Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por IGNACIO GOMAR

El público no quiere política en el pop

La acogida de los nuevos trabajos de Katy Perry y Miley Cyrus apunta a que la gente prefiere canciones sin un mensaje comprometido o polémico

Miley Cyrus presentando su último tema en el programa "The Elvis Duran Z100 Morning Show" esta semana en Nueva York. Ampliar foto
Miley Cyrus presentando su último tema en el programa "The Elvis Duran Z100 Morning Show" esta semana en Nueva York. AFP

No corren buenos tiempos para la canción protesta. Al menos en el pop comercial. A principios de febrero Katy Perry lanzaba el primer adelanto de su próximo álbum. La canción elegida fue Chained to the Rythm, y llamó la atención su mensaje de claro componente político. En el tema la californiana se preguntaba si “estamos locos” y planteaba que “no vemos los verdaderos problemas”. Perry fue una de las mayores activistas en contra de Donald Trump y a favor de Hillary Clinton. En plena efervescencia de la era Trump el público sin embargo no ha respondido a la diva y su propuesta no ha tenido el resultado esperado. Con el Despacito de Luis Fonsi en su versión dueto con Justin Bieber en el número 1 del Billboard, Miley Cyrus sí ha dado con la tecla en su regreso. Una canción sencilla que habla de un amor de playa que ha salido hace pocos días. A juzgar por la acogida en redes sociales, Malibu apunta a hit en un comienzo de verano donde el público parece que no quiere demasiadas complicaciones a la hora de escuchar música.

Katy Perry es una de las cantantes de mayor éxito de la historia y acumula nueve números uno. Es la única artista femenina en haber colocado en lo más alto de las listas cinco sencillos de un mismo álbum, y de hecho además de ella solo lo ha conseguido Michael Jackson con su disco Bad. Chained to the Rythm debutó en el cuatro y apuntaba a éxito rotundo al tratarse de su regreso después de tres años y medio, pero a la semana siguiente cayó al octavo puesto para desaparecer del top 10 inmediatamente después. Su siguiente apuesta antes de publicar el álbum completo ha sido Bon Appetit, un tema de letra sensual con un vídeo donde denuncia la cosificación que sufren las mujeres. Ha alcanzado una posición máxima de 76 en las listas.

Vídeo oficial de Chained to the Rythm

Perry ha tenido que rectificar y acaba de lanzar un nuevo single. Esta vez es una canción pop bailable en la que colabora con Nicki Minaj. Swish Swish utiliza un fragmento del clásico de Fatboy Slim Star 69 y en ella Perry se despacha a gusto con el que podría ser un ex y con todos sus haters. Por último, la cantante ha decidido ante la marcha irregular de los dos primeros singles que lo mejor es adelantar el lanzamiento del disco, del que ha confirmado esta semana el título. Se llamará Witness, verá la luz el 9 de junio y una gira mundial acompañará su promoción. El tiempo dirá si Katy Perry ha cambiado de rumbo a tiempo.

Katy Perry la semana pasada durante una actuación en California ampliar foto
Katy Perry la semana pasada durante una actuación en California AFP

En cambio, Miley Cyrus parece que está teniendo más suerte en su vuelta al tajo. Lo primero que ha hecho es declarar que ahora mismo está a años luz de la chica que comandaba una demolición en Wrecking Ball, y con su nueva canción presumen de reinvención. O mejor dicho, de vuelta a sus orígenes. En Malibu la diva apuesta por una balada con toques folk y country, sencilla, y con una letra clásica romántica. En medio de una auténtica marea de canciones pop-dance, Miley ha conseguido que la reacción del público a su canción sea más que buena, como asegura el director de una importante emisora estadounidense en una entrevista con Billboard. En pocos días la cantante ha regresado a las listas después de tres años, en el puesto 64 pero con visos de subir rápido a tenor del número de reproducciones digitales y de las 29.000 descargas cosechadas en el primer día de la medición. Llega el verano, y a juzgar por lo que indican las listas de éxitos, parece que el público solo quiere en la música una diversión y una forma de desconectar de los problemas.

Malibu, el nuevo videoclip de Miley Cyrus

Más información