Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Varios cazadores capturan a una pitón de seis metros en Malasia y alimentan con su carne a todo el pueblo

Los hombres hallaron al reptil apareándose con otro más pequeño dentro del tronco de un árbol

Una pitón, en una imagen de archivo.

Una serpiente pitón de seis metros y un macho más pequeño han sido sorprendidos por unos cazadores en Malasia mientras se apareaban dentro del tronco de un árbol y no han tenido un buen final. Los cazadores han matado a los reptiles y han alimentado con su carne a todo su pueblo, al norte de la isla de Borneo. Esta, acompañada con arroz, es uno de los platos preferidos de la comunidad.

Los hombres estaban de caza el pasado sábado cuando oyeron ruidos extraños que provenían de dentro del tronco, según han informado algunos tabloides británicos. Con una motosierra, cortaron la corteza y descubrieron dentro las serpientes.

En un vídeo, se ve cómo los hombres hacen un rectángulo en la corteza del árbol y por ese orificio comienzan a sacar a los animales. Primero los retiran con un palo y después, con las manos. Los hombres tiran de la serpiente de seis metros y poco a poca logran sacarla completamente. 

Los cazadores mataron a los reptiles a disparos y, para mover al más grande hasta el coche, cuatro de los hombres tuvieron que cargarlo en sus espaldas, porque el peso y la extensión de la serpiente dificultaban su traslado. Las pitones reticuladas, una especie que habita en el sudeste de Asia, son las serpientes más grandes del mundo. La de seis metros hallada en Bintulu es apenas un metro más pequeña que la mayor encontrada en Malasia.

Cuando llegaron al pueblo, la comunidad los recibió con aplausos. Típicamente, en la región de Sarawak, al norte de la isla de Borneo, las pitones se cocinan a las brasas y después se fríen; el plato se acompaña con vegetales y con arroz. La cantidad de carne de los dos reptiles alcanzó para todo el pueblo —y todavía sobró—, según ha informado el periódico Daily MailTinsung Ujang, de 60 años, fue el cazador que encontró a ambos animales y declaró al tabloide que el festín durará varios días.

Más información