Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enhorabuena, Scorsese

La concesión del Premio Princesa de Asturias al director norteamericano Martin Scorsese ha supuesto un doble éxito: por una parte se premia a un cineasta fundamental en los años finales del siglo XX y principios del XXI, y por otra se engrandece al propio premio dándole una magnitud universal que previamente ya tenía, pero que ahora se extiende. El director de obras como Taxi Driver, Uno de los nuestros, La última tentación de Cristo o Casino, entre muchas otras, nos ha dejado imágenes imborrables para el recuerdo. El premio engrandece al cineasta y al propio premio. Un acierto.— Enrique Ocampo Salas. Plasencia (Cáceres).

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.