Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Catorce meses después, Angelina Jolie y Brad Pitt siguen sin firmar el divorcio

El actor está dispuesto a pagar a su exmujer el dinero que sea necesario, pero quiere compartir la custodia con sus hijos. Ella se niega

Brad Pitt y Angelina Jolie en 2010 en Berlín.
Brad Pitt y Angelina Jolie en 2010 en Berlín.

Han pasado ya 14 meses desde que uno de los matrimonios más sólidos de Hollywood decidiera separarse, pero todavía no han sido capaces de llegar a un acuerdo de divorcio. Angelina Jolie y Brad Pitt se siguen peleando, por medio de sus abogados, por las condiciones en que quedarán los seis hijos de la pareja. Fuentes próximas al actor han asegurado a medios de EE UU que está dispuesto a darle cualquier cantidad de dinero que su exmujer reclame, pero no cederá en nada en lo que a sus hijos se refiere. Jolie, al parecer y según estas versiones, no acepta que Pitt pase tiempo con los niños ya que dice no estar segura de que esté en condiciones de ocuparse de ellos de la manera correcta. Esta postura inflexible de la actriz hace que 14 meses después no haya acuerdo.

El actor ha admitido que hubo un tiempo en que bebía demasiado. "El alcohol se convirtió en un problema", confesó.  Brad Pitt aceptaba así que la bebida fue un "problema" durante los años de convivencia con su exmujer. "No recuerdo ni un día desde que salí de la universidad en el que no hubiera estado bebiendo o me hubiera tomado algo", dijo. "Cuando formé mi familia detuve todo excepto el alcohol. Incluso este último año estaba bebiendo demasiado. Se había convertido en un problema", agregó. También explicó que los largos períodos lejos de casa le pasaron factura a la que hasta su divorcio era una de las parejas más envidiadas de Hollywood.

Así, la actriz tiene la custodia completa de sus hijos, a los que Brad Pitt puede ver una vez a la semana, al principio bajo supervisión (a la que no se sabe si sigue sometido todavía). Además, todos han acudido a terapia, tanto por separado como en familia. El actor sigue luchando por la custodia compartida, que es su principal prioridad. Ellos mismos lo anunciaron en el único comunicado conjunto que han emitido hasta la fecha: “Hemos firmado un acuerdo para preservar los derechos de privacidad de nuestros hijos y nuestra familia manteniendo todos los documentos legales confidenciales y contratando a un juez privado para que tome las decisiones legales necesarias y para facilitar la resolución de lo que queda pendiente”.

Angelilna Jolie, con sus seis hijos y parte del reparto de su última película, el pasado 11 de septiembre en el festival de Toronto. ampliar foto
Angelilna Jolie, con sus seis hijos y parte del reparto de su última película, el pasado 11 de septiembre en el festival de Toronto. WIREIMAGE

La actriz, productora y directora habló por primera vez de su separación el pasado mes de febrero durante un viaje a Camboya, escenario de su última película como directora. Con el reciente estreno de First They Killed My Father, Angelina Jolie inundó revistas y periódicos con sus declaraciones y confesiones como “no ha sido un proceso fácil” (a The New York Times), “prefiero llorar en la ducha que delante de mis hijos” (a Vanity Fair) o “no me gusta estar soltera, no es algo que yo quisiera” (a The Sunday Telegraph). También ha confesado que el motivo de sus primeros meses de desaparición fue porque su familia la necesitaba y ha explicado por qué se mudó con sus hijos a una gran mansión de 25 millones de dólares en Los Ángeles: “Necesitábamos otra base libre de todo”.

Angelina Jolie cuenta también con el respaldo de Maddox que hace unas semanas habló por primera vez con una revista. “Mi madre es una maravilla” dijo a People. Según algunas versiones una discusión entre el joven y Pitt en un avión fue el desencadenante de la separación de los actores.