Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde víctima de los mismos bulos que intenta combatir

Un mensaje viral presenta al regidor de Llodio como un hombre islamófobo, un día antes de que el pueblo participe en una iniciativa contra las mentiras xenófobas

El alcalde de Llodio, Natxo Urkixo.
El alcalde de Llodio, Natxo Urkixo.

“Quien conoce al alcalde no pudo creerse el bulo”. El entorno de Natxo Urkixo, regidor de Llodio (Álava), no podía imaginar la magnitud que podría llegar a alcanzar un mensaje difundido en WhatsApp y Facebook que presentaba a este político, de EH Bildu, como un alcalde islamófobo. Según el mensaje, Urkixo se negaba a suprimir la carne de cerdo en el menú escolar para los niños musulmanes. La falacia comenzó a hacerse viral un día antes de que se celebrara en la localidad una publicitada iniciativa para contrarrestar, precisamente, los bulos xenófobos.

Esta mentira, es ya, en realidad, una vieja conocida de las redes sociales: una carta atribuida a un alcalde en la que explica por qué no suprime la carne de cerdo en los comedores escolares pese a las peticiones de las familias musulmanas. El alcalde emplea en la misiva argumentos xenófobos para justificar su decisión, con frases como “los musulmanes deben adaptarse a Llodio y a Euskadi” o si a los musulmanes les “molesta la laicidad y no se encuentran bien en Euskadi” pueden trasladarse a otros “57 magníficos países musulmanes en el mundo”. El embuste, que ha circulado incluso por otros países europeos, solo cambia el nombre de la localidad y la firma del alcalde.

Un grupo de personas participan en la iniciativa en Llodio contra los rumores xenófobos, el 17 de junio.
Un grupo de personas participan en la iniciativa en Llodio contra los rumores xenófobos, el 17 de junio.

Más allá de la zafiedad del bulo, el mensaje contiene una pista clave sobre su falsedad: que el alcalde publicó su carta en La Voz de Álava, un periódico que no existe. Y sin embargo, las búsquedas en Google de la última semana muestran que País Vasco ha sido la región que más se ha interesado por encontrar en Internet información sobre el concepto “bulo”, en concreto, en relación con el alcalde de Llodio, la carne de cerdo y los musulmanes, lo que sugiere la repercusión que las mentiras virales tienen sobre la población.

“Me llegó el mensaje por WhatsApp el 16 de junio”, afirma la concejala Isabel Boveda, que llegó a recibir hasta 10 avisos a través de la misma aplicación. Justo un día después, el Ayuntamiento de Llodio participó en una iniciativa de la Comisión de Ayuda al Refugiado (CEAR) para acabar con los rumores que incitan a la xenofobia. En concreto, se representó un teatro callejero, bajo el lema “No te dejes enredar” con agentes antirumores que planteaban cuestiones a los ciudadanos sobre la inmigración. “Les preguntaban, por ejemplo, qué porcentaje de la población de Laudio [Llodio, en euskera] es inmigrante. Algunas personas respondían que un 20% o un 30%, cuando en realidad es un 7%”, explica Boveda.

“Precisamente, en Laudio, desde hace dos o tres años realizamos actividades para integrar, no solo a refugiados musulmanes, sino a otros colectivos como saharauis o inmigrantes latinoamericanos”, afirma Boveda. De hecho, la localidad participará en un proyecto piloto del Gobierno vasco para acoger a 80 refugiados. Según la concejala, su Ayuntamiento ha ofrecido “dos pisos en los que pueden vivir unas 10 personas”.

¿Y quién está detrás de la reedición de este bulo en versión llodiana? Desde el consistorio de Llodio lo desconocen, pero desde luego, no fue parte de la iniciativa para educar a la población contra los bulos xenófobos y racistas.

Si quieres denunciar alguna información que crees que es falsa escribe a hechos@elpais.es

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información