Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

Europa no puede quedarse atrás en inteligencia artificial

El autor alerta del "peligro de quedar rezagados" frente a países que aplican esta disciplina al desarrollo de armas letales autónomas o el control masivo de la ciudadanía

Robot humanoide en una fábrica de Kazo, Japón.
Robot humanoide en una fábrica de Kazo, Japón.

El 17 de Junio, 600 expertos en inteligencia artificial hemos dado a conocer una iniciativa en la que pedimos a los líderes europeos y nacionales que aumenten significativamente su apoyo a la investigación y la innovación de excelencia en inteligencia artificial (IA). La IA cambiará fundamentalmente la forma en que viviremos y trabajaremos, y con esta iniciativa apostamos por el desarrollo de una inteligencia artificial que sirva para complementar, en lugar de reemplazar, la inteligencia humana.

Los que promovemos y apoyamos esta iniciativa creemos que es necesario invertir en investigación de excelencia en todas las áreas de la inteligencia artificial y en toda Europa. Ello requiere el establecimiento de una Confederación de Laboratorios de Investigación de Inteligencia Artificial en Europa (CLAIRE). Una sede central debería proporcionar los recursos experimentales, de datos y de servicios de computación y ponerlos a disposición de todos los centros de excelencia de los distintos países. El CERN es un excelente modelo de lo que queremos lograr con CLAIRE.

Entre los firmantes se encuentran destacados investigadores de 20 países europeos, de todas las áreas de IA, incluyendo muchos responsables de las principales revistas científicas de IA, líderes de sociedades científicas de IA, directores de los principales institutos de investigación en IA así como otros científicos de primer nivel.

La investigación sobre IA es de crucial importancia para el futuro de Europa. "Vivimos en un mundo basado en el conocimiento", dice Holger Hoos, profesor de la Universidad de Leiden, Holanda, y uno de los promotores de la iniciativa. "El conocimiento y la inteligencia son los recursos más valiosos en cualquier sociedad. Por lo tanto, invertir en investigación y educación es inteligente. Invertir en investigación y educación en inteligencia artificial es doblemente inteligente: da personas y máquinas inteligentes".

China ha anunciado un programa destinado a lograr el dominio mundial en todas las áreas de inteligencia artificial para 2030

Los Estados Unidos y China, incluso Canadá, están invirtiendo muy significativamente en IA. El año pasado, China anunció un programa destinado a lograr el dominio mundial en todas las áreas de la IA para 2030. Morten Irgens, vicerrector de la Universidad Metropolitana de Oslo, Noruega, y promotor de la iniciativa afirma: "Si hubiera sido cualquier otra área, hubiera pensado, mejor para ellos, tenemos otras áreas en las que somos buenos. Pero cuando se trata de construir máquinas inteligentes que básicamente puedan transformar y establecer el dominio en cualquier área imaginable, desde bienes de consumo hasta seguridad, es mejor tomar la iniciativa para no quedarse atrás ".

El pasado 10 de abril, 25 países europeos firmaron un compromiso para aumentar la financiación y la coordinación de la investigación en IA, y dos semanas más tarde, la Comisión Europea publicó sus planes iniciales para financiar la investigación e innovación en IA con unos 20.000 millones de euros. En palabras de Philipp Slusallek, director científico del Centro de Investigación de Inteligencia Artificial de Alemania (DFKI) y promotor de la iniciativa, "esta inversión es enormemente importante para Europa, pero seamos inteligentes sobre cómo la usamos".

La inversión de 20.000 millones prometida por la UE "es enormemente importante para Europa, pero seamos inteligentes sobre cómo la usamos"

Es importante señalar que CLAIRE enfatiza los valores europeos de equidad, veracidad, transparencia, justicia y privacidad. Europa siempre ha jugado un papel importante en la IA, pero ahora, sin una reacción decidida a todos los niveles (academia, gobiernos y sector privado), existe el peligro de quedar rezagados respecto a otros países en los que la IA se está desarrollando en base a valores muy discutibles desde el punto de vista ético como por ejemplo el desarrollo de armas letales autónomas o el control masivo de la ciudadanía. Por lo tanto esta iniciativa es necesaria para impulsar la investigación en IA de alta calidad centrada en el ser humano, que aporte claros beneficios a los ciudadanos y fortaleza económica.

El sitio web de CLAIRE, con información adicional y una lista actualizada de los expertos en IA que la subscriben, se puede encontrar en https://claire-ai.org.

Ramon López de Mántaras Badia es director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del CSIC y uno de los promotores de CLAIRE