Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un punto de encuentro virtual entre ciudadanos, políticos y asociaciones

Osoigo es una plataforma que hace llegar a los regidores las inquietudes y las peticiones de individuos y entidades y establece un canal de comunicación entre ellos

Eneko Agirre, ingeniero en organización industrial donostiarra de 34 años, creó Osoigo tras analizar el uso que hacían los políticos de las redes sociales: "Veía que un 90% de ellos tenía cuenta en Twitter y en otras herramientas. Pero por lo general no se usaban como vía de comunicación real con la ciudadanía", relata. Así surgió su idea en 2014, una plataforma de diálogo entre los votantes y los votados comprometidos a responder. "Fuimos político a político y vimos interés en contestar a las preguntas siempre y cuando alcanzasen un número determinado de apoyos", narra.

Osoigo

Un punto de encuentro virtual entre ciudadanos, políticos y asociaciones

Fundador: Eneko Agirre, 34 años.

Estado: Activa.

Localización: Donostia.

Ámbito: Político. Participación.

Idea: Plataforma web.

Web: www.osoigo.com

Tras tres años de gran intensidad política, con un ciclo electoral sin precedentes en España, Osoigo es hoy un éxito de participación. "La herramienta ha cuajado. 630 políticos de 40 partidos políticos han respondido a las preguntas de los ciudadanos. Entre ellos hay 60 diputados y presidentes autonómicos como Javier Lambán de Aragón, Uxue Barkos de Navarra, Iñigo Urkullu o Cristina Cifuentes, que ha contestado a más de 500 cuestiones", explica el fundador de la plataforma, que hoy cuenta con otros cuatro socios: Xabier Murua y Jon Martín en atención a políticos y asociaciones, Gari Iruretagoiena en diseño de producto y Manex Agirre en desarrollo. "Las respuestas son valoradas por la comunidad, de unos 15.000 usuarios registados. Así se sabe si un político logra convencer con su participación o no", amplía el creador de Osoigo.

Ahora Osoigo quiere ampliar su rango de acción y monetizar su sistema. "Cuando creamos la plataforma nos dejamos a las asociaciones, que son vitales en la vida política y que conocen en profundidad los asuntos a los que se dedican", subraya Agirre. Osoigo modificará en septiembre el sistema de planteamiento de cuestiones para incluir a entidades como ONGs o asociaciones de vecinos. Sus dudas serán planteadas a políticos de varios partidos con el compromiso de una respuesta "más allá del argumentario", y así se podrá evaluar al mismo tiempo la respuesta de cada formación. "Será algo así como un change.org pero involucrando a los políticos a tomar una postura. Y la monetización vendrá a través de notificaciones. Los usuarios que apoyen las dudas y las iniciativas de las asociaciones para que los políticos lleven a cabo determinadas acciones recibirán notificaciones sobre el recorrido que siguen estos asuntos", desarrolla Agirre. Los partidos y las asocaciones podrán así dar cuenta a los ciudadanos de sus movimientos, a cambio de un pago por notificación que depende del número de notificaciones que se envíen: "Hasta 1.000 notificaciones el pago sería de unos seis céntimos. Si son 5.000 notificaciones, por ejemplo, serían 120 euros mensuales".

Osoigo es una start-up incubada en el seno de Metxa, una aceleradora de proyectos con sede en Vitoria-Gasteiz. "También estamos realizando dos proyectos piloto en Latinoamérica. Uno en el Estado de México, que tiene elecciones pronto, y otro en la provincia argentina de Córdoba", comenta Agirre, que que su objetivo es "ser una plataforma de incidencia política directa".

Más información