Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jennifer Lawrence, sobre sus fotos robadas: “Sentí que me violaba todo el planeta”

"Es algo imposible de procesar", confiesa la actriz sobre lo que sintió al ver sus imágenes íntimas compartidas miles de veces en la Red

Jennifer Lawrence
Jennifer Lawrence a su llegada a la gala de los Governors Awards en Los Ángeles. REUTERS

Han pasado más de tres años, pero Jennifer Lawrence todavía recuerda como si fuera ayer el peor incidente de su vida. Fue el robo de unas fotos íntimas que la actriz había enviado a su novio y que salpicaron Internet quedando a la vista de todo el mundo. “La sensación es como si el planeta entero me hubiera violado en grupo”, expresa ahora la intérprete de Los juegos del hambre. “Todos pueden ver mis fotos. Puedo ir de barbacoa y cualquiera puede bajárselas al teléfono. Es algo imposible de digerir”, añadió la joven, de 27 años.

Lawrence se ha sincerado a la revista The Hollywood Reporter durante una conversación sobre la temporada de premios que vive Hollywood en estas fechas. La ganadora del Oscar por El lado bueno de las cosas (2013) y candidata en otras tres ocasiones al mismo galardón defiende este año su último trabajo junto a Javier Bardem en mother! En el clima de abusos sexuales que se están destapando dentro de la industria de Hollywood la conversación sobre sus experiencias en este campo parecía obligada. “He sido violada por un hacker pero ningún hombre ha utilizado la fuerza para abusar de mí sexualmente”, aclara Lawrence durante la misma conversación.

Dado su trabajo junto con Harvey Weinstein en El lado bueno de las cosas era inevitable la mención del productor acusado de numerosas vejaciones y violaciones por diferentes actrices. De él dice que había oído que era “un perro” pero que ella nunca tuvo una mala experiencia. “Conmigo fue más bien una figura paternal”, aclara en la entrevista alguien que comenzó en esta industria a los 16 años y obtuvo su primera candidatura al Oscar en 2010 con Winter’s Bone. Sin embargo, el robo de sus fotografías en las que aparecía desnuda es algo que todavía está procesando.

En 2016 el FBI detuvo a Ryan Collins como uno de los hackers. Collins fue acusado no solo del robo de las fotos de Lawrence, también del de otras muchas famosas como la modelo y actriz Kate Upton, la cantante Rihanna o la intérprete Kirsten Dunst, entre otras, que se vieron en la misma situación. Pero en un acuerdo en el que aceptó su culpabilidad, solo fue condenado a 18 meses de cárcel de los cinco años que podía pedir la acusación. De acuerdo con la sentencia, Ryan Collins, de 36 años y originario de Pensilvania, accedió ilegalmente a más de cien cuentas personales de Apple y Google en un caso que se conoció como el celebgate.

Lawrence admite su frustración ante la levedad de la sentencia pero asegura que ha preferido seguir un proceso que le lleve a sentirse en paz. “Fuimos muchas las afectadas y un buen grupo me animó a denunciar a Apple y a otros —cuenta ahora—. Pero nada de eso iba a devolverme la paz, nada de eso iba a devolverme mi cuerpo. A mi o a Nic, la persona a la que iban dirigidas esas fotografías desnudas”, señala de su entonces novio, el también actor Nicholas Hoult. “Mi único interés fue el de encontrar la paz”, insiste.

Jennifer Lawrence, el pasado 11 de noviembre en la gala anual del gobernador
Jennifer Lawrence, el pasado 11 de noviembre en la gala anual del gobernador AFP

Junto a la pérdida de su intimidad y de su paz personal, Lawrence admite que perdió algo más: el sentimiento de ser un modelo para las jóvenes generaciones que tanto la han admirado, especialmente gracias a papeles como el que interpretó en la trilogía de Los juegos del hambre. “Me sentí como una impostora”, recapitula. “No me puedo creer que alguien piense eso después de lo que pasó. Son tantas las cosas que tienes que procesar cuando te han violado de esta forma”.

Más información