Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Macron denuncia por acoso a un fotógrafo que le seguía en vacaciones

El presidente de Francia ha presentado una denuncia por invasión de la privacidad contra un periodista que seguía al mandatario y a su esposa, Brigitte Trogneux, en Marsella

Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte Macron.
Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte Macron. AP

El deseo del presidente francés, Emmanuel Macron, y de su esposa Brigitte de pasar unos días de vacaciones desapercibidos y lejos de las cámaras que los siguen intensamente desde hace un año se ha frustrado rápidamente. La noticia de que la pareja presidencial eligió Marsella como destino de un descanso guardado hasta entonces casi como secreto de Estado se filtraba el fin de semana. Aun así, los Macron no parecen dispuestos a dejarse seguir a todas partes por los focos, aunque a veces hagan un posado de forma voluntaria. Según ha anunciado el Elíseo, un fotógrafo ha sido demandado a nombre del presidente por “acoso”. Una decisión que no apunta a mejorar la cada vez más tensa relación del mandatario con una prensa francesa que lleva tiempo quejándose de la forma en que el Elíseo trata a los medios.

La decisión de demandar al fotógrafo por “acoso y tentativa de intromisión en la intimidad” se debe, según dijo el Elíseo, a la insistencia del fotógrafo que no hizo caso de los reiterados avisos del equipo de seguridad de Macron. “De vez en cuando, él (Macron) sale y el fotógrafo le ha seguido en varias ocasiones en moto. La seguridad le pidió en varias ocasiones que no lo hiciera, pero él continuó, a veces bajo su propio riesgo”, de acuerdo con el Elíseo. El demandado dio un paso más allá el domingo, cuando “se introdujo en la propiedad privada, lo que ha llevado a la presentación de la demanda”, agrega la versión oficial dada a la prensa, según la cual esta ha sido presentada “en nombre del presidente”.

El fotógrafo, que habló con la revista VSD, asegura que permaneció retenido durante seis horas el domingo en una comisaría de Marsella donde, denunció, fue “tratado como un criminal” y su equipo fue registrado, en una acción que interpretó como un intento de “intimidación”, dijo a la publicación especializada en celebridades. El fotógrafo, cuya identidad no ha sido revelada, también aseguró a la revista que el miembro del personal de seguridad que le impidió el acceso al presidente le dijo que el equipo de comunicación del Elíseo tenía intención de llamar a los jefes de las dos cadenas informativas que también tenían apostadas cámaras en las afueras del recinto para presionar para que se marcharan, bajo amenaza de retirarles la acreditación de prensa, un extremo que el palacio presidencial ha negado rotundamente a varios medios. “No es de ninguna forma nuestra manera de trabajar”, cita Le Figaro a una portavoz del Elíseo.

El parque Talabot Park, en donde están veraneando Emmanuel y Brigitte Macron.
El parque Talabot Park, en donde están veraneando Emmanuel y Brigitte Macron. AFP

No es habitual que un presidente presente una demanda contra un medio, aunque existen precedentes, recuerda la agencia Frances Presse. Especialmente durante el quinquenio del conservador Nicolas Sarkozy, que ganó una demanda contra Ryanair que utilizó su imagen y la de su esposa, Carla Bruni, para una publicidad de la aerolínea. El mandatario también demandó a la revista Le Nouvel Observateur por haber afirmado que le envió un mensaje de texto a su exmujer, Cécilia, proponiéndole anular su matrimonio con Bruni. El socialista François Hollande nunca acudió a la justicia pese a que la prensa rosa se cebó con él cuando se descubrió que mantenía una relación con la actriz Julie Gayet cuando todavía estaba con la periodista Valérie Trierweiler. La actriz sin embargo sí demandó a las revistas del corazón Voici y VSD por publicar unas fotos suyas con el presidente en el Elíseo.

La relación de Macron con la prensa se ha enfriado desde que se instaló en el Elíseo. Los medios franceses han denunciado en varias ocasiones los intentos del equipo de comunicación de seleccionar a los periodistas para determinadas coberturas y también se quejan de falta de acceso al presidente, quien ni siquiera accedió a la tradicional entrevista que los mandatarios franceses dan por la fiesta nacional del 14 de julio.

En el mismo día en que se ha conocido la demanda contra el fotógrafo en Marsella el Elíseo sin embargo dio a conocer que Macron ha intercedido directamente ante el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para que se libere a Loup Bureau, un estudiante de periodismo francés arrestado a finales de julio en Turquía cuando intentaba entrar desde Irak. Sobre la base del material que se le encontró -básicamente fotografías de grupos kurdos-, las autoridades turcas lo encarcelaron por sospechas de terrorismo, algo que el joven ha negado. Según un comunicado del Elíseo, Macron y Erdogan acordaron hablar de nuevo la semana que viene sobre Bureau.

Macron tampoco tuvo reparos en posar este martes con jugadores del Olympique de Marsella, su equipo de fútbol, durante una visita sorpresa del mandatario al centro de entrenamiento del club, según reveló el jugador Grégory Sertic en las redes sociales, en las que publicó una foto junto con el presidente que luce relajado, sin afeitar y con una camiseta del equipo.