Cartas al director
i

El tesoro de Sijena, otro mal ejemplo

Desde hace algún tiempo vengo siguiendo las distintas noticias que se han ido produciendo en relación con la devolución del denominado Tesoro de Sijena. Lamentablemente, como viene siendo habitual en los últimos tiempos, lo de menos ha sido el valor artístico de las piezas que fueron vendidas en su día, los razonamientos jurídicos de las resoluciones que han terminado acordando su devolución o el hecho de que los aragoneses vayan a poder disfrutar de nuevo de esas obras de arte.

Una vez más, los políticos nos han dado un ejemplo de cómo politizar un asunto puramente judicial, creando un conflicto innecesario hasta el punto de llegar a dar lugar a las siempre tan poco ejemplarizantes imágenes de tener que dar cumplimiento a la fuerza a una resolución judicial.— Pablo Chillón Domínguez. Madrid.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50