Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Los ataques de tiburones obligan a suspender un torneo mundial de surf

Tres surfistas aficionados sobreviven a mordeduras de escualos en la costa oeste de Australia

Un surfista participa en el Margaret River Pro. Getty Images

Una cadena de ataques de tiburones en apenas 48 horas ha obligado a suspender una de las principales pruebas de la Liga Mundial de Surf: el Margaret River Pro, que se celebra en la costa oeste de Australia. Dos surfistas aficionados sufrieron mordeduras de escualos el lunes en playas de Gracetown mientras un tercer practicante de este deporte logró esquivar a patadas el ataque de otro escualo este martes. Todas las víctimas sobrevivieron a las acometidas, pero sufrieron lesiones en las piernas.

"Los tiburones son una realidad ocasional en las competiciones de la liga mundial de surf y del surf en general. Sin embargo, las circunstancias actuales son muy inusuales y preocupantes, ya que el riesgo [de presencia y agresiones de escualos] durante la temporada del Margaret River Pro ha cruzado el umbral de lo aceptable", ha afirmado en un comunicado la directora ejecutiva de la liga mundial, Sophie Goldschmidt.

En otros torneos de surf ha habido incidentes con tiburones que no han llevado a la cancelación del evento. Por ejemplo, el surfista australiano Mick Fanning fue atacado por un ejemplar durante una prueba de la liga mundial en la Bahía de Jeffreys en Sudáfrica en 2015, pero escapó golpeando al animal.

Sin embargo, los organizadores sostienen que en este caso las circunstancias son excepcionales y han decidido cancelar la prueba "pese a las consecuencias comerciales para la comunidad local". No obstante, se ha incrementado la vigilancia en la zona de la competición con motos acuáticas y aviones teledirigidos.

El surfista Gabriel Medina está contento de que el torneo se haya cancelado, ya que, según ha contado al portal de noticias Nine News Australia, es la prueba más peligrosa en la que ha surfeado. Los participantes han vivido en sus propias carnes el riesgo de surfear junto a escualos. En vísperas del inicio del torneo, el campeón del mundo de surf, John John Florence, fue alertado de la presencia de dos tiburones en la zona en la que practicaba el deporte y salió del agua. Hay un vídeo del incidente, grabado con un dron y publicado por su productora.

Tras los primeros ataques, la competición se suspendió temporalmente el lunes y el martes y se aumentaron las medidas de seguridad con drones. Pero los cadáveres de ballenas muertas en el área estaban atrayendo a más tiburones y, por lo tanto, había aumentado la probabilidad de más ataques.

El ataque ha provocado además el cierre de varias playas, incluidas las de North Point, Big Rock y Lefthanders, según informa The Guardian. Este martes las autoridades retiraron los cuerpos de algunas ballenas de las costas para evitar que más tiburones se acerquen a la zona, tal y como cuenta el periodista Nathan Brooks en su cuenta de Twitter.

Más información