Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antídoto contra la edad: el dinero

Hollywood apuesta por Shirley MacLaine, Warren Beatty, Rachel Welch, Goldie Hawn, Glenda Jackson y De Niro

Goldie Hawn, en CinemaCon, en Las Vegas.
Goldie Hawn, en CinemaCon, en Las Vegas. Cordon Press

Ni bótox ni cirugía plástica. Según confirmó Morgan Freeman a este periódico, el único antídoto contra la edad que conoce Hollywood es el dinero. "Ni sexismo ni racismo ni viejismo. Yo no veo discriminación en la industria de Hollywood porque desde hace años lo único que manda es el dinero", asegura el actor, al borde de los 80. Si hay que tomar su carrera como ejemplo, está claro que Hollywood es un país para viejos. En los últimos dos años Freeman ha trabajado en una docena de películas y telefilmes. En su último estreno, Un golpe con estilo, no es el único veterano. El filme suma 246 años entre sus tres protagonistas, contando los 84 de Michael Caine y los 83 de Alan Arkin. O 321 si se añaden los 75 de Ann Margaret, también parte de esta comedia centrada en un grupo de jubilados que deciden robar un banco para recuperar las pensiones que les han sido arrebatadas en la actual crisis económica. Entre los cuatro también reúnen cuatro premios Oscar y 13 candidaturas a la misma estatuilla, ejemplo de lo que valen sus carreras.

Pero el valor es relativo porque a lo largo de los años son demasiados los ejemplos de gerontofobia en una industria enamorada de la carne joven. La miniserie FEUD, centrada en las carreras de Bette Davis y Joan Crawford, deja claro que el problema viene de antaño. La obra de Ryan Murphy muestra las dificultades que tuvieron estas grandes estrellas en la década de los sesenta una vez cruzado el umbral de los 50 como si fuera un problema actual. “Hollywood ha cambiado poco en materia de discriminación” dijo el autor.

Pero las tornas están cambiando. Robert de Niro, de 73 años, está más activo que nunca. Glenda Jackson ha vuelto al teatro a los 80 como protagonista de El rey Lear. Entre los grandes estrenos en Estados Unidos está la comedia de acción Snatched, que supone el regreso de Goldie Hawn a sus 71 años y tras tres lustros alejada de Hollywood. Además, en la actualidad comparten marquesina Shirley MacLaine (82), Warren Beatty (80) o Rachel Welch (76), que trabaja en How to Be a Latin Lover. "Hago oídos sordos a los que me llaman el último sex symbol. ¿Acaso Charlize Theron no es un sex symbol? Hubo un momento en el que Brad Pitt también lo fue. Y Angelina es una mujer bellísima y muy sexy. Todo depende de los ojos con los que se mira", comentó Welch a este diario.

El actor, Robert de Niro.
El actor, Robert de Niro.

Caine atribuye el resurgir de los más veteranos al éxito de películas como El exótico hotel Marigold (2012), con un reparto donde Judi Dench y Maggie Smith marcaban la media de edad. “Son muchos los espectadores de nuestra edad que se sienten subestimados y que se identifican con nosotros. La vida no se detiene cuando llegas a una edad”, puntualizó Ann Margaret. El género ya cuenta con su propio nombre: comedias de geriátrico, un término que hace reír a sus protagonistas. Lo que les gustaría a todos estos veteranos dispuestos a morir con las botas puestas no es solo continuar trabajando sino contar con historias que no hablen únicamente de la edad. “Yo simplemente me veo como un actor que se las apaña para sobrevivir como actor”, añade sin prestarle atención a la edad.

La actriz, Glenda Jackson.
La actriz, Glenda Jackson. Getty

Otra cosa es cómo les ven sus compañeros de viaje. A pesar de que la media de edad de los miembros de la Academia está por encima de los 60 y que algunos de los grandes directores como Clint Eastwood, Woody Allen o Roman Polanski han cruzado los 80, las películas que van protagonizando estos veteranos son escasamente reconocidas a la hora de los premios. Como señaló un estudio de la Universidad del Sur de California, tan solo un 11,8 % de los candidatos al Oscar supera los 60 años.

Más información