Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La preocupante delgadez de Brad Pitt

El actor aparece sobre la alfombra roja con un físico muy diferente. Su círculo asegura que está bien y que pasa mucho tiempo en el gimnasio tras su divorcio

Brad Pitt, el miércoles en Los Ángeles. REUTERS / ATLAS

Con motivo del preestreno de la película Ciudad Perdida de Z, Brad Pitt reapareció en las alfombras rojas de Hollywood y lo hizo visiblemente demacrado tras su separación de Angelina Jolie. El actor parece sufrir secuelas físicas y emocionales.

Brad Pitt apareció en la alfombra roja vestido con un traje que le estaba demasiado amplio lo que evidenciaba su gran pérdida de peso en estos meses.

Brad Pitt, con unos pantalones que le estaban muy grandes.
Brad Pitt, con unos pantalones que le estaban muy grandes. WireImage

Según algunos medios el actor de 53 años casi no sale de su taller de escultura. La revista People, ha publicado la semana pasada,  palabras de uno de los amigos de la estrella que ha dicho: "Brad está entrenándose todos los días. Está muy deportivo, delgado, saludable y sobre todo mucho más feliz hoy. Todo ha mejorado con su familia y los problemas se resuelven ahora en privado".

La expareja acordó en enero contratar a un juez privado para resolver sus asuntos sobre el divorcio y la custodia de sus seis hijos. Las negociaciones están en curso. "Es un momento feo, pero lo están resolviendo", ha contado la fuente a la revista.

Según ha contado E! News, el actor viajó varias veces a Camboya paras visitar a sus seis hijos, mientras la también directora se encontraba en ese país promocionando su último proyecto, First They Killed My Father. Los viajes secretos de Pitt al país asiático se lograron gracias a un acuerdo de confidencialidad que supuestamente el actor hizo firmar a sus trabajadores. Él viajó siempre en avión privado y se hospedó en un hotel pequeño y discreto.

Esta noticia se da a conocer una semana después de que se divulgara que por fin la pareja había mantenido una conversación tras el anuncio de su divorcio hace seis meses. “Brad está mucho más feliz. Está muy aliviado de que las cosas no se estén resolviendo en público", ha informado una fuente a la revista People..