Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plástico asesino

Un reportaje sobre la contaminación plástica de los océanos me llegó al corazón, a mi alma humana cómplice y congelada. Nuestra estupidez es ilimitada; creemos tener una sociedad mejor y más desarrollada pero que, en realidad, destruye brutalmente este planeta. Producimos millones de toneladas de plástico que rebosan los mares. Hay manchas de plásticos cuya extensión equivale a la de España, que destruyen la vida de la fauna marina y, por tanto, la nuestra. Mientras, nosotros andamos preocupados por miserias políticas o por otros temas irrelevantes. Ahora, la solución debe ser global y de cada uno de nosotros. Concretemos en algunas acciones como minimizar el uso de los plásticos y premiar desde los Gobiernos a las empresas que los reciclan; recoger las basuras plásticas de los mares y que los gastos sean pagados con fondos estatales; buscar alternativas I+D como pueden ser las recientes enzimas descubiertas en Reino Unido o en EE UU que pueden destruir el plástico, etcétera.

Este es un llamamiento de socorro para quien quiera oírlo. Aunque, tal vez, ya sea tarde.— Mario Gestoso.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.