Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Muere en Tailandia una ballena que se había tragado 80 bolsas de plástico

El cetáceo era incapaz de nadar y sufrió vómitos y convulsiones debido a una obstrucción intestinal

Varios biólogos, junto a la ballena que murió en Tailandia tras ingerir 80 bolsas de plástico.
Varios biólogos, junto a la ballena que murió en Tailandia tras ingerir 80 bolsas de plástico. EFE

Una ballena ha muerto en Tailandia después de haberse tragado más de 80 bolsas de plástico, según han informado las autoridades, que intentaron, en vano, salvar al cetáceo. Este país es uno de los que más bolsas de plástico consume en el mundo, causando cada año la muerte de centenares de animales marinos que viven cerca de las populares playas del sur. 

Esta ballena, un macho joven, es la última víctima. Fue hallada entre la vida y la muerte cerca de la frontera con Malasia, según precisó el sábado el Ministerio de la Marina en su página de Facebook. Fue rescatada tras haber sido avistada el pasado lunes, flotando inerte e incapaz de nadar, en el canal de Songhkla. Sufrió vómitos y convulsiones, y el viernes murió debido a la obstrucción intestinal que sufría. Antes de morir, expulsó por la boca, entre espasmos, cinco bolsas de plástico. 

Las bolsas de plástico halladas en el estómago de la ballena que murió en Tailandia. ampliar foto
Las bolsas de plástico halladas en el estómago de la ballena que murió en Tailandia. AFP

La autopsia reveló que el animal tenía alojadas en el estómago 80 bolsas de plástico, con un peso de ocho kilos, según la página web del departamento de Recursos Costeros y Marinos. Las bolsas de plástico le impidieron ingerir cualquier otro alimento nutritivo, ha explicado Thon Thamrongnawasawat, biólogo de la Universidad Kasetsart de Bangkok, a la agencia France Presse. Según este biólogo, al menos 300 animales marinos, como ballenas, tortugas marinas o delfines, mueren cada año en aguas tailandesas tras haber engullido residuos plásticos. 

Greenpeace ha denunciado que ocho millones de toneladas de basura van a parar todos años a los océanos. En los vertidos figuran billones de bolsas o fragmentos de plástico que causan cada año la muerte de miles de ejemplares de fauna marina.

Más información