Lucas Vidal: “La banda sonora es el reflejo de las emociones de sus valientes protagonistas”

El compositor explica el proceso de composición de la música del documental 'The best day of my life'

El compositor Lucas Vidal, en su estudio de Madrid.VÍDEO: L. ALMODÓVAR / V. MARTÍNEZundefined

Cuando el compositor Lucas Vidal estaba ensayando el concierto de Navidad con las bandas sonoras de su colega estadounidense John Williams en el Teatro Real, a finales de 2015, recibió una noticia "mágica". Estaba nominado a los premios Goya a Mejor Música Original por la película Nadie quiere la noche, dirigida por Isabel Coixet, y Mejor Canción Original por Palmeras en la Nieve, de Fernando González Molina. Con solo 31 años se hizo con los dos galardones. "Lo recuerdo con mucho cariño. Sinceramente no me lo esperaba, el discurso fue bastante disparate", cuenta el madrileño, afincado en Estados Unidos. Tras intensos meses de trabajo, decidió tomarse un respiro y dedicarse a otro tipo de proyectos. Un año y medio más tarde, "Fer" volvió a llamarle: quería que compusiera la música de su futuro documental, The best day of my life, en el que seis jóvenes LGTBI de España, Francia, Rusia y Uganda viajan a Madrid World Pride de 2017, donde se conocen y comparten sus experiencias en sus países de origen. "Al minuto de leer el guion le dije: 'Cómo no voy a estar involucrado'. Me pareció una historia fascinante con un viaje maravilloso", subraya. 

Más información

La música siempre estuvo presente en su vida desde que nació. Su abuelo fundó el sello discográfico Hispavox y desde los tres años empezó a tocar el piano, un poco de violín y también la flauta. Una cultura musical que le llevó desde pequeño a interesarse por la composición. Fue ya con 16 años, en el campamento de Berkley College of Music de Boston, en EE UU, cuando empezó a sumergirse en la música para cine. Con solo 20 ya había creado su primera banda sonora. Al principio trabajó en películas más independientes como Cathedral Pines (2006) o La isla interior (2009). Ya instalado en Los Ángeles, donde tiene su estudio base, llegaron producciones de mayor presupuesto como Mientras duermes (2011) o Fast & furious 6 (2013). El proyecto de The best day of my life no ha sido su primer documental, aunque sí el de mayor envergadura. Su director, Fernando González Molina, quería hacer "un triple homenaje: a Madrid, una de las ciudades más libres y abiertas; al movimiento LGTB que en 40 años ha conseguido cambiar la realidad española y a esas personas anónimas que en cualquier lugar del mundo luchan por ser ellos mismos". 

Lucas Vidal junto al músico Paco de Lucía.
Lucas Vidal junto al músico Paco de Lucía.

Tras recibir el guion de cualquier película, Vidal sigue el mismo proceso. Después de leerlo, le da sus notas al director e intercambian las ideas que puedan tener al respecto. Cuando acaba el rodaje de la cinta y llega el proceso final de la edición, deciden dónde poner música. El compositor empieza entonces a hacer sus demos en el ordenador, se graba o no con una orquesta y se mezcla con los efectos especiales de sonido. Para Vidal, la diferencia entre crear la banda sonora de una película de ficción y un documental como este es la gran carga emocional que supone el hecho de que los personajes son reales. Junto a González Molina plantearon una música "bonita, orquestal, elegante, que acompañara a las imágenes". También han metido música electrónica, guitarra... "Hay mucha música, a Fer siempre le encanta poner mucha música", bromea. 

El documental narra las vidas de Abril, que acaba de comenzar su viaje hacia un cuerpo que respeta lo que es su alma; de Ruth, una activista lesbiana que nació y vive en Uganda; de Nick y su pareja Max, que conviven en Rusia, donde tienen que hacerse pasar por primos; Geena, una actriz transexual preparada para comerse el mundo pese a no mantener contacto alguno con su familia y Timo, un francés saltador de trampolín homosexual y sordo, que demuestra día tras día que es capaz de superar cualquier obstáculo. Unas historias que han influido a Vidal a la hora de componer una música que está muy ligada a las experiencias dramáticas de los personajes.

La composición de la canción original de la película también es obra suya, que junto a Antonio Orozco, intérprete de la letra, han dado forma al tema No sabes. El proceso de creación fue un mano a mano en el que ambos músicos se entendieron a la perfección. "Es la persona más humilde y elegante que he conocido en esta industria. El proceso de producción ha sido muy intenso y positivo, la letra lo dice todo", manifiesta Vidal. Para el compositor, el documental ha sido una experiencia "muy profunda" por poder apoyar a un colectivo "que ha sufrido tanto durante tantos años". "Me alegro de aportar algo, aunque sea solo un poquito con mi música, a la vida de los protagonistas", sentencia.

Lucas Vidal, ante su equipo de composición.
Lucas Vidal, ante su equipo de composición.LUIS ALMODÓVAR
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción