Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kim Kardashian acude a la Casa Blanca, invitada por el yerno de Trump, para hablar de las prisiones

La estrella de la telerrealidad intercederá por una mujer que lleva presa 21 años sin posibilidad de libertad condicional

Kim Kardashian en la gala del Met en Nueva York, el 7 de mayo de 2018.
Kim Kardashian en la gala del Met en Nueva York, el 7 de mayo de 2018. GTRESONLINE

En octubre de 2017, la página estadounidense Mic publicó un vídeo en sus perfiles de Facebook y Twitter dando a conocer la historia de Alice Marie Johnson. Johnson es una mujer —madre, abuela y bisabuela— de 62 años que el pasado octubre cumplió 21 de prisión en una cárcel de Alabama, donde está por un delito de drogas sin violencia. Su principal escollo es que a pesar de su buena conducta y del tiempo cumplido no tiene derecho a disfrutar de libertad condicional, puesto que en EE UU el sistema federal de prisiones no cuenta con este beneficio.

Entre los más de cuatro millones de personas que vieron ese vídeo y que supieron de la historia de Alice estaba Kim Kardashian. La impresión que le causó la historia de esta presa (una más de los 3.278 estadounidenses que cumplen pena sin posibilidad de libertad condicional, el 79% por delitos de drogas no violentos, el 65% de ellos, negros) fue tan honda que Kardashian lleva desde entonces intentando interceder por Johnson nada menos que ante el presidente Donald Trump. Este 30 de mayo lo va a conseguir: va a acudir a la Casa Blanca a discutir del asunto. 

La estrella de la telerrealidad (con unas ganancias estimadas de 41 millones de euros en 2017) lleva meses en conversaciones con los Trump a través de su abogado, Shawn Chapman Holley, que trabajó con su padre, Robert Kardashian, durante la defensa de O. J. Simpson. Sus primeros acercamientos los hizo mediante Ivanka, la hija y asesora del presidente, y ahora se reunirá con su marido, el también asesor del presidente Jared Kushner, que a su vez está muy implicado con la cuestión penitenciaria. Con él intentará cambiar la situación de Johnson pero también dar un primer paso en la modificación de las leyes federales al respecto.

Kardashian ha concedido una entrevista a la misma web que publicó el vídeo de la presa, Mic, para hablar de este asunto. "Le explicaré que, como cualquier otra persona, podemos tomar elecciones en nuestras vidas de las que no nos sentimos orgullosos y en las que no pensamos completamente".

La madre de North, Saint y Chicago y esposa desde hace cuatro años del rapero Kanye West (que ha apoyado públicamente a Trump) asegura que también se trata de un momento vital en el que quiere invertir su dinero y energías de un modo diferente del que tiene acostumbrada a su audiencia. "En el punto de mi vida en el que estoy ahora, salir a gastar mi dinero comprando cosas no me aporta la satisfacción que antes solía", asegura. "Salvar la vida de alguien y hacerlo una vez al año haría que mi corazón estuviese más lleno".

Donald Trump y Kanye West en la Torre Trump de Nueva York en diciembre de 2016 ampliar foto
Donald Trump y Kanye West en la Torre Trump de Nueva York en diciembre de 2016 GTRESONLINE

Durante su tiempo en la cárcel, Alice Marie Johnson se ha dedicado a escribir obras de teatro que, como explica "han visto miles de mujeres". Su conducta es irreprochable, asegura, y tiene cartas de funcionarios de la prisión y de miembros del Congreso afirmándolo. Pero su única posibilidad de salir libre sería la clemencia, es decir, la anulación de la pena, que sólo sería posible de la mano del presidente. Barack Obama concedió rebajas de penas e indultos a 230 presos, y varios de ellos salieron en octubre de 2016, pero ella no estaba en esa lista. Ahora, trata de cambiar la ley.

Kardashian ya apoyó públicamente un caso anterior similar, el de Matthew Charles, un preso que en 1996 fue condenado a 35 años de prisión por traficar con cocaína y que consiguió salir en ese indulto que hizo Obama justo antes de dejar la presidencia.