Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Fortitude’, crímenes macabros bajo cero

La actriz española Verónica Echegui vuelve a participar en la segunda temporada de la serie

Dennis Quaid, en una imagen promocional de la segunda temporada de 'Fortitude'.

La calma que se respiraba en el paraíso helado de Fortitude ha quedado atrás. La vida en esta localidad del ártico donde nunca antes había ocurrido un crimen se ha vuelto extraña para sus habitantes. Más aún en la segunda temporada de esta historia que Movistar Series Xtra emite los miércoles (22.35) —también disponible en vídeo bajo demanda—.

"El pueblo se ha quedado muy descolocado después de lo que pasó en la primera temporada, reina el caos y una situación muy extraña, mucho descontrol general y situaciones muy imprevisibles", describe Verónica Echegui sobre el punto de partida de la nueva entrega. La actriz española repite dando vida a Elena Ledesma, uno de los habitantes de esa peculiar localidad. "La cosa se pone más cruda que en la primera temporada, es todo más barroco y más macabro", cuenta.

Echegui forma parte de un reparto compuesto por actores de diferentes nacionalidades y en el que se incluyen el irlandés Richard Dormer, la danesa Sofie Gråbøl o el inglés Luke Treadaway y al que en esta nueva entrega se han sumado intérpretes como Dennis Quaid (El día de mañana) y Michelle Fairley (Juego de tronos). "Es como si llevaran desde la primera temporada, los dos son muy cariñosos y muy inteligentes", destaca la española, que recuerda los momentos de descanso del rodaje en el hotel que compartía todo el equipo, ratos en los que Quaid y otros compañeros se entretenían tocando y cantando canciones.

Verónica Echegui, en la segunda temporada de 'Fortitude'.
Verónica Echegui, en la segunda temporada de 'Fortitude'.

Para rodar este thriller policíaco los actores pasan unos tres meses en Londres y otros tres en Islandia, donde el frío que se muestra en la pantalla no es ficción. "El primer año no hizo mucho frío, incluso nos quedamos sin nieve y tuvieron que traer nieve falsa de Inglaterra. Yo pasé más frío en los estudios de Londres que allí", recuerda Verónica Echegui en conversación con EL PAÍS. "Pero este año sí ha hecho más frío. Hubo un par de días que no pudimos rodar por temporal. Puede doler mucho trabajar fuera, los pies no los sientes... Tenemos que usar unas plantillas de calor en los pies y parches de calor que se pegan por todo el cuerpo y te salvan la vida. Vamos forrados con eso", dice la actriz.

Fortitude, a pesar de ser una producción británica, sigue la estela del género negro nórdico tan de moda en los últimos años en la ficción televisiva tras su resurgir en las novelas. Sin embargo, ciertos aspectos le dan un carácter diferente. "No se queda en lo psicológico, sino que da un paso hacia la ciencia ficción. Pero tampoco es ciencia ficción con efectos y sucesos. Tiene cosas de los dos mundos. No es inmediata y efectista, pero tampoco una serie sesuda. Es una mezcla", intenta explicar la protagonista de Yo soy la Juani.

Sofie Gråbøl y Dennis Quaid, en la serie.
Sofie Gråbøl y Dennis Quaid, en la serie.

Los nuevos capítulos han retomado la historia siete semanas después del final de la anterior tanda de capítulos. "En la primera temporada hemos ido conociendo a los personajes, hemos visto qué es lo que estaba pasando, comenzaba la debacle. En la segunda temporada, todo eso cobra otra dimensión, la situación se va complicando cada vez más y no solo erosiona las relaciones de los personajes, sino que también muestra qué hacen para sobrellevarlo, para luchar contra ello, y en qué se convierten, hacia dónde va el pueblo", describe Verónica Echegui al hablar de la nueva temporada, más oscura que la anterior, a pesar del blanco de la nieve que cubre Fortitude.

Seguidora de series

Verónica Echegui se declara fan del formato seriado y está ansiosa por que Antena 3 estrene Apaches, ficción en la que participa y que la cadena todavía tiene en el cajón a la espera de su estreno. "Ya tengo ganas de verla, sé que es muy buena y que funcionaría genial pero solo queda que la saquen". Ahora está enganchada a The OA y ha sido fiel seguidora de títulos como Borgen o Luther. Y, aunque tiene entre manos un proyecto cinematográfico y otro en el teatro, está pendiente de la más que probable —según dice la actriz— tercera temporada de Fortitude, dado el buen recibimiento que tuvo su primera entrega y la gran acogida internacional.

Más información