Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Christopher Bailey abandona Burberry tras 17 años

El diseñador, que transformó la firma británica en una marca de moda global, dejará sus puestos como director creativo y presidente el próximo marzo

Christopher Bailey, tras un desfile de Burberry en enero de 2016.
Christopher Bailey, tras un desfile de Burberry en enero de 2016. getty images

Christopher Bailey ha capitaneado la transformación de Burberry en los últimos años y a partir del próximo 2018 dejará de hacerlo. Este martes la icónica marca de moda británica ha anunciado que el diseñador abandona sus cargos. Convertido hace tres años en director creativo y presidente de Burberry, en la que empezó a trabajar en 2001, fue uno de los primeros diseñadores cuyo trabajo no se limitaba solo a las colecciones, también controlaba desde las estrategias de marketing hasta el diseño de los locales con el objetivo de revitalizar la enseña sin perder su esencia. “Ha sido un gran privilegio de mi vida laboral estar en Burberry, trabajar y aprender de un extraordinario grupo de personas los últimos 17 años”, ha dicho el diseñador sobre una decisión que, asegura, no le ha sido fácil de tomar.

Christopher Bailey, en los Premios de la Moda británicos de 2015.
Christopher Bailey, en los Premios de la Moda británicos de 2015. EFE

"En este tiempo, Burberry ha pasado de ser una pequeña empresa de prendas exteriores y licencias a convertirse en una de las mayores marcas de lujo, admirada a nivel mundial", ha indicado la marca en el comunicado que anunciaba la marcha del diseñador. Ya el pasado mes de julio, Bailey fue sustituido en su puesto de director ejecutivo por Marco Gobbetti, exdirector de la marca de lujo francesa Céline. Ante los rumores de una posible marcha de Bailey, se anunció que el movimiento respondía a que el diseñador se iba a poder centrar así en la parte creativa. Tras un periodo de rápida expansión, las ventas de Burberry, quintaesencia de la moda británica fundada en Basingstoke (Inglaterra) 1856, se estancaron en los últimos años.

"Burberry ha registrado una increíble transformación desde 2001 y Christopher ha sido clave en el éxito de la compañía en este periodo. Aunque estoy triste por no tener la oportunidad de trabajar más con él, el legado que deja y el excepcional talento que tenemos en Burberry me da una enorme confianza en nuestro futuro. Tenemos una clara visión para el próximo capítulo, para acelerar el crecimiento y el éxito de Burberry", ha declarado Gobbetti, citado en el comunicado.

El 31 de marzo del próximo año Christopher Bailey, británico de 46 años que antes trabajó para Donna Karan y Gucci, dejará su puesto de director creativo, pero seguirá dando su "completo apoyo" al equipo hasta el 31 de diciembre. El desfile del próximo marzo en Londres con la colección para el otoño/invierno 2018 será su despedida sobre la pasarela. Según la compañía, ha decidido que era el momento de emprender nuevos proyectos tras 17 años en los que ha convertido un fabricante de gabardinas en una compañía global. “Tiene más de 160 años, pero un espíritu joven. Es parte del establishment, pero siempre está cambiado”. “Creo, sin embargo, que los mejores días de Burberry aún están por delante y que la compañía irá viento en popa con la estrategia que hemos desarrollado y el talento que tenemos liderado por Marco”, ha dicho Bailey en la nota de su marcha, en la que asegura que trabajará para una “suave transición”. Sus recientes decisiones incluyeron presentar las colecciones de la firma en desfiles basados en el see now buy now (fue la primera marca en hacerlo) y convertir Burberry en una de las firmas de la industria del lujo líderes en las ventas online, que hoy no solo seduce a la clase alta británica sino también a los jóvenes millennial.

El último desfile de Burberry, de la colección primavera verano 2018 en la Semana de la Moda de Londres del pasado septiembre. ampliar foto
El último desfile de Burberry, de la colección primavera verano 2018 en la Semana de la Moda de Londres del pasado septiembre.

La firma ya ha anunciado que Gobbetti va a empezar ahora el proceso para buscar a su sucesor, y las quinielas sobre su sustituto al frente de la icónica marca ya están abiertas. Las redes sociales ya han empezado a lanzar nombres para ponerse al frente de la firma: ¿Será Phoebe Philo, la todavía diseñadora de Céline?

Tras el anuncio, la cotización de la firma bajó un 1,46% en la Bolsa de Londres. Burberry cerró 2016 con una facturación de 2.766 millones de libras (3.220,3 millones de euros), un 10% más. El beneficio del grupo se encogió un 7,3%, hasta 286,6 millones de libras (333,9 millones de euros).