Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba: “Tengo todos los atentados grabados. Al final te sientes responsable, es inevitable”

Alfredo Pérez Rubalcaba analiza para EL PAÍS su etapa al frente del Ministerio del Interior en los últimos años de lucha contra ETA

Alfredo Pérez Rubalcaba durante la entrevista. Vídeo:

“Desde el punto de vista vital, para mí ETA acabó el 20 de octubre del 2011, cuando la democracia derrotó a ETA”. Sin duda este fue uno de los días más importantes en la vida política de Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2006-2011) y uno de los artífices del fin de la actividad de la banda armada. Aunque como él mismo reconoce "ese día también te vuelven a aparecer las víctimas y te preguntas ¿todo este sufrimiento para esto?”.

El que fue uno de los hombres más influyentes de la política española reciente, reconoce a este periódico que sus momentos más duros al frente de Interior fueron los atentados: "Me acuerdo de cada funeral, del olor de las flores, de los llantos y las caras de las madres y de las esposas, eso es lo peor porque al final siempre te sientes responsable, es inevitable". Ahora que ETA se disuelve definitivamente después de 43 años de actividad y 829 víctimas mortales, y que la escenificación del fin será este fin de semana en un acto en el País Vasco francés, Rubalcaba recuerda los intentos de acabar con la violencia por la vía del diálogo y también los fracasos de aquellas reuniones. "Siempre piensas que podías haber hecho más", asegura el exministro.

También hubo momentos reconfortantes como las buenas operaciones policiales que detuvieron a los últimos jefes militares de la banda terrorista: "Recuerdo muy bien la última rueda de prensa, iba con el General de Información de la Guardia Civil y ambos sabíamos que gracias a esas actuaciones de los Cuerpos de Seguridad del Estado aquella iba a ser la última gran rueda de prensa". Y así llega el final. ETA se queda sin capacidad de reacción y Batasuna se da cuenta de que la organización terrorista se ha convertido en un problema.

Para el político ahora toca pensar en el futuro de Euskadi, en los jóvenes y en recuperar la convivencia sobre un relato sin trampas: "Y el relato es muy sencillo, ETA fue una gente que mató mucho por imponer unas ideas supremacistas".

Más información