Demi Lovato está harta de que la etiqueten como bipolar: “Es algo que tengo, no es algo que soy”

La cantante de 'Sorry not Sorry' asume la enfermedad que le diagnosticaron en 2011, pero reclama que se acabe con estos estigmas sociales

La cantante y actriz Demi Lovato.
La cantante y actriz Demi Lovato.gtresonline
Más información
Demi Lovato anuncia una retirada temporal de la música
Demi Lovato: “No pensé que llegaría a los 21”
Demi Lovato confiesa que consumía cocaína a diario

La cantante Demi Lovato, de 24 años, ha hablado sin tapujos para el podcast iHeartRadio sobre los problemas de salud que padece desde 2011. En la entrevista, la intérprete de Sorry not Sorry asume su trastorno de bipolaridad, pero confiesa que está harta de que sea una etiqueta que siempre acompañe a su nombre. “Es algo que tengo, no es algo que soy”, asegura la también actriz.

En 2011, Lovato fue diagnosticada como bipolar tras acudir a un tratamiento de recuperación por abuso de sustancias, trastornos alimenticios e incluso episodios de autolesión. Desde entonces, nunca ha escondido su situación y ha luchado contra sus enfermedades y adicciones utilizando su propia fama para ayudar a otros que también sufren este tipo de desórdenes mentales.

Puestos a poner etiquetas, la actriz prefiere que la cataloguen como “activista”, algo que sí puede acompañar a su persona debido a las numerosas ocasiones que ha reivindicado los derechos de este colectivo. La cantante fue una de las famosas que apoyó la candidatura de Hillary Clinton a la presidencia de Estados Unidos y acompañó a la candidata demócrata a una de sus convenciones el pasado mes de julio. Lovato aprovechó para pronunciar un alegato en contra de los estigmas de la sociedad ante los enfermos mentales. "Como millones de estadounidenses, estoy viviendo con enfermedades mentales. Pero tengo suerte. Tenía los recursos y el apoyo para recibir tratamiento en una de las mejores instalaciones. Desafortunadamente, demasiados estadounidenses de todas las clases sociales no reciben ayuda, ya sea porque teman el estigma o no puedan pagar el tratamiento", dijo la artista antes de cantar su popular tema Confident ante los miles de congregados.

También en 2016 prestó su imagen a la campaña Be Vocal: Speak Up For Mental Health, una iniciativa que defiende la salud mental, busca la mejora de las opciones de tratamiento a todos los niveles y quiere erradicar el estigma en torno a las personas que padecen enfermedades mentales.

Durante la nueva entrevista, la exestrella Disney ha querido romper el tabú sobre esta enfermedad y ha animado a todo el mundo a hablar sobre ello. Lovato ha comentado la necesidad de que sean los famosos que padezcan algún tipo de enfermedad mental los que lo hagan público para dar visibilidad y acabar con los estigmas de la sociedad.

Ella sabe que las celebridades pueden poner encima de la mesa el debate sobre cómo tratar las enfermedades mentales, y puso como ejemplo el reciente suicidio de Chester Bennington. El pasado 20 de julio el mundo despedía a uno de los iconos del rock alternativo, con la muerte del vocalista de Linkin Park. Aunque aún no se han clarificado las causas o motivos del suicidio, sí es sabido que Bennington había padecido problemas de depresión y salud mental. “Es una situación muy desafortunada y me siento fatal por los amigos y la familia de Bennington, pero sé que tal vez esto plantee el tema en más de una conversación sobre las enfermedades mentales y sirva de ayuda para alguien”, insistió Lovato en la entrevista.

“Es importante hablar sobre las cosas en las que crees, porque lo importante es que tu voz se oiga. Yo aprovecho mi posición, donde habrá más gente que me escuche, y utilizo mi voz para hacer algo más que cantar”, asegura la cantante, que ha adelantado que sacará nuevo disco a finales de este año.

La actriz es un ejemplo constante de lucha. Tras asumir que había vivido demasiado deprisa durante sus inicios en el mundo de la industria musical –reconociendo también sus adicciones desde bien joven–, y tomarse un descanso para recuperar el control de su vida, Lovato confiesa que ha salido adelante gracias a su familia y amigos. Prueba de su buena situación personal y profesional es una de las últimas publicaciones en su cuenta de Instagram –en la que acumula 59,8 millones de seguidores–. “Rara vez publico fotos mostrando mi vientre porque soy muy insegura, pero he estado trabajando muy duro y viendo el progreso pensé en publicar lo bien que me siento con los resultados”, escribía la artista en su última publicación.

A pesar de la gran mejoría, la cantante es consciente de que se trata de un proceso lento y ella misma admitió en abril que todavía tiene algunos días malos y de baja autoestima.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS