Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Verdad BLOGS Coordinado por PATRICIA R. BLANCO

No, esto no es un colegio catalán adoctrinando niños

Una fotografía de un acto independentista que tiene lugar en la calle de un pueblo de Lleida se difunde en redes sociales como prueba de que el soberanismo se inculca en los colegios

Imagen publicada en Segre.com de una calle de Borges Blanques (Lleida).
Imagen publicada en Segre.com de una calle de Borges Blanques (Lleida).

“Nos llega esta imagen. Colegio en les Borges Blanques [Lleida]. Ayúdanos compartiendo. Os necesitamos. Para los que dicen que no se usan las escuelas como medio de adoctrinamiento en Cataluña”. Este mensaje, compartido en redes sociales y acompañado por una imagen que muestra sin lugar a dudas un acto independentista catalán, se ha difundido desde este martes para denunciar que el soberanismo se inculque en las escuelas. Societat Civil Catalana se ha sumado con un tuit a la denuncia. Sin embargo, el acto no tuvo lugar en un colegio, sino en una calle del pueblo.

La fotografía muestra una vía engalanada con guirnaldas y alfombras amarillas circundadas de cruces, también amarillas, en las que se puede leer en catalán “Dignitat”, “Justícia” o “Democràcia”. En una mesa cubierta con un mantel del mismo color se aprecia un letrero que pide libertad para los presos políticos, en alusión a los exconsejeros y líderes catalanes en prisión. Hay varias, personas, entre ellos, al menos tres niños. Claramente se trata de un acto independentista. Pero más allá de la presencia de tres menores, no hay ningún indicio de que la escena tenga lugar en una escuela.

La imagen original apareció publicada el pasado 27 de mayo en el diario Segre.com con el pie “Calle engalanada de amarillo a favor de los presos, en Borges”. La fotografía ilustra un reportaje dedicado a la multiplicación de actos en homenaje a los líderes catalanes en prisión después de que el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, “reclamara a los Ayuntamientos mantener la neutralidad en los espacios públicos”. Según Segre.com, el color amarillo, que simboliza la protesta contra el encarcelamiento de los líderes independentistas, se ha extendido a “lugares inéditos”, como a Borges Blanques. En concreto, la fotografía fue tomada en el Passeig del Terrel, tal y como ha confirmado Maldito Bulo.

Societat Civil Catalana ya ha rectificado su tuit, aunque insisten en que en el acto sí se estaba adoctrinando a menores: “Es una calle pública, delante de un polideportivo público y se está adoctrinando a niños. No deja de ser grave”.

Síguenos en Twitter y en Flipboard