Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fútbol ghanés al borde del colapso

El Gobierno de Ghana disuelve la Federación de Fútbol del país tras ser acusada de corrupción

Aficionados ghaneses animan a su selección durante un entrenamiento en el Estadio Nacional de Accra.
Aficionados ghaneses animan a su selección durante un entrenamiento en el Estadio Nacional de Accra.

El presidente de la Federación ghanesa de fútbol, Kwesi Nyantakyi, fue suspendido de manera provisional por la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA) tras ser acusado de corrupción el pasado 8 de junio. El día anterior, el Gobierno de Ghana ordenó disolver la Asociación de Fútbol de Ghana (GFA, en inglés) y suspender la actividad futbolística en el país, informaba Efe.

Todo comenzó el 6 de mayo, cuando los políticos y diplomáticos invitados a la presentación del documental Number 12 pudieron observar a los ejecutivos de la GFA, supuestamente, proponiendo sobornos por valor de millones de euros. Entre ellos a Nyantakyi, que sugiere “acuerdos lucrativos” a periodistas que se hacen pasar por inversores.

Otros ejecutivos de la organización fueron filmados aceptando sobornos para influir en la selección de jugadores por varios equipos nacionales. También, aparecen 15 árbitros que aceptan 85 euros para apañar partidos de la primera división de la liga ghanesa, mientras que sus asistentes se venden por la mitad.

Este documental es el resultado de dos años de trabajo de un periodista de investigación encubierto que actúa bajo el nombre de Anas Aremeyaw Anas, conocido por exponer anteriormente sobornos en el sistema judicial de Ghana.

Como se puede ver en el vídeo (mostrado en el anterior tuit), la investigación no se circunscribe a Ghana. Alguno de los árbitros expuestos son de otros países. Es el caso de Range Marwa de Kenia, que iba a participar en el Mundial de Rusia, y ha dimitido tras ser filmado aceptando 600 dólares en lo que parece ser la habitación de un hotel. Anas asegura que el encuentro se celebró durante el Campeonato de África de Naciones de este año. El keniano fue árbitro asistente en la final que ganó el país anfitrión, Marruecos, con un contundente 4-0 contra Nigeria.

Los ciudadanos ghaneses están enojados ante la corrupción que envuelve al fútbol en su país. Pero también se encuentran aterrorizados ante las consecuencias que una medida como esta pueda acarrear. Una de ellas podría ser la eliminación de la selección ghanesa de cualquier competición internacional si la FIFA considerase que la disolución de la GFA por parte del Gobierno es una intromisión política en la marcha del organismo, como contempla el artículo 12 de los estatutos de la Federación. Esto significaría que los Black Stars, como se conoce popularmente al equipo nacional, no podrían participar en la clasificación para la próxima Copa de África que se celebrará en 2019.

El Aduana Stars, campeón de la Liga ghanesa, tendría que retirarse de la próxima Copa Confederación de clubes africanos. Además, el equipo nacional sub-17 femenino, las Black Maidens, tendría que abandonar el Mundial sub-17 femenino que se celebrará en Uruguay del 13 de noviembre al 1 de diciembre, y en el que van a participar por sexta vez consecutiva. Igualmente, la selección femenina sub-20 no podría jugar en la Copa Mundial sub-20 que se disputará en Francia del 5 al 24 de agosto. Finalmente, Ghana perdería los derechos de hospedar la Copa africana de fútbol femenino 2018 cuya inauguración está prevista para el 17 de noviembre en Accra.

De confirmarse el peor de los escenarios, Ghana también perdería su derecho de votación en la decisión final sobre quién hospedará el Mundial de 2026 que tendrá lugar el miércoles 13 de junio y que tiene que decidir entre Marruecos y la candidatura conjunta de Estados Unidos, Canadá y México.

En caso de que la FIFA decidiese suspender a la GFA, no volvería a restablecerle todos sus derechos hasta que no comprobase que desaparece toda interferencia política. El ejemplo más cercano a tener en cuenta es el caso de Nigeria, país al que la Federación suspendió en 2014, tras el Mundial de Brasil, aunque en ese caso la medida solo duró una semana.

El fútbol ghanés al borde del colapso

En Ghana el fútbol, como en la mayoría de los países africanos, es mucho más que un deporte, es una religión. Por eso el país se encuentra en estado de conmoción ante esta notica que se produce a pocos días de que el jueves 14 de junio se inaugure en el estadio Luzhnikí de Moscú el Mundial 2018, en el que los Black Stars no participarán. Fueron eliminados el 7 de octubre de 2017 al empatar frente a Uganda 0-0, después de no haberse perdido las dos últimas ediciones de la competición: 2010 y 2014. Segunda y tercera vez que llegaron a la fase final tras haber participado por primera vez en 2006.

A pesar de la fuerza que este deporte tiene en toda África, solo cinco equipos representarán al continente en el Mundial de Rusia - Nigeria, Egipto, Senegal, Marruecos y Túnez-, igual que los provenientes de Asia y el Pacífico, frente a los 14 de Europa y los ocho procedentes de las Américas.


Puedes seguir ÁFRICA NO ES UN PAÍS en Twitter y Facebook.

Más información