El ‘youtuber’ con 90.000 seguidores que explica a Pedro Duque que “la Tierra es plana”

Oliver Ibáñez afirma que el planeta "es plano e inmóvil porque así lo asegura el método científico"

Imagen de la Tierra
Imagen de la TierraNASA

Oliver Ibáñez cree que la Tierra es plana, que la Luna no es un satélite y que Michelle Obama y Melania Trump son, en realidad “transexuales illuminati”. Y lo lleva contando desde 2006 en su canal de YouTube, que ya supera los 90.000 suscriptores y en el que se dedica precisamente a desvelar los secretos de la “conspiración” de esta supuesta sociedad secreta cuyo fin oculto es, según Ibáñez, crear un nuevo orden mundial. Ayer le rebatió a Pedro Duque, el primer astronauta español que ha viajado al espacio, que la Tierra sea redonda: “Es plana e inmóvil porque así lo indica el método científico y la simple observación”, aseguró en un tuit.

El pasado 15 de noviembre, Duque, que ha visto la Tierra desde el espacio y puede confirmar su forma, se preguntó, en la misma red social “si hay alguien que se cree de verdad que la Tierra sea plana”. Y en alusión a Ibáñez, añadió: “Alucino que haya un youtuber en español con 88.000 inscritos sobre este tema”. Seis días después, y con 2.000 seguidores más, Oliver Ibáñez respondió al astronauta y le aseguró que la “Tierra bola está basada en teorías que jamás se han comprobado y en imágenes fraudulentas creadas por ordenador”. Y zanjó el tema sin ninguna pista sobre el supuesto "método científico" en el que basa su afirmación.

Que la Tierra sea plana es una de las grandes teorías de la conspiración que, pese a las pruebas científicas que la desmienten y a las cuantiosas imágenes por satélite que muestran su forma globular, se resiste a desaparecer. Oliver Ibáñez le ha dedicado el libro Tierra plana: La mayor conspiración de la historia, que se puede adquirir en Amazon y en el que afirma, entre otras perlas: “Una élite mundial que gobierna en la sombra ha sumido a la humanidad en la más profunda ignorancia acerca del mundo en el que vivimos. A través de la NASA, del sistema educativo y de los medios de comunicación, nos han hecho creer que la Tierra es una esfera giratoria que viaja a enormes velocidades por el espacio exterior”.

Más información

Entre las pruebas que demuestran que la Tierra es plana, Ibáñez cita, sin ninguna base científica y obviando todos los estudios que contradicen su teoría, que “nadie ha notado jamás ninguno de sus movimientos” —como el de rotación sobre su propio eje o cuando orbita alrededor del Sol—, o que puesto que la Tierra no tiene “ni puertas ni techo” el movimiento haría que sus habitantes salieran despedidos. Además, 30 versículos de la Biblia evidencian, según Ibáñez, que la Tierra es plana.

Su canal de YouTube ha recibido casi 13 millones de visitas desde su creación en febrero de 2006. Solo la entrada La luna no es lo que crees suma más de un millón de visualizaciones, aunque los comentarios se dividen casi a partes iguales entre quienes le animan a seguir “buscando la verdad” y quienes se burlan de sus supuestos descubrimientos.

Su última entrada, publicada hace cinco días, la dedica a los supuestos mensajes ocultos en el anuncio de la Lotería de Navidad de 2017. Según el youtuber, la publicidad, que cuenta una historia de amor entre un humano y una extraterrestre, alude, en realidad a la historia de los “ángeles caídos” que narra el Génesis, y ratifica, además, que la NASA miente y la Tierra es plana.

Sobre la firma

Patricia R. Blanco

Es redactora de EL PAÍS desde 2007. Especializada en desinformación, ha trabajado en Nacional e Internacional y actualmente forma parte del equipo de Nuevas Narrativas. Es licenciada en Periodismo con Premio Extraordinario de Licenciatura y máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción