Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Johnny Depp, una pesadilla en el plató por el alcohol y la impuntualidad

El actitud del actor marcó el rodaje de la última entrega de 'Piratas del Caribe' que se estrena el día 26

Johnny Depp, en el estreno de 'Piratas del Caribe', en China.
Johnny Depp, en el estreno de 'Piratas del Caribe', en China. REUTERS

Johnny Depp hace tiempo que dejó de ser aquel actor capaz de abarrotar salas de cine y dar taquillazos. Es más, según la revista Forbes el intérprete es el menos rentable de la industria —puesto que ha ocupado en 2015 y 2016—. Para ser concretos en las últimas cintas que en las que ha participado, Depp generó en taquilla apenas 2,8 dólares por cada dólar que se le pagó. Sin embargo, su rostro desquiciado, sus rastas y sus ojos delineados hacen que nadie más pueda interpretar al capitán Jack Sparrow y con esto el intérprete, de 53 años, se asegura que Walt Disney Studios seguirá contando con él cada vez que quiera hacer una nueva película de la saga.

Este 26 de mayo se estrena en España Piratas del Caribe: La venganza de Salazar y los medios solo hablan del excesivo ritmo de vida que lleva Depp. Hace dos semanas The Management Group (TMG), la empresa que se encargaba de administrar sus asuntos financieros, presentó en un documento de 45 páginas en los que especificaba los absurdos montos de dinero que el actor era capaz de gastar. Por ejemplo, entre sus gastos fijos se contempla que gasta 1,8 millones de euros al mes, que incluyen casi 640.000 euros al mes entre vinos, aviones privados y el mantenimiento de una plantilla de 40 personas. Y ahora para ponerle la guinda al pastel The Hollywood Reporter ha publicado un artículo en el que cuentan la pesadilla en que se convirtió el último rodaje de Piratas del Caribe, gracias a la actitud de Depp.

El productor Jerry Bruckheimer contó a The Hollywood Reporter que la presión que Depp estaba viviendo debido a los problemas matrimoniales que vivía con su ahora exesposa, Amber Heard, se reflejó en el set. “Hay que tratar de entender la clase de presión que Johnny estaba atravesando mientras estaba en Australia. Había días que los helicópteros lo perseguían todo el tiempo hasta su casa. Muchos medios de comunicación esperando fuera del set o de su residencia. Se inventaron muchas cosas como que Johnny había tenido una pelea en el estudio y que se había vuelto a EE. UU., algo que leímos mientras estábamos en su camerino”.

Aún y con la defensa de Bruckheimer fuentes cercanas a la producción aseguran que Depp bebía excesivamente, que se comportaba de manera violenta con Heard, y que además llegaba constantemente retrasado al set, lo que provocaba que cientos de extras tuvieran que esperar durante horas a que él llegara. Gente del equipo de producción incluso llegó a justificar su tardanza asegurando que “él no era una persona madrugadora”.

Johnny Depp, en el estreno de 'Piratas del Caribe' en China.
Johnny Depp, en el estreno de 'Piratas del Caribe' en China. AFP

“Hubo días en lo que tuvimos que cambiar toda la agenda de grabación. Pero lo que no se puede debatir en la pasión y compromiso que Johnny le pone a su personaje y a la franquicia”, justificó el jefe de producción Sean Bailey.

Algunas fuentes consultadas por The Hollywood Reporter, que prefirieron mantener el anonimato relataron que: “Cuando se despertaba y encendía la luz, alguien llamaba al productor y a los directores, diciendo que ya se estaba preparando. Incluso tenían un código especial para estos casos: ‘El águila ha aterrizado’. Johnny no tenía ni idea de esto”.

La impuntualidad del actor y su problema con el alcohol preocupaban a Tracey Jacobs, que en ese momento era su agente. Supuestamente una vez ella discutió con Bruckheimer, pues le decía tenía que hacer algo, que él era el productor y él reprochaba que quien tenía que hacer que llegara a tiempo y se comportara era ella. “Nadie se quería hacer responsable del tren que iba directo a estrellarse”, aseguran las fuentes. Que también rescatan que una vez llegaba Depp al estudio se convertía en “el yin y el yang”. “Siempre fue amable y carismático”.

Johnny Depp, con sus fans en China.
Johnny Depp, con sus fans en China. AFP

El rodaje se detuvo en una ocasión cuando Depp se lastimó un dedo. "Fue una herida bastante seria", contó Bruckheimer. Aunque muchos medios informaron de que la herida fue el resultado de una disputa matrimonial en la que el actor estaba borracho Bruckheimer asegura que no se supo qué paso con exactitud. "Realmente no lo sabemos. Se machacó el dedo con la puerta del coche, o con una puerta corredera. Hay muchas versiones sobre cómo se ocasionó la herida".

Ante tanto escándalo Johnny Depp ha preferido guardar silencio. Aunque en una entrevista con The Wall Street Journal   dijo que: "Es mi dinero. Si quiero comprarme 15.000 bolitas de algodón al día, es mi problema". Con esa respuesta zanjó la conversación acerca de su elevado tren de vida.