Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hoy cobro la pensión

Los ancianos de Zanzíbar viven sin apenas ingreso, o con ninguno. El Gobierno intenta echar a andar una mínima prestación

  • Un grupo de mujeres espera delante del colegio de Bububu, en las afueras de Stonwtown, Zanzíbar. El día 15 de cada mes, una de las aulas se transforma en un punto de pago de pensiones en el que los mayores pueden cobrar la prestación de 20.000 chelines tanzanos (unos ocho euros). Actualmente, el Gobierno de Zanzíbar, una región autónoma de Tanzania, ensaya un proyecto piloto para implementar un plan de pensiones universal para los ciudadanos de la tercera edad. Es el primer programa de África oriental financiado íntegramente por el Estado.
    1Un grupo de mujeres espera delante del colegio de Bububu, en las afueras de Stonwtown, Zanzíbar. El día 15 de cada mes, una de las aulas se transforma en un punto de pago de pensiones en el que los mayores pueden cobrar la prestación de 20.000 chelines tanzanos (unos ocho euros). Actualmente, el Gobierno de Zanzíbar, una región autónoma de Tanzania, ensaya un proyecto piloto para implementar un plan de pensiones universal para los ciudadanos de la tercera edad. Es el primer programa de África oriental financiado íntegramente por el Estado.
  • Cada pocos minutos se invita a un grupo de personas a entrar en el aula. El funcionario pide a cada una un documento de identidad y comprueba en las listas si está registrada y le corresponde recibir la pensión.
    2Cada pocos minutos se invita a un grupo de personas a entrar en el aula. El funcionario pide a cada una un documento de identidad y comprueba en las listas si está registrada y le corresponde recibir la pensión.
  • El dinero se cobra en metálico. Un guarda armado vigila por si se produjese un robo. El Gobierno no ha hecho ninguna campaña informativa sobre el programa en los medios de comunicación por miedo a que los mayores fuesen víctimas de un robo nada más cobrar. La información la transmitieron los jefes de los pueblos, conocidos como 'shena'.
    3El dinero se cobra en metálico. Un guarda armado vigila por si se produjese un robo. El Gobierno no ha hecho ninguna campaña informativa sobre el programa en los medios de comunicación por miedo a que los mayores fuesen víctimas de un robo nada más cobrar. La información la transmitieron los jefes de los pueblos, conocidos como 'shena'.
  • Maulidi Molid Mbaruk, de 71 años, cobra su pensión y la de su marido en Bububu. Los mayores pueden recibir el dinero tres meses consecutivos, y también se lo puede cobrar un pariente próximo.
    4Maulidi Molid Mbaruk, de 71 años, cobra su pensión y la de su marido en Bububu. Los mayores pueden recibir el dinero tres meses consecutivos, y también se lo puede cobrar un pariente próximo.
  • Los pensionistas pueden cobrar el dinero en uno de los 70 puntos de pago de las islas de Pemba y Unguja.
    5Los pensionistas pueden cobrar el dinero en uno de los 70 puntos de pago de las islas de Pemba y Unguja.
  • Según la Organización Mundial de la Salud, en Tanzania, cuatro de cada 10 huérfanos están a cargo de sus abuelas. Forman los llamados "hogares con salto generacional", en los que la generación intermedia ha muerto de sida.
    6Según la Organización Mundial de la Salud, en Tanzania, cuatro de cada 10 huérfanos están a cargo de sus abuelas. Forman los llamados "hogares con salto generacional", en los que la generación intermedia ha muerto de sida.
  • Si una persona no sabe escribir, moja el dedo en tinta y deja su huella en un papel. Para poder cobrar el dinero, las personas que no tienen certificado de nacimiento ni documento de identidad tienen que declarar ante un tribunal o un funcionario del Estado que tienen al menos 70 años.
    7Si una persona no sabe escribir, moja el dedo en tinta y deja su huella en un papel. Para poder cobrar el dinero, las personas que no tienen certificado de nacimiento ni documento de identidad tienen que declarar ante un tribunal o un funcionario del Estado que tienen al menos 70 años.
  • Fatma Hassan Makame, que a sus 81 años ha caminado dos kilómetros desde su casa para cobrar su primera pensión, esperara en una larga cola delante del colegio de Bububu, en las afueras de Ciudad de Zanzíbar.
    8Fatma Hassan Makame, que a sus 81 años ha caminado dos kilómetros desde su casa para cobrar su primera pensión, esperara en una larga cola delante del colegio de Bububu, en las afueras de Ciudad de Zanzíbar.
