Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio del cine y el IVA

En el editorial publicado el 27 de agosto bajo el título El precio del cine y el IVA se afirma que la bajada del IVA al cine es “una reivindicación que ha atendido el Gobierno de Pedro Sánchez”. Sería más ajustado a la verdad contar que aquella reivindicación había sido atendida por el Gobierno de Mariano Rajoy en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 27 de marzo. La filosofía política del PP es bajar impuestos y no subirlos porque donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los españoles para que cada uno se lo gaste en lo que quiera. Pero la desastrosa gestión económica del Gobierno socialista anterior nos obligó en un primer momento a subir determinados impuestos para poder atender a los servicios públicos esenciales y, en especial, a las pensiones y a las prestaciones por desempleo. Cuando cambió radicalmente la situación, gracias a las reformas estructurales y a las políticas presupuestarias, revertimos aquellas subidas, tal y como nos habíamos comprometido a hacer. En el PGE de 2017 bajamos el IVA a los espectáculos en directo, y en el de 2018 hicimos lo propio con las entradas de cine. Y en la presentación de estos últimos, el ministro Montoro afirmó que dicha bajada del IVA debería trasladarse al precio de las entradas, afirmación coincidente con la tesis de su editorial. Pero conviene, también en el periodismo, cumplir con el precepto evangélico: “Al César lo que es del César…”.— Íñigo Méndez de Vigo. Ministro de Educación, Cultura y Deporte (2015-2018) y portavoz del Gobierno (2016-2018).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.