Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alexa Chung reinterpreta las clásicas Superga 2750

La modelo y diseñadora crea una colección para la próxima primavera con la firma italiana de calzado, de la que se convierte de nuevo en imagen

Algunos de los modelos de la nueva colecciónde Alexa Chung para Superga.
Algunos de los modelos de la nueva colecciónde Alexa Chung para Superga.

Alexa Chung es modelo, presentadora y diseñadora. Una de las primeras it girls e icono de estilo por su sencillez y por combinar con naturalidad la elegancia parisina con aires neoyorquinos siendo ella británica. Sus estilismos con pocas pretensiones suelen ser alabados por las editoras de moda, y eso es lo que enamoró a Superga en 2011, año en el que la marca italiana de calzado la eligió como imagen de su campaña. Una colaboración que hoy ha evolucionado, como lo ha hecho la propia Chung. Después de lanzar el año pasado su marca de moda, ahora no solo posa ante el objetivo, sino que se ha adentrado en el ADN de la firma italiana de calzado para reinterpretarlo y diseñar una colección de zapatillas.

Superga tiene más de 100 años, y su modelo más exitoso, las zapatillas 2750, nació en 1925. Y ese es el que ha versionado Chung, nacida hace 34 años en Privett. Hoy la marca compite en una industria en la que las zapatillas viven su momento dorado, convertidas en un calzado que ha dejado de estar mal visto en las oficinas, en las ocasiones especiales e incluso en las pasarelas desde que Chanel hizo desfilar a sus modelos con sneakers en la Semana de la alta costura de París a principios de 2014.

“El boom de las zapatillas es una tendencia que ha llegado para quedarse. Hoy la forma de vestir, en general, es mucho más casual y mucho de eso tiene que ver con que la gente quiere ir más cómoda. Además, mientras hace una década eran mucho más funcionales y cuidaban menos su estética y el aspecto relacionado con la moda, ahora las hay para casi cualquier situación, lo que hace que sea mucho más fácil ponérselas”, asegura Lorenzo Boglione, vicepresidente de ventas de BasicNet, grupo propietario de Superga desde 2007 y en el que la marca de zapatillas supone un 20% de su facturación anual (unos 110 millones de euros el año pasado).

Superga X @alexachungstagram collaboration imminent! Woooopppp xx

Una publicación compartida de Alexa (@alexachung) el

Hace 93 años, la fábrica de Walter Martiny en Turín comenzó a fabricar un revolucionario producto: una zapatilla de lona con suela de goma vulcanizada. Convertidas en icono de la moda deportiva de los tenistas (el italiano Adriano Panatta las llevaba cuando ganó el Roland Garros en 1976), desde hace tiempo la marca trata de seducir a los amantes de la moda. Y si a la industria le gusta sorprender con las alianzas entre reconocidos nombres, Superga no se ha querido quedar atrás, y ha hecho colaboraciones con firmas destacadas, desde Swarovski (en 2006) a la marca de las gemelas Olsen (en 2012) sin olvidar a Versace (2014). Además, se han unido para colecciones con famosas influencers, como la española Gala González o la italiana Chiara Ferragni. Y ahora es el turno de Alexa Chung.

Según cuenta Boglione, esas alianzas con las prescriptoras de tendencias jamás son forzadas, pues es imprescindible que las hayan visto pisar con Superga antes de iniciar cualquier colaboración. Y con Alexa Chung este requisito estaba más que cumplido. “Mi madre usaba Superga mientras crecía, por lo que para mí siempre ha sido un calzado clásico y algo que incorporé a mi vestuario diario durante años”, asegura la británica en la nota de prensa. “Me gustan porque para mí son una especie de rebelión contra las zapatillas con demasiados trucos. No son demasiado tecnológicas o intimidantes, son simplemente sencillas, cool, se ven bonitas y combinan con todo”, dijo de su último socio a la edición británica de la revista Vogue.

Tres de los modelos diseñados por Alexa Chung para Superga. ampliar foto
Tres de los modelos diseñados por Alexa Chung para Superga.

Sus diseños para esta primavera/verano van a contracorriente de la tendencia del calzado deportivo más tecnológico. Se ciñe a la clásica silueta de la Superga 2750, que reinterpreta con diferentes texturas (satén, algodón, lona, felpa) y colores (crema, burgundy y azul cielo) y que mantienen la suela blanca que se ha convertido en seña de identidad de la marca. Aunque en esta colección cápsula, que se pone a la venta este 15 de marzo con precios desde los 53 a los 88 euros, ella se atreve con dos modelos destalonados y otros dos un poco por encima del tobillo.

Para Boglione, Chung representa la clienta por excelencia de Superga: un tipo de mujer madura, que viste de forma discreta, sofisticada y quiere ir cómoda. “No solo representa esto, además acaba de arrancar su marca y quería que las Superga fueran las zapatillas de su firma, no quería ponerse a crear un calzado de cero cuando existe el que quiere. De ahí nace esta unión”, asegura para después avanzar que esta colección no va a ser algo puntual.

Más información