Esta es la nueva cara de Mila Ximénez

La colaboradora de televisión, de 65 años, se rinde ante la dictadura del bisturí para rejuvenecer su imagen

La nueva cara de Mila Ximenez en la portada de Lecturas y, a la derecha, la imagen de la colaboradora en 2016.
La nueva cara de Mila Ximenez en la portada de Lecturas y, a la derecha, la imagen de la colaboradora en 2016.Lecturas/gtresonline
Más información
El antes y después de los famosos
Britney Spears cambia de cara
La última trasformación de Pamela Anderson

Mila Ximénez no se ha podido resistir y ha caído a la dictadura del bisturí. La colaboradora de Sálvame, que lleva casi un mes fuera de las pantallas de la televisión, reaparece en exclusiva en la revista Lecturas mostrando su nueva cara. “Me han recogido la cara, me han quitado la piel que sobraba de los ojos, me han subido los labios y me han hecho todo el cuello nuevo”, resume la finalista de Supervivientes.

Y es que precisamente fue su paso por el concurso de Mediaset, donde perdió 16 kilos en 12 semanas, lo que hizo a la periodista de 65 años lanzarse al quirófano. “Me he operado con el mejor, con el cirujano que operó a Richard Gere”, confiesa Ximénez contenta con los resultados de la operación que duró cuatro horas y media.

CORDONPRESS

Mila Ximénez se suma así a la lista de famosos que luchan contra el paso de los años y la presión por aparentar que se es más joven de lo que en realidad se es y, además, no tienen inconveniente en reconocer que se han hecho algunos retoques estéticos. Y no hay que irse muy lejos del entorno de la colaboradora, pues precisamente en Sálvame se encuentran muchos de ellos. Desde el presentador, Jorge Javier Vázquez, que reconoció que se había pinchado bótox en la cara y se había retocado el cuello, hasta uno de sus colaboradores más problemáticos, Kiko Matamoros, que reapareció en el programa con tiras en la cabeza para mantener la tensión y estiramiento de su nueva cara.

La lista de celebridades con aspectos irreconocibles llega también a las grandes celebridades, aunque no siempre lo admiten. Fue el caso de la actriz Renée Zellweger que lució irreconocible en una entrega de premios en Hollywood aunque ella aseguró que el cambio se debía solo a que llevaba una vida más saludable y era más feliz que nunca. También hace unos años algunos medios informaron de que la actriz Demi Moore se había gastado más de 350.000 euros en retoques estéticos y la cantante Cher reconoció que se había hecho al menos unas 20 operaciones para eliminar las arrugas de su rostro.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS