_
_
_
_
Blogs / El Viajero
El viajero astuto
Por Isidoro Merino
_

Un oso polar en la puerta de casa

El poderoso carnívoro alcanza los dos metros y medio de altura y puede pesar hasta 680 kilos

El calentamiento global está trastocando el ecosistema ártico del oso polar.
El calentamiento global está trastocando el ecosistema ártico del oso polar.Gabrielle Therin-Weise (Getty)
Isidoro Merino

Entre las televisiones anglosajonas corre la especie de que si metes un bicho peludo (furry animal) en tu programa subirás la audiencia; quizás por eso los osos polares salen tan a menudo en la publicidad de la televisión. No os creáis lo que os venden: el oso polar no es tan amable como aparece en esos anuncios. El oso polar (Ursus maritimus) es uno de los carnívoros terrestres más poderosos, ya que alcanza los dos metros y medio de altura y puede pesar hasta 680 kilos. Si queréis saber lo que es capaz de hacer con un humano, os recomiendo que veáis el primer capítulo de la serie de televisión Fortitude, un thriller ambientado en una pequeña localidad del Ártico noruego donde habitan 700 seres humanos rodeados de 3.000 osos polares.

Los osos polares ejemplifican como ninguna otra especie el drama del cambio climático. Y en el ártico, el calentamiento global está trastocando el ecosistema del que el ursus maritimus es la cúspide. El ciclo anual del deshielo empieza cada vez antes y llega cada vez más lejos. Esto está afectando al mayor depredador del norte: los osos polares, incapaces de cazar focas, buscan otras presas.

El oso polar alcanza los dos metros y medio de altura y puede pesar hasta 680 kilos.
El oso polar alcanza los dos metros y medio de altura y puede pesar hasta 680 kilos.Gabrielle Therin-Weise (Getty)

La madrugada del 1 noviembre de 2013, uno de estos animales asaltó a dos personas en el centro de Churchill (Manitoba), al norte de Canadá. Primero arrancó la oreja a una chica que volvía de una fiesta de Halloween; después, se abalanzó sobre otro vecino que vino a socorrerla y lo hirió de gravedad. En otoño, cuando se congelan las aguas de la bahía de Hudson, en este pueblo de 800 habitantes llegan a juntarse tantos osos polares como personas. Una convivencia que se está volviendo muy peligrosa. Los osos necesitan cazar una foca adulta o 19 crías cada 10 días solo para mantenerse. La temporada de hielo es cada vez más corta, lo que impide a los animales llegar hasta las colonias de focas, su principal fuente de alimento, de modo que los osos hambrientos se acercan cada vez más a las pequeñas comunidades habitadas como Churchill o a las aldeas como Nunavut.

Señal de peligro por la presencia de osos polares en Svalbard (Noruega).
Señal de peligro por la presencia de osos polares en Svalbard (Noruega).© 2011 anjci (Getty)

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

El pasado mes de julio otro oso polar ataco e hirió a un guía turístico en el archipiélago noruego de Svalbard antes de que otro guía matara de un tiro al animal. Ambos estaban acompañando a un grupo de turistas durante un crucero en las islas del archipiélago, ubicado a unos 800 kilómetros de las costas de Noruega y a mil kilómetros del Polo Norte. En la zona viven cerca de mil osos polares, que desde 1973 son una especie protegida.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Isidoro Merino
Redactor del diario EL PAÍS especializado en viajes y turismo. Ha desarrollado casi toda su carrera en el suplemento El Viajero. Antes colaboró como fotógrafo y redactor en Tentaciones, Diario 16, Cambio 16 y diversas revistas de viaje. Autor del libro Mil maneras estúpidas de morir por culpa de un animal (Planeta) y del blog El viajero astuto.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_