Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polonia desafía a la UE

El Gobierno polaco está borrando la división de poderes

Manifestantes enarbolan la constitución polaca protestando contra la reforma judicial del Gobierno.

Polonia ha adoptado una polémica legislación sobre su sistema judicial que difumina la separación de poderes, abre una peligrosa vía autoritaria y le hace entrar en colisión con los valores que defiende la Unión Europea a la que pertenece desde 2003. Un gran país europeo, con una dolorosa y valiente historia reciente, renuncia a lo mejor de su propia lucha por la democracia y cae en manos de un gobierno nacionalista y ultraconservador que aspira a controlar al poder judicial de la manera mas obscena.

Editoriales anteriores

Desde ayer, el Gobierno del partido Ley y Justicia (PiS) tiene el control del Consejo Nacional de la Judicatura y del Tribunal Supremo a través de la designación de sus jueces. Una nueva ley reduce la edad de retirada obligatoria de los magistrados de los 70 a los 65 años, lo que supone la más que probable salida forzosa de 27 de los 72 jueces del alto tribunal antes de que finalice su mandato. Quienes hayan superado los 65 años deberán pedirle al presidente polaco, Andrzej Duda, que les deje continuar y este podrá —o no— renovar su mandato por tres años más.

Además, la nueva ley amplía el número de magistrados a 120, la mayoría de los cuales podrán ser nombrados por el Ejecutivo. Esta reforma —que está siendo contestada en amplios sectores de la sociedad polaca— se suma a otras medidas como la nueva ley del Tribunal Constitucional, la que regula los medios de comunicación públicos —y favorece su control político— o las progresivas y constantes restricciones en materia de aborto.

La UE cumple con su obligacion al abrir un procedimiento urgente de infracción contra Polonia. Es fundamental que los ciudadanos polacos que se manifiestan contra el abuso antidemocrático de su gobierno reciban el mensaje inequívoco de apoyo de sus amigos y socios europeos y que esten seguros de que la Unión, a traves de todos los instrumentos a su alcance, no les abandonará.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.