Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El artista que dibuja desnudos con bolígrafo, censurado en Instagram

Juan Francisco Casas es otro creador que ha sido víctima de la poca tolerancia de las redes sociales con el arte

Juan Francisco Casas es un artista con una amplia carrera que trabaja a partir de fotografías que usa como punto de partida para sus pinturas y dibujos. "Generalmente los dibujos suelen ser realizados con bolígrafo, que es un material que me interesa especialmente por la coherencia de fondo con forma: mis temas son íntimos, privados, domésticos, muy ligados con la vida misma, cotidianidad que creo que el bolígrafo representa a la perfección", asegura.

La obra de Juan Francisco se encuentra se encuentra en las colecciones del Museo ARTIUM, la Colección del Ministerio de Asuntos Exteriores o la Colección de la Real Academia de España en Roma, así como en importantes colecciones privadas de todo el mundo. Pero a Instagram y a Facebook parece que no les gusta, porque le han censurado más de una vez sus cuentas. Hablamos con otro artista (los casos se suceden continuamente) al que le borran sus perfiles. En su caso, la primera vez fue en 2009.

El desnudo está muy presente en tu trabajo.

Así es, en mi trabajo lo privado se mezcla con lo público con mucha naturalidad y así el desnudo acaba apareciendo, pero más que desde una sexualidad tópica, desde un hedonismo y un goce puramente epicúreo.

El artista que dibuja desnudos con bolígrafo, censurado en Instagram

¿Cuándo fue la primera vez que sufriste censura en la redes sociales y por qué?

Ya ni recuerdo, pero la primera vez puede ser que haya sido en 2009 cuando me borraron mi primera cuenta de Facebook. Las razones siempre han sido las mismas: el desnudo en obras de arte, dibujos o pinturas.

Ahora te han cerrado la cuenta de Instagram, ¿has recibido alguna explicación?

Ninguna. Dicen que incumplido sus normas y por eso unilateralmente han eliminado la cuenta. Sin embargo explícitamente en las normas comunitarias que me dicen que he incumplido ellos dicen que, y cito textualmente: "Por diversos motivos, no permitimos que se publiquen desnudos en Instagram. Esta restricción se aplica a fotos, vídeos y determinado contenido digital que muestren actos sexuales, genitales y primeros planos de nalgas totalmente al descubierto. También se aplica a algunas fotos de pezones femeninos; sin embargo, sí se permiten fotos de cicatrices de mastectomías y de lactancia materna. También se aceptan desnudos en fotos de cuadros y esculturas".

Mis desnudos siempre han sido dibujos y pinturas, que ellos explícitamente permiten. Por lo tanto ellos están incumpliendo unas normas que todos los demás estamos obligados a cumplir, y dado que mis cuentas de Instagram y Facebook son para uso profesional, esta eliminación de cuenta no sólo me provoca un daño personal, sino que también profesional.

Debido a esto y a pesar de la dificultad que esto colleva, me veo en la obligación moral de estudiar presentar cargos y aunque sea una batalla judicial desigual, creo que es necesario llamar la atención sobre la censura al arte, especialmente en estas plataformas. El problema, legalmente hablando, es que si el contrato, las normas comunitarias, lo incumple el usuario es eliminado, pero si dicho contrato lo incumple la plataforma la indefensión es total, a menos que recurras a los tribunales donde Instagram tiene su sede social: California.

El artista que dibuja desnudos con bolígrafo, censurado en Instagram

¿Cómo se suelen comunicar estas cosas? ¿Existe, por así decirlo, un toque de atención previos?

Suelen eliminar fotos pero Instagram no avisa de la eliminación de la cuenta.

Cada vez que has tenido un problema con las redes has tenido la posibilidad de protestar, más allá de hacerlo público.

En Facebook no, en Instagram puedes escribirles si consideras que es un error, pero nunca recibes respuesta.

¿Qué opinas de que en nuestros días siga existiendo la censura artística?

Es una prueba más de que avanzamos hacia unos tiempos cada vez más oscuros. Hay cosas que en los 80 no escandalizarían a nadie y ahora parece que cualquier pieza artística que trate el desnudo o la religión no tiene cabida ni en redes sociales y ni en lugares públicos de exhibición. A mi me han borrado hasta fotos de esculturas del siglo XVIII que estaban junto al David de Miguel Ángel en la Galleria dell'Accademia en Florencia. La tradición del desnudo en obras de arte tiene (al menos) unos 40.000 años de antigüedad y solo se ha censurado en culturas retrógradas y en proceso de involución.

El artista que dibuja desnudos con bolígrafo, censurado en Instagram

Últimamente ha habido más casos como el tuyo. ¿Habéis pensado los artistas en intentar un movimiento más grupal de contestación o protesta? ¿Serviría para algo?

El problema no es el ruido que hagamos, el problema es que nada de esto es un error, es una labor concienzuda y persistente para eliminar cualquier cosa que vaya en contra del conservadurismo hegemónico global. Queda feo decir que censuran el arte por eso dicen en sus normas que no lo hacen, pero la realidad es que luego sí lo hacen, a sabiendas de que nadie va a demandarlos por eso. En mi caso no me he abierto otra cuenta ni nada: por ahora cualquiera que quiera ver mi obra puede hacerlo en mi web o en las galerías y museos que me exponen.

Háblanos de tus planes de futuro, ¿en qué estás trabajando?

Ahora mismo estoy preparando un libro que está escribiendo sobre mi obra Susana Blas para la editoral Nocapaper y comisariando una exposición colectiva llamada Nepotismo Ilustrado, todo para verano. Además, varias exposiciones para final de 2018 con las galerías que trabajo habitualmente, Fernando Pradilla en Madrid, Jonathan LeVine en Nueva York y el Museo en Bogotá.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información