyas de la última entrevista de Nicolas Cage

El actor habla sin complejos sobre sus rarezas, sus matrimonios, su gran temor...

nicolas cage
Nicolas Cage durante una proyección especial de su útlima película, 'Mandy'. Getty Images

Nicolas Cage (California, 1964) es uno de los grandes actores de su generación y actualmente carne de chiste para algunos y genio excéntrico para otros. El actor ha aprovechado su estancia en Londres para dar una entrevista a The Guardian (mientras promociona su nueva película, Mandy, que se estrena en España el 2 de noviembre) y hablar sin pudor de su vida privada, sus especialísimos métodos de interpretación y la imagen que el mundo tiene de él. La charla sirve para redescubrir a un tipo fascinante.

"Si no tengo algún lugar al que ir cada mañana y un trabajo que hacer, me sentaría en cualquier bar, pediría dos botellas de vino tinto y desaparecería"

Nicolas Cage

1. Afirma que trabaja en todo tipo de proyectos porque le motivan tanto las producciones comerciales como las películas pequeñas e independientes, pero sobre todo por esto: "Si no tengo algún lugar al que ir cada mañana y un trabajo que hacer, puedo ser muy autodestructivo. Me sentaría en cualquier bar, pediría dos botellas de vino tinto y desaparecería. Y no quiero ser ese tipo de persona, así que tengo que trabajar".

2. Cage vive en Las Vegas, aunque él señala que "la forma romántica de decirlo es que vivo en el desierto de Mojave". Admite, eso sí, algo nada romántico: que se mudó allí hace una década por las ventajas fiscales que ofrecía el estado.

3. Con todo el dinero que ganó en las taquilleras cintas de acción que protagonizó en los años noventa llegó a comprarse un castillo en Somerset (al sur de Inglaterra) que ya ha vendido. Hoy posee una casa de campo cerca de Glastonbury (donde se hace el famoso festival inglés), un lugar que le animó a descubrir alguien que él define en la entrevista como "mi profesora de filosofía". "Ella cree que hay algo artúrico en mí", afirma. "La ciudad de Glastonbury es como caminar dentro de una baraja de Tarot: por un lado el cristianismo, por otro librerías paganas, y alguien siempre gritando acerca de Dios en el medio de la calle". En sus manos siempre lleva dos anillos: uno tiene tanzanita (un mineral) de Somerset, otro un tigre que representa Las Vegas. Así, afirma, los dos lugares siempre van con él.

"Todo lo que me preocupa es la transformación. Nunca me detengo a pensar: '¿Resulta esto ridículo?'. Aunque en ocasiones lo resulte"

Nicolas Cage

4. En la entrevista sale a colación el proyecto que durante años coleó en Hollywood y que lo iba a convertir en el nuevo Superman bajo la dirección de Tim Burton. Aunque Cage comenta que ese proyecto y ese sueño han quedado ya atrás, sí muestra su ilusión por interpretar al villano Lex Luthor. Su hijo de 13 años, no lo olvidemos, se llama Kal-El en honor al nombre de nacimiento de Superman.

5. Cage recuerda los curiosos métodos de interpretación que siguió para conseguir algunos de sus papeles más memorables. En Leaving Las Vegas (1995), por la que se llevó un Oscar, tuvo un "consultor de alcoholismo" (su personaje viajaba a la ciudad del juego con la intención de bebérselo todo y suicidarse). En Teniente corrupto (2009), esnifó sacarina de forma compulsiva antes del rodaje para entender así la mente y el funcionamiento de un hombre adicto a la cocaína.

6. El estilo hiperbólico y exagerado de Cage le ha ganado firmes detractores y otros que piensan que es uno de los mejores actores de su generación. "Todo lo que me preocupa es la transformación", admite él. "Nunca me detengo a pensar: '¿Resulta esto ridículo?'. Aunque en ocasiones lo resulte". En otro momento de la entrevista, Nicolas se refiere a su técnica interpretativa con términos como "expresionismo alemán", "kabuki occidental" o "noveau chamánico".

7. Pese a que tiene buenas palabras para sus dos primeras esposas (Patricia Arquette y Lisa Marie Presley), dice que no considera esos matrimonios (se ha casado tres veces) parte de su "archivo". "El verdadero matrimonio para mí fueron los 14 años que pasé con Alice y el hijo que tenemos". Alice, una camarera de Los Ángeles, estuvo casada con Cage desde 2002 hasta 2016.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información