  • Salum Mohamed, jefe de la Unidad de Protección Social del Gobierno de Zanzíbar y responsable de la aplicación del programa, visita cada mes varios puntos de pago y comprueba que el sistema funciona correctamente.
    9Salum Mohamed, jefe de la Unidad de Protección Social del Gobierno de Zanzíbar y responsable de la aplicación del programa, visita cada mes varios puntos de pago y comprueba que el sistema funciona correctamente.
  • Mohamed vive en una de las pocas residencias para personas de la tercera edad de Zanzíbar. Su hija vive en Londres, y él no quiere contarle sus problemas. Aunque en la cultura africana los mayores gozan de una elevada consideración social, y la familia, consanguínea o política, cuida de ellos sin pensárselo dos veces, la presión sobre los sistemas de apoyo tradicionales se ha vuelto excesiva. La rápida emigración a las ciudades y la modernización han acabado con las estructuras familiares y han dejado a los mayores sin apenas ayuda.
    10Mohamed vive en una de las pocas residencias para personas de la tercera edad de Zanzíbar. Su hija vive en Londres, y él no quiere contarle sus problemas. Aunque en la cultura africana los mayores gozan de una elevada consideración social, y la familia, consanguínea o política, cuida de ellos sin pensárselo dos veces, la presión sobre los sistemas de apoyo tradicionales se ha vuelto excesiva. La rápida emigración a las ciudades y la modernización han acabado con las estructuras familiares y han dejado a los mayores sin apenas ayuda.
  • Aunque África es el continente más joven del mundo, la longevidad de su población también está aumentando. Naciones Unidas calcula que, en los próximos 35 años, la población mayor de 60 se multiplicará por cuatro. Sin embargo, el envejecimiento no forma parte de la agenda de la mayoría de los Gobiernos africanos.
    11Aunque África es el continente más joven del mundo, la longevidad de su población también está aumentando. Naciones Unidas calcula que, en los próximos 35 años, la población mayor de 60 se multiplicará por cuatro. Sin embargo, el envejecimiento no forma parte de la agenda de la mayoría de los Gobiernos africanos.
  • Blandina Isaya Mbaji, una exenfermera de 70 años de Mharakani, un pueblo situado a unos 40 kilómetros de Dar es Salaam, ha intentado movilizar a los mayores para que luchen por sus derechos. En la otra orilla del canal de Zanzíbar no existe ningún programa universal de pensiones, y solamente un grupo reducido de ex funcionarios del Estado cobra dinero.
    12Blandina Isaya Mbaji, una exenfermera de 70 años de Mharakani, un pueblo situado a unos 40 kilómetros de Dar es Salaam, ha intentado movilizar a los mayores para que luchen por sus derechos. En la otra orilla del canal de Zanzíbar no existe ningún programa universal de pensiones, y solamente un grupo reducido de ex funcionarios del Estado cobra dinero.
  • John Bundi tiene 65 años y vive en Mharakani, en Tanzania, donde no existe ningún programa de pensiones universal. Asegura que el problema de los mayores del país no es solo la falta de dinero, sino también de respecto por parte de las generaciones más jóvenes.
    13John Bundi tiene 65 años y vive en Mharakani, en Tanzania, donde no existe ningún programa de pensiones universal. Asegura que el problema de los mayores del país no es solo la falta de dinero, sino también de respecto por parte de las generaciones más jóvenes.
  • Ramadhani Sebuyege, de 65 años, vive con su nieto en Mharakani, en Tanzania continental. Fue soldado y es miembro de un grupo privilegiado. Recibe una pensión pública de 300.000 chelines tanzanos cada seis meses.
    14Ramadhani Sebuyege, de 65 años, vive con su nieto en Mharakani, en Tanzania continental. Fue soldado y es miembro de un grupo privilegiado. Recibe una pensión pública de 300.000 chelines tanzanos cada seis meses.
  • Un grupo de gente mayor organizado en el poblado de Mwendapole, cerca de Mharakani. El pueblo forma parte de una iniciativa de la organización Buen Samaritano. Sus miembros trabajan y hacen ejercicio juntos.
    15Un grupo de gente mayor organizado en el poblado de Mwendapole, cerca de Mharakani. El pueblo forma parte de una iniciativa de la organización Buen Samaritano. Sus miembros trabajan y hacen ejercicio juntos.
  • Un grupo de señoras mayore de Mwendapole, aplauden y sonríen durante la realización de una actividad de Buen Samaritano. Sus miembros trabajan y hacen ejercicio juntos.
    16Un grupo de señoras mayore de Mwendapole, aplauden y sonríen durante la realización de una actividad de Buen Samaritano. Sus miembros trabajan y hacen ejercicio juntos.