Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OCU advierte sobre los peligros del ‘slime’, el juguete infantil de moda

Algunos de estos productos tienen hasta "14 veces más boro que el límite establecido", una sustancia clasificada en Europa como tóxica y peligrosa

Slime Ampliar foto
Una jóven enseña cómo hacer 'slime' en un vídeo de Youtube.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido de la toxicidad de algunos slimes (una masa viscosa de colores que es el juguete infantil de moda) al superar los límites de boro seguros y causar irritación y quemaduras en piel y ojos, así como síntomas gastrointestinales graves si se ingiere. En un comunicado, la OCU detalla que ha analizado 10 slime y dos de ellos —Fluffy y Barrel-o-Slime Caution—, tienen hasta "14 veces más boro que el límite establecido", una sustancia clasificada en Europa como tóxica y peligrosa, incluso en exposiciones cortas.

La OCU, que ya ha puesto los resultados de sus análisis en manos de la Agencia española de Consumo, Seguridad alimentaria y Nutrición (AECOSAN), recuerda que tanto los slime listos para usar, como los kits de preparación pertenecen a la categoría de juguetes y, por tanto, deben cumplir con los requisitos que establece la directiva europea para su seguridad.

Para evitar problemas, la OCU advierte de que las preparaciones caseras (aunque sean comerciales) necesitan la supervisión de un adulto y hay que tomar precauciones con el manejo del boro.

Los niños no deben comer o beber mientras estén jugando con el producto, pues aumenta el riesgo de ingestión accidental, tienen que lavarse las manos cuando acaben de jugar y no es adecuado que se lo lleven a cama.

Además, la OCU recomienda que se conserve el envase original del juguete para poder localizar al distribuidor en caso de reclamación, así como para que el personal sanitario pueda conocer su composición si se produce una reacción adversa.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información