_
_
_
_
_

Madonna logra frenar la subasta de 100 objetos suyos robados

La cantante culpa a su asesora artística de quedarse sin su consentimiento con sus posesiones, por los que se iba a poder pujar 'online'

Madonna, el pasado mayo en la gala del Met de Nueva York.
Madonna, el pasado mayo en la gala del Met de Nueva York.LUCAS JACKSON
Más información
Madonna inaugura un hospital de cirugía infantil en Malaui
Madonna prepara su propia película
Madonna compra casa en Sintra

Madonna es la reina del pop, y como tal sus objetos personales atraen la atención de miles de fans cuando salen a subasta. Pero la cantante no está dispuesta a que se vendan unos 100 artículos personales suyos que ni siquiera sabía que ya no tenía. Los abogados de la cantante han demandaron el martes a Gotta Have Rock and Roll, una web de subastas online, para evitar que salieran a la venta varias decenas de artículos ligados a la artista, como fotografías, grabaciones, cartas y hasta un cepillo de pelo o ropa interior usada por la estrella musical. “Tengo entendido que mi ADN se podría obtener de un cabello. Es escandaloso y groseramente ofensivo que mi ADN pueda ser vendido”, lamentaba la diva en la denuncia. El juez les ha dado la razón este miércoles y ha frenado la subasta que tenía que tener lugar hoy.

Entre la mercancía más preciada había una carta enviada a la cantante por el rapero Tupac Shakur mientras cumplía condena. "Me sorprendió descubrir que la subasta incluía la carta de Shakur. Nunca he vendido, regalado, transferido o me he deshecho de la misiva de Shakur", ha aseguraba la cantante en la demanda. En esta misiva, de 1995, el rapero rompía su relación con la cantante por ser blanca. "Es como si estuviera defraudando a la mitad de la gente que me hizo ser lo que yo soy”, se lee en una parte de los tres folios escritos por el artista mientras estaba en la cárcel por agresión sexual. Se esperaba que esta carta alcanzara los 40.000 dólares en la subasta. También otra misiva era uno de los lotes más esperados: una en la que Madonna escribe en los noventa que envidia las carreras de la cantante Whitney Houston y la actriz Sharon Stone, a las que califica de “horriblemente mediocres”.

Raquel Welch, Madonna y Tupac Shakur, en una fiesta de la revista 'Interview' en 1994 en Nueva York.
Raquel Welch, Madonna y Tupac Shakur, en una fiesta de la revista 'Interview' en 1994 en Nueva York.Patrick McMullan Getty Images

Según publicaba hace unas horas Daily News, sus representantes legales presentaron el martes unos documentos en los que alegan que su cliente no tuvo noticia de la puesta en marcha de la venta de estos objetos hasta el pasado 8 de julio y que desconocía que esas pertenencias ya no estaban en su poder. Madonna dijo en los papeles presentados en la Corte de Nueva York consideró que la subasta online "supera los límites de la decencia" y que ella estaba alarmada de haberse enterado de su venta por los medios. "El hecho de que me haya convertido en una celebridad como resultado del éxito de mi carrera no invalida mi derecho a mantener la privacidad", aseguraba.

"El hecho de que me haya convertido en una celebridad como resultado del éxito de mi carrera no invalida mi derecho a mantener la privacidad"

Entonces, ¿si no fue Madonna, quién se deshizo de toda esa mercadería? La diva, de 58 años, señala a Darlene Lutz, la que fuera su asesora artística y a quien acusa de haberse apropiado de sus posesiones sin su consentimiento. "Parece obvio que la demandada Lutz traicionó mi confianza en un indignante esfuerzo por obtener mis posesiones sin mi conocimiento o consentimiento y ahora intenta sacar provecho vendiendo al público mis pertenencias personales y comunicaciones privadas", asegura la cantante en el comunicado. En cualquier caso, y por ahora, los que pensaban pujar tendrán que esperar a la decisión del juez. Aunque la casa de subastas y Lutz se mostraron ayer confiados en ganar la batalla legal y realizar la subasta.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_