La ampliación del permiso de paternidad, en suspenso hasta la aprobación de los Presupuestos

Las cuentas del Estado están pendientes de que el Gobierno logre apoyos suficientes para sacarlas adelante

getty

El pasado mes de septiembre se anunció que se iba a ampliar el permiso de paternidad de cuatro a cinco semanas tras el acuerdo alcanzado entre el PP y Ciudadanos. Un trueque de ambos partidos que permitía al primero firmar los Presupuestos Generales del Estado de 2018 (PGE) y al segundo conseguir diversas medidas sociales que consideraban importantes entre las que estaban esta ampliación del permiso de paternidad y de los cheques guarderías, esta última ayuda permitiría a las familias más desfavorecidas disfrutar también de los servicios de las escuelas infantiles.

Más información
¿Qué sube y qué baja en 2018? Precios al alza para sueldos de bajo coste
El Ejecutivo intentará aprobar los nuevos Presupuestos a partir de enero
El PP y Ciudadanos pactan ampliar de cuatro a cinco semanas la baja paternal

Estos presupuestos hoy por hoy siguen sin firmarse, lo que paraliza ambos beneficios para las familias españolas ya que su cumplimiento estaba supeditado a la aprobación de las cuentas. Conclusión: el permiso de paternidad no pasará este enero de cuatro a cinco semanas, en lo que era un intento para ir equiparando los permisos maternos de 16 semanas con los paternos. El coste de incrementar de cuatro a cinco semanas los permisos de paternidad a lo largo de este año será de 116 millones de euros.

Sin embargo, ese borrador de los presupuestos no ha llegado aún al Congreso de los Diputados.  “El problema es que como no se han aprobado los presupuestos, esa partida tampoco y sin dinero entiendo que no hay medida. No es algo que se pueda asegurar porque es el Gobierno quien decide pero en principio, al no estar aprobados los PGE no está aprobada esa partida y la ampliación no va a entrar”, señaló la portavoz de Igualdad de Ciudadanos, Patricia Reyes, en declaraciones a Europa Press ayer martes. La diputada recordó también que este aumento a cinco semanas “es un compromiso” que el Gobierno adoptó con Ciudadanos y afirmó que “esa partida estaba en los presupuestos” que negociaron con la formación, “pero no se han sentado con PSOE ni con PNV así que no se sabe qué va a pasar”. añadió Reyes.

Y no se sabe cuando sucederá. Si consigue ponerse en marcha, esta sería la segunda ampliación de este beneficio en dos años, desde que en enero de 2017, el permiso de paternidad aumentará de 13 días a cuatro semanas. Un permiso que ha recorrido un largo camino. Fue en 2008 cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero decidió aprobar la ampliación del permiso de paternidad de los 13 días existentes hasta el mes de duración. Y casi una década después, los hombres cuyos hijos nacieron a partir del primero de enero del año pasado empezaron a disfrutar de esta medida que se fue retrasando año tras año. Eso sí, estas cuatro semanas son intransferibles y no obligatorias.

La ampliación de esta baja no ha estado exenta de preocupación por parte de algunos expertos que temían que los trabajadores decidieran no pedir el permiso por miedo a represalias en sus empresas. Sin embargo, la brecha entre las solicitudes de los permisos de maternidad y paternidad ha disminuido considerablemente. Si de 2007 a 2016 hubo 158.000 bajas más de mujeres que de hombres, en 2016 la diferencia fue de 34.000. Una tendencia que parece que continúa. Desde enero de 2017 hasta el pasado mes junio, 122.183 padres pidieron la baja, frente a las 134.726 madres que también lo hicieron, entre ellas un 13% son solteras.

Por su parte, la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPIINA) calificó el intento de subida de cuatro semanas a cinco de "parche", "ampliación tramposa" y “política populista” por ambos partidos. “Cinco semanas de permiso de paternidad, frente a las 16 semanas de maternidad, sigue siendo un objetivo obsoleto -y también anticonstitucional- para una sociedad que reclama igualdad real en el derecho a cuidar de sus criaturas: las encuestas indican que el 92% de los padres y el 93% de las madres están de acuerdo en la equiparación total de ambos permisos”, aseguró la asociación en un comunicado el pasado septiembre.

El acuerdo conseguido en 2017 por ambos partidos, además, tampoco define si estas semanas son obligatorias o no, si son transferibles o si son continuas. El fin de esta asociación es conseguir una legislación concreta que elimine los roles de género y la discriminación por maternidad.

Esperemos que la firma de los Presupuestos Generales del Estado se consiga pronto y, entre las medidas, los nuevos padres puedan disfrutar una semana más con su recién nacido. No es suficiente, pero sería un pequeño paso más hacia adelante.

Sobre la firma

C. G.

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza (Salud, Psicología) y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS