Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué nos cae mejor ahora Bigote Arrocet?

El cómico ha logrado cambiar la imagen con la que llegó a 'Supervivientes'. Su ronda de entrevistas tras salir de la isla le está ayudando. La última con Risto Mejide

Edmundo 'Bigote' Arrocet en el programa de Risto Mejide.
Edmundo 'Bigote' Arrocet en el programa de Risto Mejide. Twitter

Casi tres meses en una isla de Honduras y una ronda de entrevista en varios programas de Telencinco ha servido para que Edmundo Bigote Arrocet haya mejorado su imagen. El cómico chileno entró en Supervivientes como el cuestionado novio de María Teresa Campos y ahora es percibido como un hombre sentimental, víctima de una infancia desgraciada que le ha dejado marcado para siempre, y alguien que a punto de cumplir los 70 años se confiesa enamorado.

El lunes en el programa All You Need Is Love. ., Risto Mejide, el presentador, le preguntó cómo había conquistado a María Teresa Campos. “Nos sedujimos hablando. Hablamos mucho. De la noche a la mañana nacen sentimientos y hablando vas conociendo la magnitud de la persona. Muchas cosas que se fueron uniendo”, explicó. Y añadió: “Conocí a una persona muy bondadosa, que lo ha pasado muy mal en su vida… Te va contando poquito a poquito y vas sintiendo cosas. Las mujeres son mucho más fuertes que los hombres. Yo pienso que son extraterrestres”.

También abordó, en la entrevista cómo se vive el sexo a su edad. "Con mucha dificultad, pero se vive”, admitió entre risas.

Uno de los momentos de más emoción de la noche llegó cuando se le preguntó por su infancia.“Nuestros padres nos preguntaron con quién nos queríamos ir. Mis hermanos hicieron sus respectivas elecciones pero yo dije que no quería quedarme con ninguno. No quería que pensaran que tenía un preferido porqué los quería a los dos por igual”, contó entre lágrimas. Arrocet dejó su casa a los 12 años para vivir solo.

El destierro de Arrocet en Supervivientes marcó en su momento un récord de audiencia (27,3% de share).

Arrocet conserva las canas que quedaron al descubierto tras su paso por la isla y no ha recuperado ninguno de los 15 kilos que perdió. Confiesa que el hambre no fue lo más duro y sí las peleas entre los concursantes. Fánatico de la meditación y obesionado con la alimentación sana, el cómico que había caído en el olvido hasta que comenzó su relación con María Teresa Campos tiene todas las papeletas para revivir profesionalmente. Hasta Terelu Campos, que desconfió de la relación del cómico con su madre, ha asegurado haber descubierto en Supervivientes cosas de él que no conocían y le han gustado.